Actualizado: 17:09 CET
Lunes, 28/09/2020

España

La jueza decana de Madrid critica el parón judicial: no debe volver a pasar

La jueza decana de Madrid, María Jesús del Barco, ve "lamentable que un servicio fundamental como la administración de Justicia haya estado paralizado"

  • María Jesús del Barco.

La jueza decana de Madrid, María Jesús del Barco, ve "lamentable que un servicio fundamental como la administración de Justicia haya estado paralizado" durante el estado de alarma, centrado solo en servicios esenciales, y tiene claro que no debe parar si vuelven a aplicarse medidas de confinamiento.

Desde su despacho en la Plaza Castilla ha vigilado de cerca la mínima actividad de los juzgados durante el estado de alarma y, en una entrevista con Efe, destaca el trabajo realizado por los jueces de guardia y los órganos encargados de resolver los asuntos clasificados como esenciales, pero es muy crítica con el parón generalizado.

"No ha habido funcionarios y sin funcionarios no podemos trabajar. Yo creo que sí se podía haber vuelto antes", señala esta magistrada, que recuerda que son el ministerio y las comunidades autónomas quienes tienen competencias en materia de personal y apunta a la "presión" de los sindicatos a la hora de determinar el regreso de las plantillas.


Si se vuelve a decretar un estado de alarma y un confinamiento generalizado, afirma la también portavoz de la Asociación Profesional para la Magistratura (APM), mayoritaria en la carrera, habría que dimensionar las plantillas en cada oficina, ver cuántas personas pueden trabajar de forma presencial y cuántos teletrabajar.

"No podemos pretender que administración haga ahora el esfuerzo de dotar a todos los funcionarios de un portátil, es muy complicado, especialmente en una situación de crisis", señala Del Barco, que recuerda también que muchos procedimientos, por su antigüedad, siguen teniendo la documentación en papel.

El "papel cero", dice, todavía no existe en Madrid, aunque reconoce que será "factible" tarde o temprano.

Sabe que hay que "apostar" por las nuevas tecnologías si la Justicia no quiere quedarse atrás, pero también es consciente de que eso "requiere dinero" y no ve suficientes los 50 millones de euros destinados por el Gobierno para el plan de choque que busca evitar el colapso de los juzgados ni las medidas contempladas en él.

"La administración de Justicia va a empeorar, pero no es que antes estuviera bien", explica la decana de Madrid, un territorio que ya antes de la pandemia necesitaba un tercio más de los juzgados que tiene y donde en algunos órdenes se doblaba la carga de trabajo fijada por el Poder Judicial.

No tiene aún previsiones sobre el volumen de trabajo que se espera en la capital y admite con franqueza que le da "pavor" porque "va a ser tremendo": "Sales a la calle y ves comercios cerrados, restaurantes que no han abierto... Es gente despedida que reclamará su indemnización".

Demandas por falta de medios de protección durante la pandemia, divorcios, la necesidad de renegociar las pensiones alimenticias a causa de la crisis económica y otros conflictos de familia también llenarán las mesas de los jueces, a quienes a veces, opina Del Barco, se acude demasiado: "Hay muchas cosas que no tendríamos que estar diciendo, como el menú o el vestido de la comunión".

Y aunque no es partidaria de implantar de forma generalizada figuras extrajudiciales como la mediación -de la que sostiene no hay cultura en España-, sí opina que en algunos asuntos muy tasados como los pleitos bancarios o las reclamaciones aéreas debería intentarse.

A favor de la posibilidad de dictar sentencias orales en algunos casos por el ahorro de tiempo que supone, Del Barco recela algo más de los juicios telemáticos generalizados dado lo "fundamental" de ver al testigo y percibir los matices, y reconoce que en las primeras semanas de regreso a la normalidad hubo "alguna dificultad" en este tipo de vistas pero "poco a poco" se van implementando.

Sobre el plan de Justicia de otorgar la dirección de la investigación penal a los fiscales, Del Barco afirma que ya hay una figura "independiente" para instruir, los jueces, y que para abordar esa reforma de la ley primero se debería modificar la "dependencia jerárquica" de los fiscales, cuya máxima representante, la fiscal general del Estado, es nombrada por el Gobierno.

La jueza decana es crítica con la actuación desempeñada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) durante el estado de alarma, y sostiene que el órgano de gobierno de los jueces debería "haber liderado" el funcionamiento de la administración de justicia.

"Tienes que liderar la carrera y los jueces tienen que confiar en el CGPJ", apunta la portavoz de la APM al tiempo que lanza un mensaje a los políticos para que aborden la renovación de un Consejo que lleva casi dos años en funciones y de una parte de los magistrados del Tribunal Constitucional que cumplieron su mandato hace ocho meses.

"Hay que hacerlo ya. Es por salud constitucional", dice tajante Del Barco.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El modelo de Estado, en el debate político: ¿es España monárquica?
chevron_right
Puigdemont sobre JxCat: "Tenemos que acabar con la confusión que hemos generado"