HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 18:13 CET
Lunes, 23/07/2018
ESTÁS EN:

El Dedo

Cuatro jinetes

¿Imaginan un escenario en que guardias y policías se hubieran abierto paso a través de sus propios medios, ante esa masa infinita?

canalla, antisistema, ruin, lesivo, engreído y soberbio, estas son las cualidades que rezuma por los cuatro costados de su cuerpo aquel cuyo nombre está formado por las iniciales de los calificativos antes descritos.

El apellido ya lo saben, Puigdemont del PdCat que, junto con Oriol Junqueras, de Esquerra Republicana de Catalunya, Jordi Sánchez de la ANC y Jordi Cuixart de Ómnium Cultural, forman un cuarteto que bien podría definirse como los cuatro jinetes del Apocalipsis dispuestos a acabar con el mundo o, como en este caso, sumir a Catalunya en las más absoluta de las miserias y, de paso, arrastrar al resto de España sumiéndola en ese mar de falsedades que ni ellos mismos se las creen.

Estos cuatro mastuerzos, manejados como títeres y sometidos bajo el pie de la CUP, difunden imágenes al resto de Europa de las fuerzas de seguridad del Estado exagerando las actuaciones de los mismos y resaltando el comportamiento de los Mossos d'Esquadra que, como verdaderos mensajeros de la democracia, permitieron que se acorralara a guardias civiles y policías nacionales, hasta llegar al extremo de tener que ser rescatados.

¿Imaginan un escenario en que guardias y policías se hubieran abierto paso a través de sus propios medios, ante esa masa infinita que les insultaba y escupía al grito de libertad y democracia? ¿De verdad podemos pensar que eso es democracia?

Y qué decir de la santa municipal, acusándolos de agresión sexual; “te has colao, hija” y, como no aportes pruebas que sustenten tan infame afirmación, vas a tener problemas ante los tribunales. Todos sabemos que tú también formas parte de la banda y que, junto con ellos, terminaréis dando con los huesos en la cárcel.

El miedo es libre y espero que el próximo lunes día 9 el Carles no proclame la independencia de Cataluña por el bien de los catalanes y de todos los españoles.

COMENTARIOS