El tiempo en: Andalucía
Lunes 01/03/2021

Campo de Gibraltar

Las latas reclaman la llegada de los Magos de Oriente

Desde primera hora de la mañana el estridente sonido de las latas ha sido el protagonista en las calles del centro del municipio

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Con tanto ruido, los Reyes no podrán pasar de largo. Más de 40.000 personas participaron ayer en el tradicional arrastre de latas que reclamó, una vez más, la llegada de los Reyes Magos para colmar de regalos a los más pequeños de la casa.

Ya desde las 11.00 horas, multitud de familias se congregaban en la Plaza Alta y sus aledaños mostrando sus originales creaciones y haciendo tiempo para marchar, con paso ligero y haciendo mucho, mucho ruido, hacia la Plaza de Andalucía, donde se repartieron los más de 5.000 dorsales  para la participación en el concurso, y además los pequeños pudieron tomarse un refrigerio.

Los premios de este concurso, 83 en total, han sido donados por la firma Eroski en la ciudad de Algeciras.  Aún así, fueron muchos más los niños que participaron en este evento fuera del concurso, acompañados por padres, madres, familiares y amigos.

Los más pequeños han competido con figuras, juguetes y todo tipo de formas construidos con latas vacías que han ido acumulando en los últimos días.

La tradición se remonta a principios del pasado siglo, cuando los testimonios orales hablan de cómo los niños idearon llamar la atención de los Reyes Magos arrastrando latas por las calles de la ciudad para que supieran dónde estaban y no se distrajeran por la niebla que solía cubrir la ciudad en las fechas navideñas.

Una leyenda le ha dado, décadas después, forma literaria a esa tradición, con la historia del Gigante Botafuegos, que producía la niebla para despistar a los Reyes Magos, por lo que los pequeños reclamaban sus juguetes mediante el arrastre de latas.

En los años 90, y tras un largo tiempo de olvido, se volvió a recuperar esta tradición para la ciudad, con una continuidad que ha llegado hasta nuestros días y un creciente número de participantes.
La jornada se ha convertido, además, en una multitudinaria fiesta infantil que continuó en el Llano Amarillo, con más de 25.000 personas esperando la posterior llegada en barco de los Reyes Magos.

El recorrido de los participantes en el arrastre de latas comenzó a las 12.00 horas en la Plaza de Andalucía, y recorrió posteriormente la avenida Blas Infante hasta la calle Alfonso XI, donde se encuentra el ayuntamiento algecireño, para continuar por la calle Trafalgar hacia la avenida Virgen del Carmen y finalizar en el Llano Amarillo.

Durante este recorrido, la comitiva estuvo custodiada por la Policía Local, que cortó debidamente el tráfico en las zonas por las que pasaban las familias con sus latas.

Acompañó a todo este grupo de personas un divertido pasacalles de los animadores infantiles de Animagic -pasacalles con Pepa Pig y George- con la música de la banda Amando Herrero amenizando el paseo por el centro de la ciudad.

Ya en el escenario, se realizó el sorteo con los números que previamente se habían repartido al inicio del recorrido en la Plaza de Andalucía.

Originalidad
Con motivo del tradicional arraste de latas, pudo verse entre los participantes originales creaciones que reproducían todo tipo de personajes y artefactos. Así, personajes archiconocidos del cine y la televisión, como los muñecos de Cars o Bob Esponja, pasando por prestigiosas marcas de juguetería como Hello Kitty, tuvieron su representación.

De igual modo, representaciones animales, tales como reptiles peligrosos, o tortugas, tuvieron cabida en esta multitudinaria exposición de obras de arte caseras.

En algunas ocasiones, los más pequeños viajaban a bordo de carros decorados en su totalidad por latas, en lo que supone un ejemplo de creaciones que alcanzan los mayores grados de dificultad. A partir de ahí, tanques, aviones y otros vehículos tomaron parte de la muestra.

En el punto de encuentro de la Plaza de Andalucía pudo verse a varios concejales del Equipo de Gobierno, entre ellos el edil de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz; la delegada de Cultura, Pilar Pintor; y el concejal de Deportes y Protección Civil del consistorio algecireño, Francisco Javier Rodríguez Ros. A ellos se unieron el resto de ediles en la posterior recepción a los Reyes Magos en el Llano Amarillo.

Tradición compartida
La tradición del arrastre de latas no es exclusiva ya de Algeciras, sino que se ha transmitido a otros puntos de la comarca donde también se ha anunciado así la llegada de los Reyes.

De este modo, en todo el término municipal de San Roque se ha llevado a cabo el arrastre de latas como parte de las actividades que culminaron con la llegada, por la tarde, en las cabalgatas de San Enrique y San Roque Casco, al municipio, y, en este caso, tuvieron también un alto nivel de participación.

Los primeros arrastres de latas se realizaron a partir de las 11.00 horas en la Estación, San Enrique y Taraguilla. En el caso de San Enrique, tuvieron lugar en el Edificio Multiusos, organizado por la Coordinadora Alternativas. A continuación tuvo lugar el Día del Niño, con baile y juegos.

También fue destacable el arrastre de latas en Taraguilla por la gran participación y originalidad, mientras que en la Estación de San Roque tuvo lugar en la Plaza de San Bernardo, con presencia de payasos.

A mediodía comenzaron los arrastres de latas en Puente Mayorga y Guadiaro. En el caso de Puente Mayorga, tuvo lugar en la Alameda de San Pedro, y se concedió un premio a la originalidad. En cuanto a Guadiaro, los niños llevaron sus latas a pasear por el recinto ferial de este núcleo poblacional.

Finalmente, a las 13.00 horas comenzó la fiesta de las latas en Miraflores, con diversos juegos para los pequeños asistentes.

Tarifa
Por su parte, la asociación Tarifa Viva ha vuelto a acertar con la convocatoria para el arrastre de latas a las 17.00 horas, justo antes de la salida de los Reyes desde el Castillo de Guzmán.
Han sido cientos los niños reunidos con sus padres para hacer ruido. Largas colas de latas hiladas formando curiosas figuras, algunas, y otras menos sofisticadas pero igualmente divertidas.

Niños pequeños y grandes han participado en esta ajetreada fiesta que ha contado con un cabezudo abriendo el desfile por las principales calles de la localidad.

Así hasta llegar ala puerta principal del Castillo de Guzmán, la Puerta de Mar. Por cierto que todas las latas y sus composiciones creativas fueron entregadas posteriormente al final del paseo de la Alameda, junto a la gran escultura del caballero leonés. Su destino final es el reciclado, informaron desde el ayuntamiento tarifeño.

COMENTARIOS