HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Domingo, 15/09/2019

Editorial Sevilla

El color de nuestras calles

Emasesa está siendo sensible a las ideas de Queraltó y otros arquitectos sevillanos y comienza a recuperar los tradicionales adoquines de Gerena

El que fue delegado de Infraestructuras  durante los mandatos de Luis Uruñuela y de Manuel Del Valle como alcaldes, Javier Queraltó, lidera una corriente de arquitectos preocupados por el hecho de que Emasesa, cuando sustituye redes de agua y alcantarillado, acomete también la nueva pavimentación de las vías públicas cambiando el diseño, las aceras, los alcorques y materiales, sin someter estos proyectos a la Comisión Local de Patrimonio y sustituyendo los tradicionales y coloridos adoquines de Gerena por otros, uniformemente grises, de Quintana de la Serena (Extremadura).

Al parecer, los técnicos municipales prefieren estos últimos porque son más lisos y absorben más el ruido que genera el tráfico rodado, pero esa predilección ha supuesto, tal como vienen denunciando Queraltó y sus seguidores, la pérdida de los distintos cromatismos que caracterizan al clásico adoquín de Gerena, los cuales se ponen de manifiesto aún más cuando llueve. Afortunadamente, y hay que felicitarse por ello, Emasesa se está haciendo eco de las propuestas de estos arquitectos sevillanos y ha empezado a recuperar el pavimento tradicional. Ahora, en las reurbanizaciones del casco antiguo, como en San Julián y en San Vicente, está incorporando adoquines de Gerena en la parte central de la calzada y junto a los bordillos, de forma que pervivan al menos en parte estas señas tradicionales de la ciudad. 

COMENTARIOS

chevron_left
Un tranvía que no se justifica
chevron_right
Cotorras, el fin y los medios