El tiempo en: Andalucía
Viernes 04/12/2020

España

El desabastecimiento de fármacos se duplica en los últimos 5 años

En la mitad de los casos por problemas de fabricación o de capacidad de las empresas comercializadoras

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Medicamentos.

El desabastecimiento de fármacos, especialmente los destinados a enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo y metabólicas, infecciones y cánceres, se ha duplicado en los últimos 5 años en España, en la mitad de los casos por problemas de fabricación o de capacidad de las empresas comercializadoras.

Así lo pone de manifiesto el informe "El desabastecimiento y la escasez de medicamentos" elaborado por la fundación Salud por Derecho y la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) para la campaña "No es sano" a partir de datos de las agencias española y europea del medicamento (AEMPS y EMA, respectivamente).

En España, las notificaciones de desabastecimiento de fármacos ha pasado de 700 en 2015 a 1.650 en 2019; según la AEMPS, el año pasado el 7,1% tuvieron un gran impacto, sin que hubiese una sustitución posible del medicamento, y en la mitad de los casos, la falta de suministro se prolongó durante más de tres meses.

Mientras, el 9,7 % tuvo un impacto medio y las sustituciones necesitaron de la intervención del prescriptor.

En el 16 % de las ocasiones se debió a situaciones inesperadas de incremento de la demanda y en un 12 % a dificultades para conseguir el principio activo, mientras que un 52 % fueron por problemas de fabricación o de capacidad de las empresas titulares de comercialización.

Además, estas carencias afectaron con mayor frecuencia a los medicamentos para enfermedades cardiovasculares, los antinfecciosos, los antineoplásicos e inmunomoduladores y los destinados a dolencias del sistema digestivo o enfermedades metabólicas; las compañías que más notificaciones emitieron a la AEMPS en 2019 fueron Pfizer, Mylan y Sanofi.

Pero este problema no solo se da en España y se ha visto acelerado por la crisis de la covid, asegura el documento, sobre todo por la excesiva dependencia de un escaso número de productores de materias primas necesarias para la fabricación de los medicamentos, como ha ocurrido con la hidroxicloroquina.

De hecho, las organizaciones denuncian la opacidad en torno a las verdaderas causas del desabastecimiento, provocado en muchas ocasiones por estrategias comerciales de la industria farmacéutica para "presionar a los gobiernos al fijar los precios" o para favorecer la entrada al mercado de fármacos más rentables.

Como ejemplo, recogen el caso de la adrenalina autoinyectable, utilizada para reacciones alérgicas graves en niños y adultos, y cuya comercializadora retiró del mercado cuando el Ministerio de Sanidad intentó bajar su precio de 42,09 a 35,81 euros.

Ante esta situación, proponen endurecer las medidas recogidas en el Plan de garantías de abastecimiento de medicamentos contra las empresas que ya han tenido problemas de suministro anteriormente, así como el desarrollo de una política de sanciones para quienes incumplan los compromisos de suministro.

También apuestan por garantizar la transparencia pública sobre los motivos de los desabastecimientos, así como impulsar estrategias de producción pública de medicamentos y terapias esenciales aprovechando los recursos propios del Sistema Nacional de Salud o fijar precios a partir de los costes de fabricación e investigación.

COMENTARIOS