Campo de Gibraltar

El Campo de Gibraltar tiene agua garantizada para un año y medio

Los embalses se encuentran al 39% y Arcgisa ha descartado adoptar restricciones en la comarca

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

La Mesa de la Sequía del Campo de Gibraltar descartó adoptar restricciones en la comarca tras un balance del pasado año hidrológico que ha registrado datos ligeramente positivos a los de 2021. Los embalses se encuentran al 39% y desde Arcgisa advierten de que en el caso de que no lloviera durante este año, el agua almacenada se agotaría en año y medio.

Juan Lozano, presidente de la Mancomunidad de Municipios, recordó que la comarca está bajo decreto de sequía pero puso en valor los resultados de las medidas de concienciación que han servido para tener mejores cifras que en el pasado año. “Hay que seguir haciendo campañas para que los ciudadanos e industrias hagan un uso racional del agua”, explicó Lozano. Según el presidente, el consumo de agua se ha reducido en la comarca en torno al 3% durante el último año en usuarios domésticos y un 4,5% en la industria.

Dentro de las medidas adoptadas,  que han permitido generar los citados ahorros en el consumo de agua, se destacaron un amplio conjunto de actuaciones en la red mediante la instalación de válvulas reductoras de la presión o acciones concretas en tramos de alta incidencia de averías, resaltando la importancia del programa de renovación de la redes que hace  posible dar  inicio de la ejecución de  las cuarenta y dos obras previstas en la comarca.

Por su parte, José Manuel Alcántara, director de Arcgisa, consideró que “estos hechos, unidos a las precipitaciones producidas entre febrero y marzo,  han determinado que la comarca haya superado de forma razonable este periodo y que pueda disponer de unos recursos ligeramente superiores, sobre un 10%, a los del año pasado”.

Las previsiones para este año no son alentadoras. La probabilidad de que las precipitaciones sean inferiores a la del pasado curso hidrológico es del 53%. Además, José Manuel Alcántara, director de Arcgisa, explicó que la probabilidad de que las precipitaciones sean superiores es tan solo del 16%, por lo que el escenario sería prácticamente similar en octubre de 2023.

Durante el transcurso de la reunión, Alcántara propuso realizar una reevaluación de la situación al final del trimestre para analizar si es necesaria o no la implantación de restricciones. “Tenemos que seguir actuando sobre tramos de alta incidencia de averías y continuar con las campañas de sensibilización”, aclaró el director recordando que los embalses de la comarca cuentan con unos 66 hectómetros cúbicos de agua actualmente.

PENDIENTES DE VARIAS ACTUACIONES

Arcgisa y Mancomunidad de Municipios se encuentran muy pendientes de varias actuaciones que mejoren esta situación de alerta derivada de la sequía que sufre el Campo de Gibraltar. El director de Arcgisa, José Manuel Alcántara, hizo referencia a la esperada puesta en marcha de la captación superficial de La Viñuela, iniciativa que depende de la Junta de Andalucía y que servirá para incrementar los recursos hídricos disponibles, así como la necesaria licitación de la conducción de la Zona Norte de San Roque que permitirá su abastecimiento sin hipotecar la transferencia de agua desde el rio Guadiaro. 

Alcántara recordó que desde la Institución se continúa trabajando para la puesta en marcha del sistema de aguas regeneradas (tanto en las EDARS de Algeciras, La Línea y en la de San Roque Los Barrios), incidiendo en el posible ahorro que alcanzaría con ello y que queda cifrado entre 15 a 20 hectómetros cúbicos. Este proyecto contaría, según el director general, con un presupuesto cercano a los 15 millones de euros y ya se están cerrando algunos informes técnicos para dar luz verde a esta iniciativa de tratamiento de agua.

Finalmente, recordó en valor perseverar en la consecución y materialización de la presa de Gibralmedina, un proyecto que la Junta espera tener finalizado en torno al mes de enero y que se someterá a la tramitación ambiental correspondiente, tras el que ya se podrá licitar.

“Este proyecto se trata de la construcción de una presa en el Valle del Guadiaro con una capacidad de entre 45 y 50 hectómetros cúbicos. Esto permitiría realizar riegos tecnificados desde el río con un sistema modernizado”, explica Juan Lozano, presidente de Mancomunidad.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN