Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 17/06/2021

CinemaScope

Michael J. Fox: el eterno actor adolescente de ‘Regreso al futuro'

A sus 60 años, lleva media vida sufriendo los efectos del Párkinson, enfermedad que le fue diagnosticada cuando estaba en la cima de su fama

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Michael J. Fox en una ceremonia de los Oscar

Es el eterno adolescente de la trilogía ‘Back to the Future’, la saga de películas con la que se convirtió en uno de los actores más populares de la segunda mitad de la década de los 80 gracias al personaje de Marty McFly, referente para toda una generación, incluso tres décadas después del estreno de la última de las películas de viajes en el tiempo.

Cuando estaba en la cima de su fama, a Michael J. Fox le fue diagnosticada la enfermedad de Párkinson: tenía 30 años, y su carrera, aunque continuó con notable éxito, como atestiguan varios premios Emmy, Globos de Oro y del Sindicato de Actores, se vio afectada hasta el punto de que desde el año 2000 muchos de sus trabajos han sido como actor de voz.

Aunque el diagnóstico hace tres décadas le acabó llevando al alcoholismo, el actor logró recuperarse entonces gracias a su familia, la actriz Tracy Pollan, y sus cuatro hijos, Sam, Schuyler, Aquinnah y Esmé.

En noviembre de 2020, al presentar su cuarto libro de memorias, ‘No Time Like The Future: An Optimist Considers Mortality’, el actor anunció un segundo retiro que podría ser el definitivo, debido a su delicado estado de salud. “Hay un tiempo para todo, y mi tiempo de trabajar 12 horas al día y memorizar siete páginas del guión ha quedado en el pasado”, explicó el canadiense.

“Al menos por ahora entro en un segundo retiro. Eso podría cambiar, porque todo cambia. Pero si esto es el final de mi carrera como actor, que así sea”, apuntó entonces el actor, que desde los 90 se ha convertido en uno de los mayores activistas para reclamar más investigación sobre la enfermedad, implicándose incluso en campañas electorales, pero sobre todo desde su fundación, ‘The Michael J. Fox Foundation for Parkinson’s Research’.

“Mi memoria a corto plazo está destruida. Siempre tuve una gran habilidad real para aprender y memorizar guiones. Sin embargo, en los dos últimos trabajos pasé por situaciones extremas. Tuve grandes dificultades para hacerlo”, confesó el actor canadiense a la revista ‘People’.


Michael J. Fox ha encontrado en la escritura su refugio. “Mi manera de tocar la guitarra no es buena. Mi dibujo ya no es bueno, mi baile nunca fue bueno y actuar se está volviendo cada vez más difícil. Así que todo se reduce a escribir. Por suerte, lo disfruto mucho”.

Antes de ‘No Time Like The Future: An Optimist Considers Mortality’, había publicado ‘Lucky Man: A Memoir’ (2002); ‘Always Looking Up: The Adventures of an Incurable Optimist’ (2009) y ‘A Funny Thing Happened on the Way to the Future: Twists and Turns and Lessons Learned’ (2010).

Dos años antes de la publicación de último libro, le encontraron un tumor en la médula espinal que a punto estuvo de acabar con su característico optimismo. “Definitivamente fue mi momento más oscuro”, confiesa en sus memorias, en las que cuenta que, después de la intervención, pasó por una larga recuperación en la que tuvo que volver a aprender a caminar.

RECONOCIDO POR LA CRÍTICA.

Michael J. Fox nació el 9 de junio de 1961 en Edmonton, en la provincia canadiense de Alberta, y cuando tenía 10 años se trasladó junto a sus padre, sus tres hermanas y su hermano a Vancouver, donde comenzó a actuar siendo un adolescente, debutando en 1978 en la serie ‘Leo and Me’, llamando la atención como nueva estrella de la televisión y el cine de Canadá.

Con 18 años se estableció en Los Ángeles, donde tras sus primeros pequeños papeles en televisión debutó en el cine con ‘Midnight Madness’ (1980), aunque su primer éxito le llegó con la serie ‘Family Ties’, que protagonizó durante siete temporadas, y por la que ganó tres premios Emmy en 1986, 1987 y 1988, y un Globo de Oro en 1989, como mejor actor de serie de comedia.

En pleno éxito televisivo, Michael J. Fox protagonizó la película de Robert Zemeckis ‘Back to the Future’, estrenada en 1985, en la que se mete en la piel de Marty McFly, un joven que viaja accidentalmente a través del tiempo en un automóvil deportivo y acaba en 1955, la época en la que se conocieron sus padres, cambiando de esta forma los acontecimientos del futuro.

Las aventuras de Marty McFly junto al Dr. Emmet Brown (Doc) tuvieron su continuación con dos secuelas, estrenadas en 1989 y en 1990, en las que viajan al año 2015 y a 1885, respectivamente. La trilogía fue todo un fenómeno, que se ha mantenido en el tiempo, a la vista de las celebraciones del 30º aniversario de la primera entrega en 2015.

El tercer gran trabajo de su carrera fue la serie de televisión ‘Spin City’, que protagonizó durante cuatro temporadas, y por la que el actor recibió un premio Emmy en el año 2000, tres premios Globos de Oro en 1998, 1999 y 2000, y dos premios del Sindicato de Actores en los años 1999 y 2000, como mejor actor de serie de comedia.

Más tarde lograría otro Globo de Oro, en el año 2009 como mejor actor invitado en una serie dramática por su participación en ‘Rescue me’, y fue nominado en tres ocasiones en la misma categoría por su aparición en la serie ‘The Good Wife’ y una más por ‘Curb Your Enthusiasm’.

Un reconocimiento de la crítica que acompaña el aplauso del público a un actor que también le puso voz al personaje de animación Stuart Little y que, en 2013, estrenó la serie de televisión ‘The Michael J. Fox Show’, por la que de nuevo fue candidato al Globo de Oro.

COMENTARIOS