Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 11/08/2022  

Chiclana

600 escolares plantarán 400 árboles en el parque de la Laguna de la Rana Verde

Se encuadran dentro de la actividad 'Plantemos un árbol' del programa de Educación Ambiental de Chiclana

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Plantación de árboles.

El delegado municipal de Medio Ambiente, Roberto Palmero, ha acompañado este martes a los alumnos y alumnas del CEIP El Trovador que han participado en el parque de la Laguna de la Rana Verde en el inicio de la actividad Plantemos un árbol que forma parte del programa de Educación Ambiental de Chiclana Natural. “Hablamos de una iniciativa con la que se da un nuevo impulso a la reforestación de un espacio natural en el que en los últimos dos años hemos plantado más de un millar de árboles y que está llamado a convertirse en un nuevo pulmón verde para la ciudad”, ha destacado Palmero.

Durante los próximos días y siempre que la condiciones climatológicas lo permitan, 600 escolares de Quinto y Sexto de Primaria de ocho centros educativos de Chiclana participarán en una actividad en la que se plantarán unos 400 ejemplares de alcornoques, moreras, acebuches o algarrobos, entre otras especies, en estrecha colaboración con varios mayores de la AVV Huerta del Rosario, que se suman a la iniciativa a través del programa Eracis y de la Delegación de Tercera Edad, posibilitando así una enriquecedora interacción intergeneracional.

Roberto Palmero ha manifestado que “esta es una de las actividades más bonitas de cuantas forman parte del programa de Educación Ambiental y que la pandemia impidió que se pusiera en marcha mucho antes. Además, en un entorno maravilloso y con tanta variedad de fauna y flora con la Laguna de la Rana Verde”.

Mirando más a largo plazo, el delegado ha explicado que “la idea de la delegación de Medio Ambiente es cerrar el año con la plantación de un millar más de árboles en este paraje y conseguir así renaturalizar todo el entorno. Una vez conseguido, iniciaremos trabajos para ir acondicionando la zona y que la gente pueda disfrutarla más cómodamente. Ese es el horizonte al que miramos, recuperar un proyecto, que en su momento se abandonó, dotándolo del equipamiento necesario para el uso y disfrute de los vecinos y vecinas de Chiclana”.

Por último, el delegado se ha referido a la concienciación “como el ingrediente indispensable para que este proyecto salga adelante. Estamos haciendo un esfuerzo tremendo, ya no por las plantaciones en sí, sino por todo el mantenimiento que es necesario durante los primeros años una vez que se han realizado. Y en este punto, el papel que juegan las niñas y niños que hoy nos acompañan es fundamental, pues deben trasladar a sus familiares y amigos esa responsabilidad necesaria para el cuidado de nuestro entorno y que el mallado verde de la ciudad sigue creciendo. Solo así podremos repetir estas iniciativas en otras zonas y seguir convirtiendo a Chiclana en la ciudad en la que todo el mundo quiere vivir”.

Cuatro meses, 4.000 participantes

Después de un largo tiempo de espera a causa las restricciones motivadas por la Covid-19, en febrero por fin pudo arrancar el programa de Educación Ambiental del curso escolar 2021-22 con una primera tanda de actividades que incluyó visitas guiadas al Sendero Azul, las Salinas de Chiclana y las diferentes áreas de reciclaje de la ciudad, iniciativas en las que tomaron parte más 800 escolares.

Con la llegada de la primavera arrancó la segunda tanda de estas actividades en la que está incluida la iniciativa Plantemos un árbol. Previamente, el alumnado chiclanero de Infantil, Primaria y Secundaria ha tomado parte en diferentes actividades como la obra teatral medioambiental El viaje de Garabato -que continuará desarrollándose durante el mes de mayo en los centros educativos que no pudieron disfrutarla por motivos de la lluvia-, la visita a la EDAR de El Torno para conocer el Ciclo Integral del Agua o la novedosa actividad Salvemos al chorlitejo patinegro que se ha desarrollado en las últimas semanas en la Salina de Carboneros.

Asimismo, este lunes daba comienzo la actividad Pequeños socorristas, en la que colabora el personal de Cruz Roja de las playas de Chiclana y que se prolongará hasta final de mes. Por su parte, el próximo 3 de mayo arrancará otras de las novedades del presente curso en cuanto a Educación Ambiental, la iniciativa La ciudad que queremos, que se desarrollará a través de talleres protección medioambiental en los parques públicos más cercanos a los centros escolares.

Desde Chiclana Natural y la Delegación Municipal de Medio Ambiente se ha puesto en valor el importante compromiso de la comunidad educativa chiclanera con la oferta de actividades medioambientales que se ha puesto en marcha, que en total ha contado con unos 4.000 alumnos y alumnas inscritos.

TE RECOMENDAMOS