El tiempo en: Andalucía
Viernes 04/12/2020

Cádiz

Otro partido marcado por el VAR

Tras cuatro minutos de revisión en la pantalla, el árbitro anuló el único gol del partido, obra de Negredo en los primeros minutos

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai

No pudo ser y de nuevo por el VAR, que parece empeñado en fastidiar esta temporada al Cádiz, esta vez sirviendo como herramienta milimétrica para anular un gol de Negredo nada más empezar el partido.

Llegaba el Cádiz CF al duelo de submarinos con la moral por las nubes tras el impresionante triunfo en la visita al Real Madrid. Pero no había lugar a la confianza porque el Villarreal hace ya tiempo que es otro equipo llamado a estar arriba, no en el peldaño más alto, pero sí buscando posiciones europeas como la temporada pasada.

Además, los cadistas lo tenían claro: el objetivo es salvar la categoría y haber ganado en Madrid son tres puntos, sin más. La liga será larga, muy larga.

Apostó Cervera de inicio por el mismo once titular que había ganado a los blancos ¿para qué tocar lo que funciona bien?

Poco tardó en llegar el primer gol y con él la primera polémica. Álex botó una falta lateral y un despeje malo de la defensa visitante permitió a Negredo abrir el marcador… o eso parecía porque tras cuatro minutos de revisión milimétrica del VAR se anuló. El árbitro pitó un fuera de juego de Lozano que, en caso de serlo, no pasaría de un par de centímetros y a causa de su brazo, exigua distancia en un terreno de juego de 105 metros. Aparte de eso, parece que también podía romper el fuera de juego Alcácer, que estaba en la barrera más retrasado. Pero así está la cosa, un día el árbitro se niega a revisar un penalti escandaloso y al siguiente se miden hasta los pelos del brazo de un delantero para ver si tenía ventaja en su posición. De locos.

Negredo tendría que esperar para dedicarle a Augusto un gol válido, ya que su carrera hacia la grada para abrazar al mediocentro finalmente no sirvió. Y era el primero en buscar con ahínco la portería visitante. El Cádiz, muy bien posicionado atrás y sin dejar espacios, quería sumar de nuevo tres puntos en casa a costa de un Villarreal que conforme pasasen los minutos notaría el cansancio de su partido europeo.

Sin embargo, aunque los de Cervera no sufrían tampoco llegaban con claridad. Rozando la media hora, Lozano disparó muy desviado un pase de Álex desde la izquierda. La movilidad de los dos puntas cadistas era tremenda, así como el trabajo de Álex y Salvi, aunque el sanluqueño sin fortuna en los centros de momento.

Un pase de José Mari a la línea de fondo terminó con Salvi llegando para centrar muy forzado. El balón fue atajado con facilidad por Asenjo y el acercamiento no se consideró ni oportunidad de gol, pero sí una señal de que los amarillos rondaban más la portería contraria que el Villarreal.

Con un disparo desviadísimo de José Mari se cerró la primera parte, marcada sin lugar a dudas por la jugada del gol anulado.

Sin cambios se reanudó el partido y el primer acercamiento fue visitante. Un centro venenoso por la izquierda obligó a Ledesma a despejar a ras de suelo. Muy atento el argentino una vez más pese al poco trabajo que tenía.

Una jugada muy parecida, pero con Espino de protagonista fue la réplica de un Cádiz ahora más agazapado por el paso adelante que había dado el equipo de Emery.

Pasada la hora de partido y sin nada que contar Cervera tomaba cartas en el asunto. Negredo y Lozano se iban al banco para dejarse sus sitios a Malbasic y Jairo. Pero, pese a que pudiera parecerlo, no era un cambio radical de sistema. De hecho, es que el sistema no cambiaba porque Álex Fernández se fue a la banda derecha y Salvi centró su posición para que Jairo buscase en la izquierda las cosquillas a Gaspar, amonestado desde el minuto cuatro, pero sin apenas problemas desde entonces.

Pero el partido estaba atascado y parecía el Villarreal el que tenía el timón. Claro está que eso no significa nada, es más, el Cádiz CF se siente cómodo así, cuando domina la pelota el rival pero sin crear peligro. A la contra, Jairo se tiro muy largo el último toque de una galopada que prometía mucho y quedó en nada.

Con apenas diez minutos por delante, el empate ya no parecía un mal resultado, pero este Cádiz no especula, no se encierra y no actúa como muchos esperan de un equipo pequeño y del sambenito defensivo que lleva Cervera a cuestas. ¿Defensivo? Pues a falta de diez minutos y con los visitantes atacando llegó el penúltimo cambio: José Mari, mediocentro, al banquillo para que entrase Nano Mesa en punta. Instantes más tarde, Perea por Salvi, más pólvora, y más control.

Ledesma atajó muy bien abajo un disparo de Alcácer. Se crecían los de Emery, llamados a hacer mucho más por la calidad que atesoran. Pero apenas hubo más que contar y ambos equipos sellaron un empate que puede ser justo si se deja fuera el gol anulado, pero claro, eso sería obviar la realidad.

- Ficha técnica -
- Cádiz CF: Ledesma, Akapo, Cala, Fali, Espino, José Mari (Nano Mesa, min. 80), Jonsson, Álex Fernández, Salvi (Perea, min. 88), Negredo (Jairo, min. 65) y Lozano (Malbasic, 65).

- Villarreal CF: Asenjo, Mario Gaspar (Foyth, min. 85), Raúl Albiol, Pau Torres, Pedraza, Iborra, Coquelin (Peña, min. 85), Trigueros (Bacca, min. 72), Kubo (Chukwueze, min. 61), Moi Gómez y Paco Alcácer (Yeremi min. 85).

- Árbitro: De Burgos Bengoetxea. Anuló un gol a Negredo (min.6). Amonestó con cartulinas amarillas a Mario Gaspar (min. 5), Salvi (min. 31), Pedraza (min. 90) y Jairo (min. 91).

- Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de liga en Primera División. Sin público debido a las restricciones por la pandemia de Covid-19.

COMENTARIOS