Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Jueves 18/08/2022  

Campo de Gibraltar

San Roque rinde homenaje a personas y entidades con motivo de su 316º aniversario

En la sesión se entregó la Medalla de Oro de la Ciudad a la Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno Santísima de los Dolores

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • 316º aniversario de San Roque.
  • Los títulos de Hijos Predilectos fueron para Eduardo López Gil y para Bernardo Piña Cruces, a título póstumo

San Roque ha rendido hoy, viernes, homenaje a personas y entidades destacadas con motivo del Pleno Institucional de Honores y Distinciones por el 316 Aniversario de la Fundación de la Ciudad. Tradicionalmente este pleno se celebra cada 21 de mayo, pero la fiesta local correspondiente a la fecha oficial se ha adelantado a hoy viernes, al igual que la sesión plenaria.

En la sesión se entregó la Medalla de Oro de la Ciudad a la Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno Santísima de los Dolores; los títulos de Hijos Predilectos fueron para Eduardo López Gil y para Bernardo Piña Cruces, a título póstumo; se nombraron Miembros Honorarios de la Corporación a José Ramón Ramírez Torti y José Enrique García Sáinz de Medrano; y recibieron Menciones de Honor la Asociación de Vecinos Fuente María España; María del Carmen Castillo Saborido; Mari Ángeles Chozas Gómez; José Ruiz Campoy; Francisca Flores Enríquez; Juan Costilla Sánchez; y Francisco Javier García Lobo (a título póstumo).

El Pleno Institucional se ha celebrado en el Teatro Juan Luis Galiardo a partir de las 12.00 horas, con la presencia de todos los ediles de la Corporación. Entre los asistentes se encontraban el alcalde de Castellar, Adrián Vaca; ediles de La Línea; la diputada en el Congreso Gemma Araujo; el coordinador de la Administración General del Estado en el Campo de Gibraltar, Francisco Gil; el presidente de la Mancomunidad de Municipios, Juan Lozano; y la subdelegada de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar, Eva Pajares Ruiz; así como otras autoridades civiles y militares y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

El acto comenzó con una breve presentación a cargo del alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, quien cedió la palabra a la secretaria general del Ayuntamiento, Ana Núñez de Cossío. Comenzó leyendo el punto de la sesión plenaria en la que se otorgaron las distinciones y, a continuación, unas reseñas sobre cada uno de los galardonados, al término de cada una de las cuales se iban entregando los reconocimientos, consistentes en un diploma enmarcado, aunque en el caso de la Medalla de Oro también se incluyó dicho galardón.

El alcalde, en todos los casos, y varios ediles entregaron las distinciones. En primer lugar se concedieron las Menciones de Honor, subiendo al escenario Miguel Andana Moreno, como presidente de la Asociación de Vecinos Fuente María España; María del Carmen Castillo Saborido; Mari Ángeles Chozas Gómez; José Ruiz Campoy; Francisca Flores Enríquez; Juan Costilla Sánchez; Sara Santiago Santiago, como viuda de Francisco Javier García Lobo. A continuación, se otorgaron los títulos de Miembro Honorario de la Corporación a José Ramón Ramírez Torti, y a José Enrique García Sáinz de Medrano, subiendo al escenario en este caso su hija, Beatriz García. Seguidamente, se nombró Hijo Predilecto a Eduardo López Gil y a Bernardo Piña Cruces (a título póstumo), por lo que subió al escenario su hija Lucía Piña Rodríguez. Finalmente, José Maria Lara, como hermano mayor de la Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores, recogió la Medalla de Oro de la Ciudad otorgada a su cofradía.

En el caso del nombramiento de José Enrique García como Miembro Honorario, el alcalde apuntó que ni él ni su esposa, Rosa Lorenzo, habían podido acudir a la sesión por atravesar “un difícil momento personal”, por lo que pidió el aplauso para el galardonado, al que considera su amigo además de que fue su profesor dos años en el instituto.

Los únicos dos galardonados que tomaron la palabra, a excepción de la designada para los agradecimientos, Mari Ángeles Chozas, fueron Eduardo López Gil y Lucía Piña, la hija de Bernardo Piña Cruces.

López Gil comenzó señalando que pensaba que ya, con 82 años, no iba a recibir el reconocimiento de la Corporación, que considera todavía un mayor honor que haber sido alcalde porque, en el caso de hoy, la entrega viene de manos de los representantes de la totalidad de la población de San Roque. Y también dio una exclusiva: el haber podido corroborar que Simón Susarte, el pastor que a punto estuvo de haber permitido la recuperación de Gibraltar para España, no murió en el desgraciado hecho de armas, sino años después en Algeciras, donde fue enterrado como un indigente tras la Iglesia de La Palma. En su memoria, el ex alcalde sanroqueño pidió a los presentes un minuto de silencio.

En su intervención, Lucía Piña se emocionó visiblemente al recordar a su padre, quien “luchó y perdió su vida para que hoy podamos expresarnos con libertad”, y agradeció el gesto a todos los que han hecho posible este reconocimiento.

Al finalizar la entrega de los diplomas, tomó la palabra Mari Ángeles Chozas en nombre de los galardonados. Comenzó reflexionando sobre la pandemia ya casi finalizada, y luego se refirió en su discurso a cada una de las personas y entidades reconocidas en el Pleno Institucional.

Indicó Chozas que “hay que tener suerte hasta por el lugar donde se nace”, por lo que ella había tenido mucha suerte, tras lo cual describió el paisaje desde el Mirador de Los Cañones según los distintos tipos de luz. Antes de concluir, hizo un breve recorrido por San Roque Casco y las distintas barriadas.

Tras estas intervenciones, el Coro de la Asociación de Amas de Casa Constancia interpretó el pasodoble de la Ciudad y el Himno de Andalucía, con el acompañamiento de la Banda de Música de Jimena de la Frontera.

Finalizó el Pleno con una breve intervención del alcalde, en la que recordó que el municipio cuenta ya con unos 34.000 habitantes, y dijo que estaba convencido que al igual que él, todos los miembros de la Corporación comparten el deseo de que San Roque siga avanzando sin dejar a nadie atrás. Hizo Ruiz Boix una breve reseña de los actos previstos este fin de semana en la Plaza de las Constituciones y en la Plaza de Toros, además de la inauguración esta noche de la fuente remodelada de la Alameda Alfonso XI, y finalizó invitando a todos los presentes a seguir trabajando por el bien del municipio.

Antes de realizarse la foto de familia, el alcalde fue al patio de butacas para entregar un ramo de flores a Carmen Piña Cruces, la hermana de Bernardo Piña y una sanroqueña que acaba de cumplir cien años.

Tras el Pleno Institucional, los presentes salieron a la Alameda para brindar por San Roque con las copas de vino ofrecidas por unos venenciadores.

 

A continuación, reproducimos una breve reseña con la vida y obra de los galardonados.

Menciones de Honor.

Asociación de Vecinos Fuente María España

Corría el año 1982 cuando se produce la primera entrega por parte del entonces Ministerio de la Vivienda de una de las promociones más emblemáticas del municipio de San Roque y de todo el Campo de Gibraltar: se trataba de las 501 viviendas de lo que se dio en llamar Barriada de Los Olivillos. Dicha promoción intentaba dar respuesta a las necesidades habitacionales de personas de los distintos núcleos de población de San Roque y de otros municipios colindantes como el de La Línea.

Desde el primer momento, los nuevos vecinos y vecinas sienten la necesidad de organizarse para afrontar todas las incertidumbres que una adjudicación en pleno proceso de transferencias de competencias en materia de vivienda podría conllevar. Así surge, ese mismo año de 1982, la Asociación de Vecinos Fuente María España, aunque el proceso estatutario se demorara algo más, de acuerdo con los plazos legales. Y así se constituye su primera Junta Directiva, ocupando la presidencia de la misma D. Bartolomé Moya Marín, que ya había presidido la gestora. Durante esa primera época también tuvo especial protagonismo (también fue presidente) D. José Lorente Triviño, más conocido entre sus vecinos como “Pepe, el Cai”.

Dos son los grandes retos a los que se tiene que enfrentar la recién nacida asociación. Por un lado el propio proceso de adquisición de las viviendas que se ve dificultado por el procedimiento de transferencia de competencias en materia de vivienda del Ministerio de la Vivienda a la Junta de Andalucía, lo que acaba generando unas largas negociaciones que no culminan hasta el año 2009, fecha en la que, por fin, los vecinos y vecinas pudieron adquirir sus viviendas tomando como referencia el precio de salida. La otra gran cuestión era la que tenía que ver con los desperfectos o defectos de obra que una promoción de esa envergadura acarreaba y, sobre todo, a quién correspondía subsanarlos.

Pero la Asociación Fuente María España, o la Asociación de Vecinos de Los Olivillos como cada vez se la conoce más, no se conforma con hacer frente a esos dos arduos problemas, sino que además se lanza a poner en marcha una serie de actividades que van más allá de lo reivindicativo, abarcando desde lo cultural a lo deportivo, pasando por los temas sociales, de ocio y hasta de apoyo educativo, actividades que, de una manera o de otra, van poniendo a la barriada y a la asociación en un lugar relevante dentro del municipio y de la comarca.

Conocidas han sido las famosas Mañanas Flamencas o las Semanas Culturales promovidas por la asociación, también los Talleres de Baile, de Corte y Confección o de diversas temáticas en épocas donde la Universidad Popular no cubría aún las demandas en este sentido También habría que mencionar las iniciativas de lucha contra la droga, sobre todo en unos años en los que ese tema suponía una lacra en muchas barriadas de nuestro entorno o, como no, las clases de apoyo y refuerzo a escolares atendiendo también a las problemáticas socioeducativas de muchas familias. Y todo ello gracias al esfuerzo desinteresado de una serie de personas dispuestas siempre a dar respuesta a las necesidades de su gente y a poner a su barriada en el mejor lugar al que sus fuerzas pudieran llevarla.

Porque la Barriada de Los Olivillos siempre ha sido una barriada obrera, compuesta de hombres y mujeres de clase trabajadora, sabedores de que su fuerza estaba basada en la unidad y que solo así, desde la unión, podrían hacer frente a sus problemas y alcanzar sus objetivos. Ese mismo tipo de personas es la que ha conformado siempre la Asociación de Vecinos Fuente María España y sus sucesivas juntas directivas. Una asociación combativa que siempre ha presumido de contar con el apoyo de sus vecinos y de la integración en la misma tanto de hombres como de mujeres sin olvidar nunca a la gente más joven de la barriada.

Y así durante 40 años. En la actualidad la asociación cuenta con 360 familias asociadas, aunque su lema sigue siendo atender a las necesidades de los vecinos y vecinas estén estos asociados o no, y su actual Junta Directiva, encabezada por su presidente D. Miguel Ángel Andana Moreno, quiere seguir siendo fiel a los principios que siempre han guiado la actuación de la asociación durante todos estos años.

Con la distinción otorgada a la Asociación de Vecinos Fuente María España queremos también rendir homenaje al asociacionismo vecinal en nuestro municipio, pero también más allá de su fronteras. Un movimiento que tan importante ha sido en la normalización democrática de nuestros pueblos y ciudades y que tanta fuerza alcanzó en momentos claves de nuestra historia como fueron los años de la transición. Un movimiento que sigue vivo y actuante en nuestra sociedad, merecedor de reconocimiento.

 

María del Carmen Castillo Saborido

Nació en San Roque. Hija de Francisca, sanroqueña de la Sierra del Arca, y Antonio, apodado “el Cueva” por ser natural de Cuevas del Becerro (Málaga). Única mujer de cuatro hermanos, y siempre responsable, trabajó como ayudante en la enseñanza, en lo que entonces se llamaba “amiga” con doña Pepita, una de las maestras del pueblo y posteriormente dando clases en el patio comunitario de su casa, un patio de vecinos donde vivió frente al hospital, actual asilo y cerca de Cuatro Vientos, donde todo aquel que quería aprender, debía acudir con una sillita.

Casada en 1967 con el también comerciante de Bellas Artes, Pepe Sánchez, abre en 1969 la Papelería Goya, en un antiguo local de la calle General Lacy o calle Málaga. Eligió este lugar con la intención de disponer de una de las pocas líneas de teléfono de San Roque, ya que su marido trabajaba fuera del domicilio y era la única forma de estar en contacto con él.

Goya fue el artista elegido que dio nombre a su papelería por ser un pintor conocido, un nombre corto y fácil de recordar.

Al inicio de los 80 del siglo pasado traslada la papelería a un local contiguo donde permaneció hasta su cierre en 2020. Más de medio siglo dedicada al comercio de San Roque.

Fueron tiempos de tardes de paseo de los soldados del Pavía- 19 para comprar postales; tiempos donde en el primer local se colgaban las revistas y prensa con pinzas de madera en la fachada; tiempos en los que se iban contando los folios de uno en uno hasta hacer paquetes de cien; años haciendo cientos de bolsas de cotillón hasta altas horas de la madrugada para las fiestas de fin de año del Camping San Roque, Residencia de los Oficiales o la Agrupación Artística; fines de semana de decorar a mano christmas de navidad con brillantina que eran la novedad; anécdotas de niños que venían sin dinero a comprar material porque allí no se pagaba; tardes y noches de largas colas y bullas en septiembre, con el inicio del curso escolar; idas anuales a ferias de muestras de Madrid, Valencia y Milán donde buscar novedades para su fiel clientela; tiempos de fascículos semanales para llevar a encuadernar primero a La Línea y más tarde a la imprenta de Jose Mari en la Calle San Felipe; tiempos de vecinos algunos ya desaparecidos como Bar España, la tienda de Leoncio, Umberto el del Koala, Conchi la de la óptica, Confecciones Anita, Ferretería Vazquez de la Chica, Joaquina la Pelá, Farmacia Maeso, Confecciones Flores que luego pasó a ser Deportes Sergio y otros muchos que quedan en la memoria de nuestra calle General Lacy; compras apuntadas a débito donde la gente pagaba poco a poco cuando podía, o citas mensuales de cientos de paquetes rumbo a Cepsa, Interquisa o el propio Ayuntamiento preparados y repartidos por su marido.

La puerta de su papelería era punto de encuentro obligado de familiares y amigos para ver cabalgatas y procesiones del pueblo.

Poco a poco llegaron las tecnologías, fotocopiadora, plastificadora, encuadernadora, fax... modernidades adaptadas a su clientela.

Con el paso del tiempo las obligaciones y tareas fueron a más. En todos estos años Mari Carmen no estuvo sola. Pasaron por allí familiares como su cuñado Alberto, y sanroqueñas como Mari la del Estanco, Amparo Orrán, Mari Carmen la del peseta, su sobrina Silvia, su sobrina Isa, Chari Serrano... hasta llegar a Mari Furné con la que tras años, codo a codo, ambas alcanzaron la jubilación.

Visitas diarias tan queridas como su tío Antonio Barroso, que raro era el día que no pasaba por allí.

Hizo falta también que alguien echara una mano en las cuentas, para ello estuvo: Bernardo, después su primo Pepe Barroso, le sustituyó su hijo Rubén y por último Jesús.

Mientras todo esto pasaba en la calle Málaga, su casa y sus hijas nunca estuvieron desatendidas, para eso siempre estuvo su madre. Gracias a ella todo esto también fue posible.

Su marido también es parte principal y fundamental de esta historia, que aunque en la sombra, siempre ha estado presente. Una historia que ha creído en la educación, cultura y el arte de nuestro pueblo.

 

Mari Ángeles Chozas Gómez

Escritora sanroqueña nacida en la barriada de Puente Mayorga. Entre sus obras se encuentra “Las doncellas de las espías”, una biografía novelada de la espía británica Rosalinda Fox, donde entremezcla realidad y ficción. Con esta obra alcanzó la final del Premio Atlantis, que se convoca en la ciudad madrileña de Aranjuez.

Sobre esta figura viene realizando desde hace varios años “paseos literarios” en la barriada de Guadarranque, donde vivió Rosalinda.

La autora cuenta con otros libros publicados: “El callejón de la Bruja”, “14 cucharadas de sueños”, “Los días añadidos” y “House of the moon”, editado en Estados Unidos.

Asimismo, como guionista ha realizado varios espectáculos de la bailarina Chari Expresati, entre ellos “Andalucía más que un sueño”, que una de sus últimas representaciones se llevó a cabo en el Teatro Español de Tetuán.

La escritora ha obtenido siete premios literarios en diferentes lugares de España,como Requena, Valencia, Villamanrique de la Condesa, Sevilla o Huesca, siendo el último el Luis del Vals, de Aragón.

También cuenta con un buen número de colaboraciones en revistas literarias, varios guiones de teatrales. Además ha participado en ferias del libro del Campo de Gibraltar, San Fernando y Madrid.

Aparte de su labor como narradora, Chozas pertenece a la Asociación Cultural Amigos de la Biblioteca de San Roque, desde donde se vienen realizando una serie de actividades a través de conferencias y proyecciones cinematográficas.

 

José Ruiz Campoy

 

Natural de Guadiaro y conocido de forma cariñosa como El Gallo. José es toda una leyenda en el Guadiaro, al que está vinculado desde su fundación como equipo de fútbol. Primero jugador, siendo un grandísimo portero, también directivo, pero sobre todo maestro entrenador en varias generaciones de futbolistas. Siempre dentro del club de su vida. El Club Deportivo Guadiaro, en sus casi cincuenta años como equipo.

Respetado y querido, no sólo por sus paisanos y vecinos del Valle de Guadiaro, sino también por todos los clubes que han visitado las instalaciones del Estadio La Unión. O allá por donde José ha visitado campos por toda la comarca y provincia.

Además cuenta con la admiración de usuarios de instalaciones deportivas de todo el municipio, ya que ha velado durante muchos años por el mantenimiento de campos de fútbol, así como otras instalaciones.

Y en los últimos años su dedicación profesional la lleva a cabo como conserje del colegio Gloria Fuertes, donde percibe el cariño de toda la comunidad educativa.

José Ruiz Campoy es un referente en el Valle de Guadiaro. Una persona bondadosa, buena y trabajadora que, en todos estos años, se ha ganado el reconocimiento de todos en forma de cariño. Sin faltar, en ningún momento, el del Club Deportivo Guadiaro, que lo ha reconocido públicamente en varias ocasiones.

 

Francisca Flores Enríquez

Natural de la población malagueña de Coín pero afincada en San Roque por “amor”. Hizo su vida en la calle Cotilla, denominación otorgada en honor de su esposo Alberto Cotilla. Una calle de olor a pan solidario, que su esposo dejó de amasar en el año 1998.

Tras el fallecimiento de Alberto, Paca, como es conocida, tomó las riendas de la panadería, que supo cuidar y mimar con esmero, con la ayuda de algunos vecinos que se ofrecían durante la madrugada para amasar y poder abastecer a la población.

Una dura lucha por sus tres hijos, que ya tenían su propia vida: Antonia María, casada, trabajando y con un hijo; María José estudiando fuera, y Alberto realizando el servicio militar. Paca seguía adelante con valentía. Tras cerrar la panadería abrió una tienda de ultramarinos, donde la esencia era la misma. Destacando siempre por su sentido solidario con los demás.

 

Juan Costilla Sánchez

 

Nacido en Benalup, Casas Viejas pero se siente hijo de Guadiaro desde su llegada a esta población. Llegó a Guadiaro el 10 de febrero de 1962, en una moto derbi de 49 cc para dar servicio de electricidad al Cortijo Paniagua en Sotogrande, aquí me esperaban unos compañeros de ABENGOA montajes eléctricos que estaban dando servicio eléctrico a la zona de Guadiaro, san enrique y torre Guadiaro.

El día de su llegada, buscando alojamiento, los compañeros lo acogieron en una habitación con 4 colchonetas en el suelo de la vivienda de Frasquita la Berrenda, que es como se llamaba la propietaria de la vivienda. Esa misma noche visitó a la familia de Teodoro Chapaza, guardia civil del pueblo y compadre de un tío suyo de Benalup. A partir de aquí empezó a tener contacto con esa familia y con Guadiaro. Y desde ese momento Guadiaro le acogió como un hijo suyo, teniendo contactos con numerosos vecinos, desde la familia Caracoles en su humilde choza a otras familias, identificándose rápidamente con todos ellos.

Recuerdo especial guarda para un grupo de amigos: José Luis Espinosa, Chiria, Alonso Perea, Antonio Pérez, Antonio Gallardo, José Castillo y Juan Bermúdez Andrades, que fue alcalde pedáneo de Guadiaro, y otros.

Con este grupo comenzó organizar la Feria de Guadiaro hace ya 52 años. Construyeron la caseta de baile. Recuerda que eran las 6 de la mañana y y aún estaban echando hormigón para su construcción. Eran otros tiempos, y el Ayuntamiento de San Roque cedió a la feria 100 bombillas.

Más tarde comenzaron con la Semana Santa. Junto al sacerdote Salvador Atacho y Antonio Gallardo consiguieron traer desde Sanlúcar de Barrameda unas imágenes religiosas que se hallaban fuera de culto. Tras las gestiones con el obispo Antonio Añoveros y y con el cardenal en Sevilla. Guadiaro tuvo así sus imágenes y su hermandad de la Virgen de los Dolores y del Santo Entierro.

También intervino en la fundación del Club de Golf la Cañada, siendo socio fundador con el número 4.

En el año 1972, dejó Abengoa después de 10 años trabajando en la zona de Sotogrande y empezó a trabajar por cuenta propia. En este sentido puso en marcha la empresa Montajes Eléctricos Costilla, que hoy continúan sus hijos.

De aquellos años de dura entrega a Guadiaro recuerda el camino de los Canos, camino de cañas y barro, que cuando llegaba el invierno era imposible transitarlo. A base de llamadas telefónicas y visitas al gobernador militar del Campo de Gibraltar, el general Ruiz Martin, requerido por el alcalde Juan Bermúdez, se logró que el gobernador realizase una visita.

Ruiz Martín fue recibido en el Bar la Florida por Costilla, José Luis Espinosa, Alonso Perea y otros vecinos. Al ver el estado del camino, el gobernador señaló que aquello era inhumano y que consideraba su arreglo con carácter de urgencia. “Dentro de poco tiempo tendréis no una calle sino una avenida”, manifestó el gobernador. Por ello llevó el nombre del militar durante muchos años, para luego ser denominada Avenida Ciro Gil.

A la llegada de la democracia, ocupó el cargo de concejal en el Ayuntamiento de San Roque por la Unión de Centro Democrático.

Juan Costilla Sánchez tiene en Guadiaro la historia de su vida desde el primer día de su llegada. Se siente agradecido por la acogida que tuvo y es aquí donde, como el mismo señala, espera su “descanso final”, que todos deseamos que tarde en llegar largo tiempo.

 

Francisco Javier García Lobo (a título póstumo)

Junto a otros sanroqueños se hizo cargo de la Asociación Benéfica El Arca, siendo secretario de la misma desde 1994 hasta su reciente fallecimiento.

Francisco Javier García Lobo destacó por su dedicación a la rehabilitación y prevención de adicciones a través de la citada asociación. Gracias a su entrega fueron muchos los jóvenes que lograron vencer adicciones y rehabilitarse de manera plena.

Colaboró con distintos centros de rehabilitación como Alatín (La Línea), Jesús Nueva Vida (Málaga), Jesús Vive (Jerez de la Frontera), El Arca de Noé (Badajoz) y Asociación Betel. Ayudó a muchas familias desfavorecidas de la ciudad.

En 2009 inició sus estudios para optar al ejercicio de pastor de la Iglesia Evangélica de Filadelfia, siendo consagrado en 2014. Como pastor desarrolló su labor en la ciudad de Ronda, San Roque ciudad y, finalmente, en Guadiaro. En esta labor dedicó sus esfuerzos a las personas más necesitadas y con problemas de drogadicción.

Esa gran labor social quedará de manera imborrable en todos a cuantos ayudó y en todos los que le conocieron.

 

Miembro Honorario de la Corporación

 

José Ramón Ramírez Torti

 

Nacido en San Fernando. Con 4 años de edad llega a San Roque debido que a sus padres, ambos maestros, los destinan a esta ciudad. Estudió el bachillerato en el Instituto Libre Adoptado de San Roque, marchando luego a Cádiz para estudiar Magisterio.

A los 19 años ya era maestro, siendo destinado al colegio Padre Manjón de la Línea de la Concepción. Al año siguiente lo destinan a San Roque pasando por los colegios Pedro Hidalgo, Gabriel Arenas e Instituto Carlos Castilla del Pino, donde se jubiló en 2008.

Por sus clases han pasado cientos de alumnos a los cuales les ha inculcado no solo materias de estudio, también respeto, educación y valores para que fueran personas de bien.

Casado y con tres hijos, toda su vida la ha dedicado a la enseñanza y al deporte, su otra faceta. En 1984 creó en San Roque el Club de Judo Tsukuri, donde cientos de niños practicaban este arte marcial, saliendo de él campeones nacionales, autonómicos y provinciales.

También tuvo presencia en la política durante cuatro mandatos municipales. Allá por el año 1999 se presentó por el grupo GIL en las elecciones locales, y cuando este grupo se disolvió pasó a formar parte de la candidatura del Partido Popular, gobernando por varios años y ocupándose de las concejalías de Hacienda y Educación, hasta 2016 en que cesó su actividad.

Actualmente dedica su tiempo a la lectura, la práctica deportiva que le permite sus años y sobre todo a su familia.

 

José Enrique García Sáinz de Medrano

 

Primogénito de diez hermanos, nació en Zaragoza en casa de sus abuelos maternos, ya que su padre, militar, estaba destinado en Chauoen (Marruecos), ciudad que en esos tiempos no reunía las condiciones médico-sanitarias para dar a luz una primeriza. De hecho, Margarita, su madre, falleció en el parto de su tercer embarazo.

Por tal motivo su padre, Enrique, cuando enviudó, no tuvo otra opción que traer a sus hijos a vivir con su madre, Basilia, a San Roque. Y desde entonces reside aquí José Enrique.

Sus primeros estudios los realizó en un internado militar en Ronda, pero volvía a San Roque en toda ocasión.

Se licenció en Física Nuclear por la Universidad de Sevilla. Desde que finalizó sus estudios y hasta su jubilación ha trabajado como docente y ha sido director del Instituto José Cadalso de San Roque. Su trabajo como profesor es reconocido por muchos alumnos del municipio.

Ha tenido, por otro lado, participación en la vida política. Nada más iniciarse el período democrático formó parte de la candidatura del Partido Comunista de España a las elecciones municipales, consiguiendo el acta de concejal. Convertida esta formación en Izquierda Unida ha sido concejal en continuados mandatos municipales, ocupando también responsabilidades de gobierno.

Esta labor hizo que acumulase una gran experiencia en la gestión pública. José Enrique siempre ha sido un hombre fiel a sus ideales, independientemente del lugar que en cada momento le ha deparado la vida.

 

Hijo Predilecto

 

Eduardo López Gil

 

Nació en San Roque. Está casado y tiene tres hijos, nietos y bisnietas.

Estudió el Bachillerato en el Instituto Laboral de La Línea de la Concepción, como becario y Magisterio en la Escuela Normal de Málaga. Durante este tiempo fue secretario del Instituto Libre Adoptado y posteriormente profesor de la Escuela Sindical de Hostelería. Aprobó oposiciones en Cádiz y fue destinado al entonces Colegio Nacional Mixto Regido Varela.

En 1979 se afilió al PSOE y se presentó a las primeras elecciones municipales, ganando con mayoría minoritaria, 9 de 21. El pacto con el entonces Partido Comunista de Andalucía, al que se sumaría el Partido Socialista Andaluz, le dio la Alcaldía.

Durante el primer mandato se construyeron los colegios de Campamento, San Enrique, Guadiaro y Carteia en San Roque. Consiguió la Formación Profesional y empezaron los Cursos de Verano.

Se realizaron numerosas obras de infraestructuras, el saneamiento integral de San Roque casco y el recinto Ferial.

Se obtuvieron los terrenos para iniciar el Campo Municipal de Golf La Cañada, el primero de España, y se inició la Semana Internacional del Cortometraje.

También se creó la Oficina Técnica Municipal y el Departamento Psicopedagógico como apoyo a los colegios.

Formó parte de la Asamblea de Cargos Públicos que constituyó el Ente Preautonómico Andaluz, con Plácido Fernández Viagas como presidente.

En representación de la provincia de Cádiz, perteneció al Instituto de Estudios de Administración Local de Andalucía Occidental y Badajoz.

Fue miembro de la Asamblea de Alcaldes y Presidentes de Diputaciones que constituyó en Barcelona la Federación Española de Municipios en la actualidad FEMP.

Formó parte de la Delegación de Cádiz al 29 Congreso Federal del PSOE, donde defendió una ponencia sobre Gibraltar que fue aprobada por unanimidad y publicada como separata a la Resoluciones del Congreso. De esta ponencia saldrían los 5 puntos que propuso el presidente del Gobierno, Felipe González, al Congreso de los Diputados, para la apertura de la verja de Gibraltar.

Hasta 1987 fue miembro de la delegación española que negoció en Ginebra la apertura de la verja de Gibraltar, con los ministros Fernando Morán y posteriormente con Fernández Ordoñez.

Estuvo adscrito al Grupo de Trabajo de Aviación Civil para la utilización conjunta del aeropuerto de Gibraltar. Este Grupo preparaba las agendas de ambos ministros para próximos encuentros.

Asimismo fue miembro de la asamblea de constitución de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, y ponente del seminario permanente de la Universidad de Sevilla para alumnos de tercero de Derecho Internacional sobre el tema Gibraltar.

En las siguientes elecciones locales fue reelegido, esta vez con mayoría absoluta.

En ese período llegaron las inversiones del San Roque Club, el Puerto Deportivo de Sotogrande, Ibérica AGA y el polígono Industrial San Roque en Taraguilla, entre otras.

Empezó a celebrase el certamen de relatos cortos Letras del Sur y llegó a la población el segundo juzgado y la Delegación de Hacienda.

De otro lado, se revisó el PGOU, reconduciendo el Centro de Interés Turístico de Sotogrande a la Ley del Suelo.

Formó parte de la candidatura del PSOE de Cádiz en las primeras elecciones al Parlamento Andaluz.

Fundó, junto al Ayuntamiento de Los Barrios, la Mancomunidad para la Defensa del Medio Ambiente, con sede en Palmones, con una red de medidores en continuo, siendo su primer presidente. Cuando la Junta tuvo competencias, se hizo cargo de esta Mancomunidad, la primera de España.

Escribió la novela histórica sobre la fundación de San Roque “Aventuras y desventuras de Roque Simoneta”, “El fandango de Punta y Tacón de San Roque” y “Las recetas de cocina de tita Francisca”, su tía, con recetas del San Roque de los años 20 y de Gibraltar.

Ha escrito numerosos artículos de opinión y sobre Gibraltar en periódicos como Diario 16, El País, Diario de Cádiz, Diario AREA y Europa Sur.

En 1987 decidió volver a su profesión de docente, terminando su etapa en el Instituto Castilla del Pino.

 

Bernardo Piña Cruces (a título póstumo)

 

Nació en San Roque el 11 de septiembre de 1916. Siendo un joven con inquietudes políticas y de la mano de su novia la también sanroqueña Mari Ángeles Ortega Mena, ingresó en el Partido Comunista de España.

El golpe de estado hace que tenga que marcharse a Málaga, ciudad en la que muere su novia. Al terminar la guerra y ver como se consolida la dictadura franquista, se exilió a Casablanca, donde se casó con Carmen Rodriguez Garcia con la que tendría su única hija, Lucía.

Estando viviendo en Casablanca decidió trasladarse a Tánger, ciudad en la que vivían alguno de sus tíos maternos. Cuando nació Lucia, Carmen se trasladó a Tánger con su hija para reencontrarse con Bernardo.

La actividad política de Bernardo Piña no cesó y se dedicó a repartir octavillas de su partido en la ciudad de Tánger, siendo arrestado e ingresado en la prisión militar del Monte Hacho.

Según consta allí fue torturado hasta morir el 23 de enero de 1943. Su mujer vio el cadáver y dijo que no tenía orificios de balas, pero muchos hematomas, como consecuencia de las duras torturas a que fue sometido.

Carmen y su hija Lucia vivirían dos años en San Roque, en la casa familiar de Bernardo, hasta que ambas se fueron a Marruecos donde se encontraba la familia de Carmen.

En honor a la memoria de Bernardo, Carmen se exilió a Francia, dejando su hija Lucia con sus padres, y se incorporó al Partido Comunista. Tendría dos hijas, Carmen y Margarita, con Francisco Antón, regresando a España al restaurarse la democracia, siendo viuda de Francisco Antón, que murió en el exilio, pues también fue un luchador por la democracia en España.

Como otros españoles, Bernardo fue un joven sanroqueño que dio su vida por la democracia y la libertad. Y para el Ayuntamiento de San Roque, que ha apostado por el rescate de la Memoria Democrática no puede pasar por alto que uno de sus hijos que más lucharon por la democracia, quede en el olvido.

Bernardo Piña Cruces encarna los principios de verdad, justicia y reparación que obligan a las administraciones públicas a actuar en ese sentido.

En este caso, tratándose, además, de un hijo de nuestro pueblo y ejemplo de sacrificio en los momentos más duros del fascismo, San Roque agranda su compromiso y se enorgullece de un paisano y un luchador hasta ahora olvidado. Una víctima de la violencia ejercida desde los poderes totalitarios que jamás respetaron las ideas de los otros y tampoco el derecho a la vida.

Por ello, el Ayuntamiento Pleno, en un acto de justicia, de amor a la paz y a la libertad, y de recuerdo permanente a su memoria, declaró a Bernardo Piña Cruces, HIJO PREDILECTO de la Ciudad de San Roque.

 

Medalla de Oro de la Ciudad

Venerable Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Nazareno y María Santísima de los Dolores.

 

El obispo de Cádiz, que también lo era de Gibraltar, Lorenzo Armengual de la Mota, autorizó a los genoveses en al año 1722, a procesionar la imagen del Nazareno, desde Gibraltar hasta los terrenos de San Roque, al lugar conocido por Benalife, actual barriada de Campamento. Llegados a ese punto y cuando quisieron retornar un grupo de devotos sanroqueños, se opusieron a ello, facilitando así la traída de la imagen hasta la Ermita del Santo San Roque.

En octubre de 1763 la junta de dicha Cofradía remitieron una carta al obispado, en la que se le solicitaba sitio para una capilla en la Parroquia, que hasta entonces tenía asignada Pedro Pérez Quiñones y que no había llevado a cabo. En dicho escrito se recordaba como se había rescatado y trasladado dicha imagen a la iglesia Santa María la Coronada.

En el año 1865, el párroco Miguel Caballero de Luna, y el coadjutor José Amo Ruiz, jugaron un papel muy importante en la reorganización cofrade en torno a la imagen del Nazareno, ya que muchos visitantes llegaban a la ciudad atraídos por las procesiones.

La Hermandad con el nombre de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ntra. Sra. de los Dolores, que agrupaba todos los pasos existentes, quedo constituida el 11 de Marzo de 1908, siendo párroco interino de San Roque, D. Manuel Aranda Ureda, trasladando en ese año al Señor Nazareno a la Caridad, actual capilla de Ntra. Sra. de la Visitación.

El día 6 de Julio de 1949 se refundó la Hermandad de la Pasión y Muerte de Ntro. Señor Jesucristo y los Dolores de María Santísima, siendo su Hermano Mayor el medico D. Fernando Marenco Pérezevar, todos los pasos se encontraban en el entorno de Jesús Nazareno y María Stma. de los Dolores.

El Santo Encuentro fue instaurado en el año 1948 por el párroco D. Francisco Muñoz de Arenilla, en la noche del Jueves Santo del año 1953, salió en procesión Ntro. Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores con el título del Silencio.

Como dato referente a esta imagen, y también hecho muy conocido en esta ciudad, cabe reseñar que en mayo de 1955 el pueblo de San Roque se opuso al traslado del Nazareno a Madrid con motivo de una exposición sobre Gibraltar, temiendo que no iban a devolverlo, como ocurrió con otras reliquias que se llevaron a dicha exposición. Hubo una oposición entre la mayoría de sanroqueños, liderados por un antiguo masón, por lo que hicieron guardia en la capilla de Ntra. Sra. de la Visitación, sin dejar salir a la venerada imagen.

La historia le da a esta imagen un vinculo con la ciudad único y la lleva a ser la más venerada en la población y fuera de él. Son muchos los fieles que vienen a ver al Nazareno de San Roque, y miles las promesas que van detrás cada Jueves Santo en el genuino Santo Encuentro.

La imagen de Jesús Nazareno es el icono devocional más grande de todo el municipio de San Roque, y un símbolo histórico de enorme significado, que en el presente año cumple el tercer centenario de su llegada a la ciudad.

TE RECOMENDAMOS