Actualizado: 02:00 CET
Jueves, 25/04/2019

Campo de Gibraltar

19 detenidos de una red de tráfico de hachís y de inmigrantes

La organización estaba asentada en el Campo de Gibraltar, pero con ramificaciones en las provincias de Huelva, Sevilla y Málaga

La Guardia Civil ha detenido a 19 personas supuestamente vinculadas a una organización dedicada al narcotráfico y al tráfico de personas.

Según explica en un comunicado el instituto armado, la denominada operación “Tardo” ha permitido desarticular dicha organización, asentada en la comarca gaditana del Campo de Gibraltar, aunque extendida a las provincias de Huelva, Sevilla y Málaga.

Tras varias fases, hasta el momento, la Guardia Civil ha realizado 19 detenciones y ha intervenido 6.274 kilos de hachís en tres alijos en la Bahía de Algeciras, el río Guadalquivir y en Isla Cristina (Huelva).

Además, han sido intervenidas 7 embarcaciones, 13 motores, tres vehículos previamente sustraídos, cinco vehículos, una cabeza tractora y cuatro semirremolques, 200.000 euros en efectivo, dos armas largas y abundante munición y numerosos teléfonos, entre ellos tres teléfonos vía satélite.

El valor de los bienes muebles e inmuebles aprehendidos supera los dos millones de euros y a los detenidos se le atribuyen delitos contra la salud pública, organización criminal, contra el derecho de ciudadanos extranjeros, daños y robo de vehículos a motor.

Esta operación, efectuada por la 4ª Zona de la Guardia Civil, la de la comunidad autónoma de Andalucía, viene a respaldar las investigaciones que señalan que estas estructuras estarían ampliando su zona de acción y trasladando sus actividades ilícitas a otras provincias.

Para ello estarían asociándose con narcotraficantes de las mismas, entre ellos un conocido narcotraficante de la provincia de Huelva, actualmente huido de la justicia con una orden de detención vigente.

Las investigaciones descubrieron seis naves industriales que los narcotraficantes tenían alquiladas en las localidades de Manilva y Colmenar, en Málaga y en Huelva y que servirían para guardar y ocultar las narco-lanchas, así como el carburante y demás efectos necesarios para el mantenimiento de las mismas.

Posteriormente se localizó otra nave situada en Vélez Málaga, ubicada estratégicamente cerca del mar y de la N-340 y dos “narcoembarcaderos”, uno en una finca situada junto al río Guadarranque y otro en Vélez Málaga.

Los investigadores determinaron que detrás del último sabotaje producido en la barrera “antinarco” de la desembocadura del río Guadarranque podría encontrarse esta organización, y se localizó la finca, con acceso directo al río, desde donde, con una pequeña embarcación, habrían realizado el sabotaje.

En el registro posterior, se localizaron los elementos usados para el corte de la barrera.

Tras este sabotaje se habría realizado el transporte de 49 inmigrantes, que habrían pagado su pasaje a un alto precio, antes de llevar a cabo un alijo de hachís.

Además de “narcoembarcaderos”, los narcotraficantes movían las embarcaciones con cabezas tractoras y en sus remolques cerrados escondían las embarcaciones, hasta el lugar donde botarlas para emprender el viaje hacía Marruecos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El Colegio de Veterinarios instruye sobre las setas
chevron_right
Reabre el Puerto de Tarifa, pero no la línea con Tánger Ciudad