HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:09 CET
Miercoles, 26/02/2020

En román paladino

Discrepancias

Publicado: 09/01/2020 ·
09:17
Actualizado: 09/01/2020 · 09:17

Pedro Sánchez ha recuperado el centro de la vida política tras el trabajo entre bambalinas

La verdadera discrepancia que hay es entre el comportamiento solidario y responsable de la mayor parte de la sociedad española y la diferencia evidente con la llamada “clase política “, término generalmente rechazado por los interesados, pero que la gente de a pie identifica como “ los políticos”.

El espectáculo vivido en el Congreso no lo comparte la mayoría de la población porque es más pacífica,  respetuosa y dialogante, salvo en algunos accidentes de tráfico y en  determinados partidos de fútbol.  Basta repasar nuestra posición en el ranking mundial de donación  de órganos y trasplantes o de adopciones. ACNUR también reconoce a los españoles como líderes mundiales en acogida a los refugiados. Es la España envidiable y ejemplar.

Ya hay presidente del gobierno. Pronto habrá gobierno, con un leve retraso para que el presidente lo presente en sociedad -primero al rey- y el parlamento podrá componer las comisiones para su control. Es deseable que se rebajen - incluso que desaparezcan- algunos epítetos de los escuchados estos días. Ese nivel, tan cercano al suelo, resulta insoportable.

La gente votó, salió un gobierno que disgusta a muchos - por los apoyos recibidos que, en su opinión , no son los mejores (“me importa  un comino, se llegó a decir, la gobernabilidad de España”) pero ningún otro partido quiso bajarse de sus posiciones ideológicas máximas para haber hecho posible otro de un gusto más amplio.

Así que nos encontramos con un gobierno que la mayoría acepta y los ciudadanos esperan ver pronto  medidas innovadoras y justas.

Pedro Sánchez ha recuperado el centro de la vida política tras el trabajo entre bambalinas para lograr,  tras dos intentos fallidos de investidura, el primer gobierno de coalición de la política española desde la Transición.

Los gobiernos de Franco eran de coalición entre falangistas, tecnócratas, propagandistas católicos, tradicionalistas,  opusdeístas... pero sólo él era el único poder real que dejaba sin opciones en un santiamén a cualquiera  de estas familias del régimen en unos gobiernos que no necesitan ni investidura ni votaciones. Sólo precisaban lealtad al jefe, que lo era de todos los poderes.

Ahora es más complicado porque la democracia lo discute todo, lo cuestiona casi todo y los actores políticos e institucionales quieren ocupar sus espacios para que el reparto entre los  poderes sea equilibrado. La democracia justamente por ello es más rocosa y resistente que las dictaduras, que, cuando caen, lo hacen de golpe.  Colapsan.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Román

Rafael Román es profesor universitario, miembro del PSOE, exconsejero de Cultura y expresidente de la Diputación de Cádiz

En román paladino

El autor aborda en su espacio todos los aspectos de la actualidad política tanto de España, Andalucía y la provincia de Cádiz.

VISITAR BLOG
Publicado: 09/01/2020 ·
09:17
Actualizado: 09/01/2020 · 09:17
chevron_left
Legislatura larga
chevron_right
¿A dónde vuelven?