HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:20 CET
Jueves, 21/11/2019

Editorial Sevilla

La vuelta a los orígenes

La intervención municipal en el mercadillo de El Jueves era más que necesaria para recuperar su espíritu tradicional

El gobierno local y la asociación de comerciantes que  participaban en el  mercadillo de El Jueves -probablemente el más antiguo del mundo, ya que existen referencias al mismo desde el siglo XIII- firmaron en el año 2010 un convenio por el que se reguló la instalación de los 124 puestos de venta que se habían autorizado nueve años antes. En el tiempo transcurrido desde entonces se había ido produciendo una progresiva desvirtuación del espíritu del mercadillo, de siempre orientado a la venta de antigüedades y de objetos relacionados con el mundo del coleccionismo, ya que se estaba comercializando cualquier cosa, hasta ropa, calzado e incluso electrodomésticos.

Asimismo, la afluencia incontrolada de nuevos vendedores había provocado un desbordamiento: el mercadillo se había extendido más allá de sus límites tradicionales, la calle Feria y la plaza de Montesión. Como consecuencia, se acabó provocando tensiones con los vecinos del entorno y además un riesgo para la seguridad en caso de una emergencia, ya que estaban colapsadas las calles, sin ninguna vía de evacuación. Se imponía la intervención del Ayuntamiento para encauzar la situación y delimitar la zona de venta y el número de puestos. Unas medidas que han significado la vuelta a los orígenes de El Jueves y que han redundado en beneficio del vecindario, de los vendedores tradicionales y de la imagen de la ciudad.

COMENTARIOS

chevron_left
Presión sobre el Alcázar
chevron_right
Los efectos del vandalismo