Actualizado: 12:56 CET
Domingo, 20/09/2020

Chiclana

La exposición ‘La discípula transitiva. Andrea Prieto Forgas’ continúa abierta

Incluida en el programa ‘Contextos' del Museo de Chiclana, estará a disposición de los visitantes hasta el próximo 30 de agosto.

  • Exposición.

La exposición ‘La discípula transitiva. Andrea Prieto Forgas’ continúa abierta al público y lo hará hasta el próximo 30 de agosto. Así pues, este verano, la sala 3 de exposiciones temporales acoge una nueva muestra, que, dentro del programa ‘Contextos del Museo de Chiclana’, ampliará de manera monográfica un asunto presente en la exposición permanente. “En esta ocasión, volvemos sobre Sebastián Gessa y su labor como formador de pintoras, asunto que ya tratamos hace unos años en la temporal ‘Discípulas magistrales. El magisterio de Gessa Arias’. Desde entonces, las alumnas de Gessa se hallan presentes en el Museo”, ha explicado la delegada municipal de Cultura, Pepa Vela.

Con motivo de aquella exposición, se rasteó durante meses desde la huella de aquellas alumnas. Entre éstas, apareció una serie de dibujos y acuarelas cuya vinculación con Gessa resultaba evidente. La autora de estas bellas piezas resultó ser una pintora catalana a la que, poco a poco, se fue poniendo nombre y apellidos. Una larga indagación que nos desveló a Andrea Prieto Forgas, joven pintora entonces que, ocasionalmente, coincidió con varias discípulas del pintor exponiendo en las mismas salas. Pero investigaciones posteriores, mostraron el fundamento último de aquella presencia de Gessa en su obra. Este fue el hallazgo que multiplicó el valor de lo ya encontrado y condujo al título de esta nueva exposición temporal.

Aunque pareció suficiente la coincidencia de Andrea Prieto con las discípulas de Gessa en los salones expositivos de su tiempo para justificar la influencia de éste en su obra, finalmente apareció un dibujo de una jovencísima Andrea Prieto hecho a tinta, imitando la trama propia de un grabado. Se trataba de una obra de Murillo que Salvador Carmona grabó en el XVIII. Con toda seguridad este trabajo escolar de la pintora se realizó a partir de dicho grabado. ¿Quién daba, de puño y letra, su visto bueno al trabajo? Nada más y nada menos que Marcelina Poncela Hontoria, una de las más brillantes discípulas de Gessa Arias. Con ella estudió Andrea Prieto y en este dibujo aparecen, al pie del mismo, las firmas de ambas. La firma de Prieto y el visto bueno de Poncela, constatación del magisterio indirecto del pintor chiclanero a través de su discípula. De aquí el título elegido para esta nueva muestra que ofrece al público casi una treintena de obras originales -dibujos, acuarela y tinta sobre papel- de esta pintora interesantísima, que nació en Barcelona en 1868 y cuyo talento indiscutible y su voluntad más que probada le llevaron a alcanzar cumbre, llegando a ser una de las más notables pintoras catalanas de su tiempo.

Alumna de la Escuela de Niñas y Adultas de  la Lonja (Barcelona), fue una de las primeras mujeres que realizó estudios artísticos reglados en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona. Las alumnas, que tenían que demostrar conocimientos de instrucción primaria para poder entrar en la Escuela, adquirían nociones de ornamentación mediante la copia de estampas y relieves, pintaban flores del natural y hacían estudios de dibujo para aplicar a tejidos, bordados,encajes, estampados, cerámicas  y ‘labores propias de la mujer’.

Premiada en la exposición universal de 1888 celebrada en Barcelona, la concurrencia a las exposiciones municipales de Barcelona se convirtió en una cita habitual para ella. Andrea Prieto figuraba entre las pocas pintoras participantes en los certámenes y exposiciones municipales de Bellas Artes e Industrias Artísticas de Barcelona (1888-1906). Y ya en el año 1891, aparece exponiendo su obra junto a las de Fernanda Francés, Adela Ginés y María Pirala, discípulas de Sebastián Gessa Arias, presentando la gran mayoría de éstas paisajes, naturalezas muertas y alguna que otra pintura de género.

“Así pues, esta exposición, que añade a las obras de Prieto Forgas algunos interesantes documentos complementarios, reúne a la pintora con Sebastián Gessa Arias, su maestro indirecto, ya que mostramos al público un de los óleos originales del pintor chiclanero con los que cuentan los fondos del Museo de Chiclana”, ha destacado Pepa Vela, que también ha invitado a toda la ciudadanía y a los visitantes que se encuentran en la ciudad en estos momentos a visitar esta interesante muestra.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La Delegación de Servicios Sociales abre desde el lunes una bolsa de empleo
chevron_right
Entrega de llaves a la adjudicataria de la escuela infantil Aldea del Coto