Actualizado: 14:16 CET
Miercoles, 23/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Comedores gestionados por Brassica se quedaron el pasado lunes sin pan

Las propias trabajadores se lo comunicaron a la Flampa e incluso han denunciado que la comida que se sirve "ha ido perdiendo calidad".

Varios de los colegios de San Fernando cuyos comedores están siendo gestionados este curso escolar por la empresa Brassica no recibieron en la jornada del pasado lunes el pan que debe acompañar al menú de cada niño. La situación se la han comunicado este martes en su sede a la Federación Local de Madres y Padres de Alumnos (Flampa) varias representantes de las propias trabajadoras de los comedores.

Al parecer, todo se debe a que la citada empresa mantiene una importante deuda con la panadería que le suministra el pan y que tiene su sede en Cádiz. Ante dicha situación, ha decidido cortar el suministro hasta que no se regularice la situación.

Este martes sí ha habido pan en los centros escolares que dependen de Brassica, si bien y según ha podido conocer este medio ha sido porque ha llegado procedente de otra panadería.

Menos calidad
Sin embargo, la no llegada del pan puede hasta incluso considerarse un mal menor si se confirma la información transmitida por las representantes de las trabajadoras de los comedores a la Flampa en la que han indicado que la comida que se está sirviendo “ha ido perdiendo calidad”.

La Federación tiene previsto pedir un encuentro durante estos días con los representantes de las asociaciones de padres de los centros afectados por esta situación, al objeto de recabar toda la información necesaria al respecto y determinar si realmente no están recibiendo un servicio acorde con el dinero que muchos padres emplean mensualmente por el comedor de sus hijos.

Por último, también ha servido el encuentro para que las trabajadoras hayan mostrado a la Flampa la preocupación que existe en la plantilla, puesto que sólo han percibido, según ellas, la mitad de la nómina del mes de septiembre. Es decir, que están a la espera de cobrar los meses de octubre y noviembre, además de los otros quince días de septiembre.

De hecho, cabe recordar que las propias empleadas de los comedores de los colegios se  concentraron hace un par de semanas a las puertas de la sede de Brassica en Fadricas ante la situación de incertidumbre que se encuentran. Una vez allí recibieron una notificación por parte de una de las coordinadoras de la empresa de si se ponían en la foto para la prensa, iban a percibir sus salarios más tarde.


COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Amplían la iluminación de Navidad en la entrada de Chiclana y Urbisur
chevron_right
El Ayuntamiento de Chiclana pone en marcha una amplia campaña de apoyo y fomento del comercio local