HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:18 CET
Viernes, 10/07/2020

Campo de Gibraltar

Verdemar pide a la UE una mesa sobre la seca del alcornocal

Alertan de que la repercusión en Los Alcorncales y el Campo de Gibraltar puede suponer un desastre ambiental sin precedentes

  • Vista de Los Alcornocales.

Verdemar Ecologistas en Acción va solicitar a la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea la puesta en marcha de una mesa específica sobre la seca del alcornocal.

El colectivo ecologista pretende que se utilice la mesa para “abordar el grave problema de la seca del alcornocal, cuestión que estiman que puede provocar que en 50 años desaparezcan los alcornoques en el Parque Natural de los Alcornocales, lo que tendría nefastas consecuencias desde el punto de vista económico y ambiental, un desastre ambiental sin precedentes”.

La organización destaca que “el problema de la seca afecta también al alcornocal existente en otros puntos de la geografía española, del sur de Francia, Portugal y el norte de Marruecos, por lo que es necesario abordar este asunto en profundidad, desde esferas europeas y conformar propuestas serias, articular medidas efectivas y destinar recursos para solucionarlo. Miembros de Verdemar estuvieron en  Comisión y en el Parlamento Europeo entregando informes relativos a la seca”.

Para abordar este asunto en detalle y elaborar la propuesta harán llegar a la Unión Europea (UE) un informe de la situación del Parque Natural de Los Alcornocales. En el mismo subrayan que “la evolución de la seca de estos ejemplares enfermos que provoca el decaimiento y muerte de estos árboles es alarmante, principalmente en el Campo de Gibraltar, pasándose de un 7% de la superficie del Parque integrada en los municipios de la comarca Los Barrios, Algeciras, Tarifa, Castellar y Jimena en los años 90 a más del 20 por ciento de su superficie en el año 2018”.

Para Verdemar Ecologistas en Acción se está produciendo, por tanto, una “transformación del bosque a parar de manera inminente. Además de la seca, influyen problemas endémicos como los incendios forestales, la contaminación del polígono industrial y otros factores derivados del cambio climático”.

Señalan que “no se lleva a cabo la limpieza adecuada, no se retiran los tocones, no se renuevan los ejemplares adecuadamente, y se están llevando a cabo extracción de millones de metros cúbicos de agua del subsuelo y escorrentías que, en definitiva, están modificando la estructura del bosque mediterráneo”.


Verdemar destaca también que “cada vez se usa más el Parque de los Alcornocales para la caza mayor, con lo que la población de cérvidos es tremenda. Estos animales se alimentan de los brotes de alcornoques, con lo que, como se viene advirtiendo desde principios de los 90, la repoblación de alcornoques no fructifica”.

“Lo que pretendemos es que los nuevos eurodiputados comprendan la necesidad de articular una comisión internacional potente que aborde estas cuestiones realmente graves y que influyen en la socioeconomía de la zona, frenando así la propagación de la Seca no sólo en el Campo de Gibraltar, sino en otros lugares de España, Portugal y Francia”, apunta el colectivo ecologista.

El Parque Natural de los Alcornocales cuenta con 167.767 hectáreas de extensión en los municipios gaditanos de Alcalá de Los Gazules, Algar, Algeciras, Arcos de la Frontera, Los Barrios, Benalup-Casas Viejas, Benaocaz, El Bosque, Castellar de la Frontera, Jerez de la Frontera, Jimena de la Frontera, Medina Sidonia, Prado del Rey, San José del Valle, Tarifa, Ubrique y el malagueño de Cortes de La Frontera.

Se declaró el 28 de julio de 1989 y está adherido a la Carta Europea de Turismo Sostenible, recayendo sobre este espacio otras figuras de protección como las de Reserva de la Biosfera Intercontinental del Mediterráneo, Zona de Especial Conservación y Zona de Especial Protección para las Aves.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Licencia a dos nuevos locales de comida para llevar en Algeciras
chevron_right
El alcalde de San Roque rechaza el proyecto de la planta fotovoltaica