Actualizado: 10:41 CET
Viernes, 22/03/2019

CinemaScope

"Es imposible satirizar el mundo actual, va más allá de la sátira"

El cineasta británico de origen estadounidense Terry Gilliam se ha preguntado cómo es posible satirizar a Donald Trump cuando ya es en sí mismo extremo

  • Terry Gilliam.

El cineasta británico de origen estadounidense Terry Gilliam ha lamentado este martes en la Filmoteca de Catalunya: "Es imposible satirizar el mundo actual, va más allá de la sátira: es más peligroso, extraño y raro de lo que hemos visto nunca, y de esto casi no se pueden hacer bromas".

Quijote es un personaje que más vale no dejarlo entrar en tu vida, porque una vez entra ya no hay manera de que salga

En la rueda de prensa de presentación del ciclo 'Terry Gilliam. Un visionario quijotesco' en Barcelona, ha afirmado: "Es la época mas deprimente de mi vida. Hemos abierto la caja de Pandora y tenemos que esperar a que este periodo se acabe", y se ha preguntado cómo es posible satirizar a Donald Trump cuando ya es en sí mismo demasiado extremo.

Repasando su trayectoria, ha dicho que cada película ha tenido problemas "en un sentido u otro", y ninguna ha sido fácil de hacer, financiar o proyectar en las salas.

PERSONAJES IMAGINATIVOS

Ha detallado que una de las características que comparten todas sus películas es que sus personajes se niegan a aceptar la realidad tal y como está definida por los medios: "Mi mujer me acusa de hacer siempre la misma película y solamente cambiar el vestuario".

Gilliam ha reivindicado los personajes con imaginación que vislumbran un mundo más maravilloso y diverso que el que ilustran los medios, y ha asegurado no haber crecido: "Está muy bien tener mucha imaginación como un niño. Es más interesante", ha señalado el director.

Ha dicho que tuvo la suerte de nacer en América, en el campo y sin televisión: "No puedo acusar a mis padres de haber abusado de mí, cosa que hacen todos los actores, sino que como niño vivía en dos mundos: la naturaleza y la radio. Te lo tenías que inventar todo".

Ese entorno durante su infancia le dio un optimismo y "capacidad de maravillarse" del mundo, un entusiasmo que ha mantenido a lo largo de los años, ha observado.

DON QUIJOTE

"Quijote es un personaje que más vale no dejarlo entrar en tu vida, porque una vez entra ya no hay manera de que salga", ha dicho el cineasta, miembro del grupo cómico Monty Phyton y autor de 'Lost in La Mancha' y 'The Man Who Killed Don Quixote', entre otras cintas.

Ha rememorado que hace casi 30 años que empezó su proyecto quijotesco y que, de éstos, casi 20 ha estado buscando localizaciones por España, en fiestas como La Patum: "Aquí al lado", ha bromeado.

Ha dicho que aunque muchos piensen que él mismo ha pasado muchos años pretendiendo ser Don Quijote, no es verdad: "Para hacer una obra sobre Don Quijote uno tiene que ser un poco loco, quijotesco", y él es más bien Sancho Panza, ha afirmado.

NETFLIX Y LOS OSCAR

Sobre la polémica de la participación de películas 'Netflix' en los Premios Oscar ha dicho que no tiene opinión porque "es un hecho y es algo imparable", aunque la experiencia de estar en una sala a oscuras es completamente distinta a estar en casa con una cerveza.

Ha destacado que ha visto mejores películas en Netflix que algunas de las nominadas a los Premios Oscar, aunque ha agregado que le preocupa que se pierda la experiencia de la comunidad, muy importante para mantener unida a la sociedad, y van en contra de ello las redes sociales y las plataformas.

Ha dicho que se quedó solo dos semanas en casa y se dio un "atracón" de la serie 'Breaking Bad', una de las mejores experiencias cinematográficas de los últimos años.

Además, ha señalado que se ha invertido la experiencia de ir al cine: si antes uno se sentía pequeño ante la gran pantalla, ahora es una persona grande frente a una pequeña pantalla móvil: "La culpa la tienen los iPhone", ha bromeado.

Sobre proyectos futuros y preguntado por la adaptación de 'Time Bandits' ha dicho: "Quiero hacer más películas. Me estoy haciendo viejo, ese es mi problema", y ha agregado que tarda unos cuatro años en hacer cada película, un arte que ama y odia a la vez porque la vida es muy complicada.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
chevron_left
La nueva cinta de Clint Easwood y Capitana Marvel llegan a las salas
chevron_right
'Mula': Floración tardía

¿Cansando de leer noticias?

Andalucía Información pone a disposición de sus lectores un servicio gratuito de lectura dictada. Entra en cualquier noticia y pincha sobre el botón rojo que hay debajo de la foto.