Actualizado: : CET
Lunes, 23/04/2018
ESTÁS EN:

El eterno debate

Desde la llegada de Vicente Del Bosque al banquillo de la selección española siempre se ha establecido el mismo debate: la necesidad o no de jugar con doble pivote

Desde la llegada de Vicente Del Bosque al banquillo de la selección española siempre se ha establecido el mismo debate: la necesidad o no de jugar con doble pivote.

Pues bien, además de que el bueno de Del Bosque se ha ganado el derecho a que todos confiemos en sus decisiones, la ‘cabezonería’ del seleccionador en este aspecto tiene su explicación.

Además del lujo que tenemos pudiendo disponer de una dupla de medioscentros del nivel de Xabi Alonso y Busquets, las razones van más allá de todo eso. La selección española está dotada de un sistema ofensivo brillante en el que los cuatro más ofensivos (tres mediaspuntas y un delantero) gozan de una gran movilidad y capacidad de asociación creando pequeñas emboscadas al rival. El problema viene cuando se pierde el balón en esas situaciones. Tras pérdida España sufre y ahí es donde juega un papel fundamental el mencionado doble pivote. Tanto Busquets como Xabi Alonso son unos superdotados tácticamente hablando, algo que tiene fascinado al seleccionador y que hace que les considere absolutamente indiscutibles. Basculaciones perfectas, ayudas en la presión y buen trato de balón son cualidades que reúnen estos dos jugadores y que les hacen dos de las apuestas de fútbol más seguras en la transición ataque-defensa.

Se habla mucho de que Cesc Fábregas o Pedro podrían dotar de un carácter más ofensivo al equipo, pero restaría capacidad de trabajo al equipo, otro de los factores importantes de esta decisión. Prácticamente todos los jugadores de la selección disputan alrededor de sesenta partidos anuales en el mejor de los casos, algo que les hace llegar a los torneos post temporada con una acumulación de partidos importante. Esto resta mucho trabajo de presión especialmente en los jugadores menos sacrificados, que suelen ser los atacantes. De ahí la necesidad de contar tanto con Xabi como con Busquets para realizar el mencionado ‘trabajo sucio’, del que son unas de las mejores apuestas online. Por esto, el eterno debate del doble pivote me parece tan estéril como necesarios son estos dos brillantes jugadores.

Así, lo bueno de esto es que refleja que la selección tiene muchas alternativas y todas ellas de muy alto nivel. Pero lo que es evidente es que Xabi y Busquets son titularísimos, como diría Pellegrini.

COMENTARIOS