Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 18/01/2022  

España

Al Qaeda reconoce la muerte de Bin Laden y clama venganza

La organización terrorista Al Qaeda confirmó este viernes la muerte de su líder Osama bin Laden y amenazó a Estado Unidos con vengarle.

Publicidad Ai
  • Reacciones tras su muerte.
La organización terrorista Al Qaeda confirmó este viernes la muerte de su líder Osama bin Laden y amenazó a Estado Unidos con vengarle, cinco días después de que el dirigente terrorista fuera asesinado por tropas estadounidenses en Pakistán.

En un comunicado divulgado en una página web usada habitualmente por grupos islamistas, Al Qaeda aseguró que la sangre de Bin Laden no ha sido derramada en vano y sentenció que continuarán con los ataques contra los estadounidenses y sus aliados.

"El jeque Osama no construyó una organización para que muriera con su fallecimiento y desaparezca con su partida. La religión de Dios permanecerá y también la guerra santa por Dios", subraya el texto, titulado "Comunicado sobre el martirio del jeque Osama bin Laden".

El grupo terrorista expresa su compromiso con "proseguir por la senda de la yihad (guerra santa) que recorrió Osama bin Laden y sus hermanos compañeros, sin vacilar ni titubear",

"La sangre de nuestro jeque muyahidín (guerrero santo) es muy valiosa para nosotros y para todo musulmán para que se pierda en vano, permanecerá como una maldición que perseguirá a los estadounidenses y sus agentes", asegura el grupo.

En este sentido, Al Qaeda afirma que esta maldición seguirá tanto a los estadounidenses como a sus aliados "dentro y fuera de sus países".

"Muy pronto, con la cooperación de Dios, sus alegrías se van a convertir en tristezas y su sangre se va a mezclar con sus lágrimas", amenaza.

En el texto, destacan un juramento hecho por Bin Laden que dice: "Ni EEUU ni sus residentes van a gozar de la seguridad hasta gocen de ella nuestros familiares en Palestina, y los soldados del islam van a continuar unidos y planeando (ataques) sin descanso".

El comunicado, que se lo atribuye la jefatura general de la organización Al Qaeda, anuncia además que la organización posee una cinta con un mensaje de Bin Laden que van a hacer pública próximamente.

Este audio fue grabado supuestamente por Bin Laden una semana antes de su muerte, pero la nota no adelanta el contenido del mensaje ni especifica cuándo será dado a conocer.

Bin Laden murió el pasado lunes al recibir disparos en la cabeza y en el pecho durante una operación de comandos estadounidenses, que asaltaron la residencia en la que se ocultaba, en la localidad de Abbottabad, en las afueras de Islamabad.

El paradero del líder de Al Qaeda fue una gran incógnita para EEUU, que desde los ataques terroristas del 11S centró su búsqueda en la frontera entre Afganistán y Pakistán.

En cuanto a la implicación de este último país en el asesinato, Al Qaeda hace un llamamiento a los musulmanes pakistaníes, a los que insta a levantarse para "limpiar esta vergüenza y su país de los estadounidenses".

"El jeque Osama -continúa el texto- no fue un profeta enviado durante el siglo XX, sino un hombre del pueblo musulmán que se aferró con fuerza al Corán y renunció a su vida por lograr el cielo, y Dios lo enalteció como él enalteció su religión, y lo enorgulleció, como él enorgulleció su palabra".

En la nota abundan los elogios a Bin Laden al que califican de "león del islam" y de "jeque general de la yihad en el mundo", mientras que un segundo título del texto reza: "Has sido bueno en la vida y has muerto como un mártir".

"Ha culminado la vida del jeque de la yihad en esta época para que su sangre, su palabra y posiciones permanezcan como un espíritu vigente en las siguientes generaciones de nuestro pueblo islámico", agrega, con el fin de despejar cualquier duda de que la muerte del líder pueda debilitar el objetivo de su lucha.

Al respecto, Al Qaeda subraya que el pueblo musulmán está hoy "aferrado más que nunca a su religión y dispuesto al sacrificio por su credo, y con fuerza para hacer frente a sus enemigos".

Al Qaeda meditaba atentar en trenes de EEUU por el aniversario del 11-S

Terroristas de Al Qaeda meditaron atentar contra la red ferroviaria estadounidense con motivo del décimo aniversario de los atentados del 11-S, que tendrá lugar este mismo año, según han informado fuentes del Gobierno estadounidense, las cuales han accedido a la información recabada en el complejo donde se ocultaba el líder de la red terrorista, Osama Bin Laden.

Al parecer, éste y sus socios habían comentado o incluso comenzaban a preparar un atentado de esta naturaleza. Una posible estrategia sería que alguien tratara de hacer descarrilar el tren, pero nada hace pensar que los terroristas habían comenzado a desarrollar la operación.

Tanto el Departamento de Seguridad Interior como otras agencias públicas han estado revisando la información obtenida en el complejo paquistaní donde se refugiaba Bin Laden, hasta que fue abatido por fuerzas norteamericanas el pasado domingo.

Otra fuente había informado antes de que Al Qaeda ideó en febrero de 2010 un atentado contra los trenes, ataque que ocurriría aproximadamente en torno al 11 de septiembre del presente año, si bien los agresores no se ceñían a una fecha determinada.

El propio portavoz del Departamento de Seguridad Interior, Matthew Chandler, ha comentado que "no está claro si se han llevado a cabo nuevos planes desde febrero del año pasado". Sin embargo también matizó que estas conjeturas se basan en "información inicial, que a menudo es errónea o inexacta y sujeta a cambios".

Tres agentes de orden público y seguridad nacional de Estados Unidos habían revelado a Reuters que la amenaza citada en el boletín de Seguridad Interior data de hace un año.

Ya en 2008 las autoridades norteamericanas advirtieron de una posible amenaza terrorista contra los sistemas de transporte en la ciudad de Nueva York y alrededores, precisamente durante el fin de semana del 'Día de Acción de Gracias'.

El año pasado un inmigrante afgano se declaró culpable en Nueva York de haber planeado una campaña de atentados suicidas contra el metro de Manhattan, en lo que la Administración consideró como una de las más graves amenazas terroristas desde el 11-S.

TE RECOMENDAMOS