HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 16:19 CET
Jueves, 12/09/2019

Expositor

Alcalde por la ley del mínimo esfuerzo

Publicado: 03/06/2019 ·
10:21
Actualizado: 03/06/2019 · 10:21

La ceremonia del flirteo postelectoral, con sus miradas cómplices o huidizas, con su desconfianza ciega o su esperanza quebradiza, se reproduce entre ...

La ceremonia del flirteo postelectoral, con sus miradas cómplices o huidizas, con su desconfianza ciega o su esperanza quebradiza, se reproduce entre pasillos consistoriales como si no hubiera ya un mañana concebido por quienes, verdaderamente, tienen la última palabra. A estas alturas da casi lo mismo que el alcalde en funciones de Jaén, Javier Márquez, adopte otra vez, como cuando se decidía la identidad del primer candidato del PP jienense al Senado, hace poco más de dos meses, la actitud del avestruz que se abstrae de la tensión latente metiendo la cabeza en el agujero de un viaje, políticamente hablando, hacia ninguna parte. Aquí me las den todas. Allá por la segunda quincena de marzo, Cuqui, ni corto ni perezoso, mantuvo su plan programado de marcharse a Austria pese a la insistencia con que el presidente provincial de su partido, Juan Diego Requena, discutía ante ‘Génova 13’ y ‘San Fernando 39’, en esas horas decisivas, el perfil más idóneo –el suyo, y no el del regidor jaenero-, para encabezar la candidatura popular a la cámara alta. Hoy, después de haber perdido claramente las elecciones municipales ante el PSOE, 11 a 8, Márquez no se afana en convencer a María Cantos del efecto benéfico que para la ciudad de Jaén tendría un gobierno tripartito a la andaluza -¿La habrá llamado ya, al menos?-, ni siquiera de garantizar el respaldo incondicional de Salud Anguita a esa entente, sino que se limita a confirmar, por encima de cualquier otra urgencia, su viaje previsto a Turquía. Así se las ponían a Fernando VII. ¿A cuento de qué cancelar tan fascinante excursión otomana si quien posee mayor ascendencia sobre la mandamás de Vox es el número dos de la lista de Cuqui, su maestro jurídico, Javier Carazo, y el que mejor se trabaja históricamente el microcosmos naranja –su hija Sara fue cuarta en la candidatura de Cs de 2015 que lideró Salud Anguita- no puede ser otro que Miguel Segovia, abogado de ‘San Clemente 15’, esposo de la flamante congresista María Luisa del Moral y simbólico 27º en la lista de Cuqui? Puede volar en paz nuestro ‘excelentísimo’, puesto que de esculpir la gobernabilidad a partir del 15 de junio se encargan muy concienzudamente los dos grandes hermanos de la derecha pepera presente, Carazo y Segovia.

Los más de cinco mil votos de ventaja que sacó el ‘26M’ el PSOE de Julio Millán al PP de Javier Márquez y el hecho de que los populares lleven muchos más años que su rival gobernando el ruinoso ayuntamiento capitalino –jalonados últimamente por esos presuntos casos de incumplimiento de los deberes del servidor público, al dictar supuestas resoluciones arbitrarias a sabiendas de su carácter injusto y contrario a la Ley, que dice combatir a toda costa Cs a través de su programa dirigido a la ‘regeneración democrática’ y que primó la alternancia en Andalucía tras 37 años ininterrumpidos de gobierno del PSOE-, se antojan causas menores si las comparamos con la inmejorable relación institucional que sostienen Cuqui y el primer dirigente regional naranja, vicepresidente de la Junta, Juan Marín. María Cantos, con todo, recordando que su proyecto político nació en Jaén, y sólo para Jaén, del seno de la sociedad civil y, más concretamente, del movimiento vecinal, reclama a la cúpula de su actual partido que decida acerca de la política de pactos en Jaén teniendo muy presente la opinión de los suyos. Para que Cantos termine de decantarse, ni que decir tiene, jugará papel fundamental la decisión al respecto de los otros tres concejales electos del grupo: dos compañeros en OCO de la ex dirigente vecinal, Paco Díaz y Miguel Castro, y la cuarta de la lista, María Refugio Orozco, de distinta extracción, y, cuentan, más cercana al acuerdo con PP y Vox. En resumidas cuentas, el PSOE de Julio Millán, aun jaleando ya el principio del cambio, es plenamente consciente de que todo hubiera sido más fácil junto a ‘Adelante’ y ‘Jaén, Sentido y Común’ (2013 votos inútiles), integradas ambas en una sola marca electoral, que con una formación naranja que viene dejando meridianamente claro cuáles son sus preferencias en materia de alianzas postelectorales. En Linares y Alcalá, Raúl Caro y Ángel Montoro, bisbisea el entorno, prefieren el azul al rojo. ¿Entienden mejor, así, por qué se va, despreocupadamente, Cuqui a Estambul?

Las izquierdas, entre ellas, tampoco se fían. El pacto a la siniestra en Begíjar, por ejemplo, como hace cuatro años, dependerá de lo que se cueza en Villatorres. En Rus, Cs y PP, con tal de chafar la alcaldía al PSOE, estarían dispuestos a investir a la (única) concejal de IU. La continuidad de los gobiernos del andujareño Paco Huertas y del marteño Víctor Torres virará necesariamente a la izquierda. La suerte de los pactos, a estas alturas del telediario, en definitiva, es pura quimera.

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Manuel Expósito

Manuel Expósito es director general de Medios Jienenses así como director de Multimedia Jienense

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana centrada en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG
Publicado: 03/06/2019 ·
10:21
Actualizado: 03/06/2019 · 10:21
chevron_left
Ganar, ganar...y volver a ganar
chevron_right
Entre el ser y la nada