El tiempo en: Andalucía
Viernes 23/02/2024  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

España

Grecia impide a un barco con españoles zarpar hacia Gaza

El grupo de 24 activistas tuvo que pasar la noche en el barco ?Gernika?.

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
  • El barco español en puerto -
Los activistas españoles que participan en la segunda flotilla humanitaria a la Franja de Gaza denunciaron el desamparo que sufren del Ministerio de Asuntos Exteriores y de la embajada de España en Grecia al permanecer rodeados por patrulleras de este país para impedir que puedan zarpar.

Por ello, enviaron una carta a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, para solicitarle una reunión urgente en la cual puedan abordar la inmovilización de los españoles que forman parte de la flotilla.

Un grupo de 24 activistas de la campaña Rumbo a Gaza pasó toda la noche del viernes en el barco Gernika cercados por dos embarcaciones de la marina griega, según informa este colectivo en un comunicado.

Las autoridades de Atenas ordenaron prohibir la salida desde sus puertos de los barcos de la II Flotilla de la Libertad, integrada por una docena de buques y 500 activistas de varios países.

La intención es romper el bloqueo al que Israel somete a Gaza desde 2007 y llevar material de primera necesidad a la población de este territorio palestino.

El grupo español criticó que ni el embajador de España en Grecia, Miguel Fuertes, ni el Ministerio de Asuntos Exteriores se hayan interesado por su situación.

Este hecho pone de manifiesto su “complicidad con los gobiernos griego e israelí” para evitar la salida de la flotilla, apunta el comunicado.

La plataforma reclamó al embajador que se ponga en contacto con las personas que están en el Gernika para que interceda en su favor y dé la debida protección consular.

También advierten a la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, de que será responsable de “cualquier percance que pudieran sufrir” y le exigen que aclare cuál es su postura acerca de la decisión de inmovilizar los barcos.

“Da la impresión de que la única función de las embajadas españolas es defender los intereses económicos y financieros de las grandes empresas, y no a los ciudadanos”, añade la nota.

El escritor Santiago Alba Rico, que se encuentra en el Gernika, acusó al Gobierno español de “colaboración y complicidad” y se ha quejado del “abandono” por parte de la embajada.

“Nadie puede impedirnos navegar a Gaza. No hay una sola ley del derecho internacional o local griega que lo prohíba”, aseguró.

En la misiva remitida a Trinidad Jiménez, Rumbo a Gaza pide a la ministra que les comunique qué gestiones está llevando a cabo para solucionar una situación que consideran “ilegal” y contraria a las leyes españolas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN