Actualizado: 16:31 CET
Sábado, 20/07/2019

Córdoba

Urbanismo y la Junta advierten de daños "leves" en la muralla

Han colaborado en las labores para retirar las caras de arcilla aparecidas en la muralla de la capital la semana pasada, junto a la Puerta de Almodóvar

  • Daños "leves" en la muralla por las caras de arcilla ya retiradas.

El personal de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) de Córdoba y de la Delegación de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta han colaborado en las labores para retirar las caras de arcilla aparecidas en la muralla de la capital la semana pasada, junto a la Puerta de Almodóvar, en unos sillares "levemente" afectados por el material con el que se han pegado las caras esculpidas previamente y que también han desaparecido poco a poco desde el viernes al despegarlas personas.

En declaraciones a los periodistas, el presidente de la GMU, Salvador Fuentes (PP), ha agradecido a la citada Delegación Territorial "la prontitud y la solvencia técnica de la actuación, que no era fácil, porque era un tema muy delicado", así como a los trabajadores del organismo autónomo, a lo que ha añadido que "el arte urbano debe tener su sitio, pero el patrimonio también".

En este sentido, "estamos obligados por ley a defender el patrimonio, que es nuestra leyenda y es el que tenemos que transmitir a las nuevas generaciones", ha argumentado el edil de Urbanismo, quien ha remarcado que se ha trabajado "con todas las garantías técnicas posibles".

Por su parte, la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta en Córdoba, Cristina Casanueva, ha elogiado la diligencia en la retirada de las caras después de que la Policía avisara de las mismas.

Al respecto, ha defendido que en su Delegación se trabaja "por la conservación del patrimonio, que es bastante importante conservar, pues es lo que diferencia de otros municipios, de otras provincias y es un atractivo", al tiempo que ha comentado que "no es incompatible el arte con el patrimonio, sino que simplemente en este caso, aunque podían quedar muy bien, no era el lugar y podía ser un llamamiento a otros artistas a utilizar bienes patrimoniales protegidos para exponer su arte".

A su juicio, "no es el sitio", de manera que para ello "se ha actuado perfectamente y además muy rápido desde la Gerencia coordinados con la Delegación". Según ha resaltado, la muralla ha quedado "fantástica" al "devolverla a su estado inicial".


Mientras, se realiza el informe para la denuncia en los juzgados y la autoría se desconoce por el momento, han apuntado Casanueva y Fuentes, quien ha indicado que "la gente ha ido despegando las caras de la muralla con las consecuencias que eso tiene".

En las tareas han colaborado la restauradora Milagros Gallego, la arquitecta Rosa Lara y el arqueólogo Juan Murillo, de la Gerencia de Urbanismo, el arqueólogo provincial de la Junta Alejandro Ibáñez y la directora del Museo Arqueológico, María Dolores Baena, entre otros técnicos.

"EL PRINCIPAL DAÑO"

Cabe destacar que el viernes por la tarde había 53 máscaras o caras y a las pocas horas del mismo día ya había desaparecido una, algo que ha ocurrido de manera paulatina, dado que el sábado por la mañana faltaban cuatro, el domingo seis y el lunes ya solo quedaban 19 de las 53. Por tanto, "el proceso de vandalización sobre la instalación que solo se puede calificar de vandálica se ha acelerado", ha precisado Murillo.

Se han realizado con escayola tintada con un color parecido al de la muralla, tenían cinco moldes, posiblemente de silicona, y fueron adheridas al soporte pétreo de la muralla con una especie de cemento-cola, "que se utiliza para los azulejos y demás en la construcción", según ha detallado Murillo.

En este caso, ha abundado en que "el principal daño ha sido el adhesivo que se ha utilizado" y ha señalado que "la extracción de las máscaras ha sido relativamente fácil", aunque "el principal problema ha sido que en el momento que se retiraban se llevaba piedra adherida", ha puntualizado.

De cualquier modo, "los daños han sido afortunadamente inferiores a los que se podían esperar, pero se han producido", si bien ha aclarado que han sido "leves", pendientes del informe pericial, a la vez que "gracias al trabajo de Milagros Gallego la muralla empieza a tomar su aspecto original", ha subrayado.

Y la restauradora Milagros Gallego ha explicado que su trabajo ha consistido en "eliminar las máscaras y con mucho cuidado el adhesivo que han utilizado", algo que ha hecho "mecánica y químicamente con mucho cuidado para que la piedra no se estropeara más, y ahora se va a aprovechar para hacer una limpieza general en la zona y una consolidación".

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Desmantelada una plantación de marihuana en Lucena
chevron_right
Córdoba incorpora a 721 nuevas personas en situación de dependencia