HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 15:52 CET
Miercoles, 26/09/2018

Campillejos

Jaén (Perú)

Creo que fue en octubre pasado cuando contacté con “Diego Palomino” vía facebook. El capitán Diego Palomino fue un jaenés, del siglo XVI, que con...

Creo que fue en octubre pasado cuando contacté con “Diego Palomino” vía facebook.  El capitán Diego Palomino fue un jaenés, del siglo XVI, que con su participación en la conquista de tierras peruanas fundaría la ciudad de San Leandro de Jaén de los Bracamoros en abril de 1549, en alusión al santo obispo español, a su Jaén natal y a los indios bracamoros, habitantes de esa zona, también conocidos como pakamuros. Fueron unos bravos guerreros que, valientemente, defendieron sus dominios frente a incas y frente a españoles. Hoy la ciudad, que se ubica en otro lugar, y la provincia homónima, se conocen con el nombre de Jaén, a secas. El caso es que “Diego Palomino” me saltó en el messenger de facebook y, obviamente, me resultó grato ver un mensaje del capitán jaenés. En realidad era Soterio Fernández, vicepresidente de la  Asociación Cultural “Hijos de Jaén”, un colectivo de jaenos (gentilicio del Jaén peruano), afincados en España y que formaron esa organización con sede en Madrid. Dicho perfil en facebook, “Diego Palomino de Jaén”, es usado por varios miembros de esa asociación. A partir de ahí todo vino rodado: intercambiamos impresiones, valoramos retomar antiguas acciones que ya habían sido promovidas hace años desde diversas instituciones privadas y públicas en pro del hermanamiento entre las dos  “Jaén”, pensamos en posibles actividades e intercambios y surgió la idea, por parte de Soterio, de hermanar los dos colectivos, la Asociación IUVENTA e Hijos de Jaén. De tal guisa que el pasado 9 de febrero una representación de IUVENTA, Remigio Delgado Patón y un servidor, nos desplazamos al Senado de España para firmar un acuerdo de colaboración entre jaeneses españoles y jaenos peruanos, con el que reiniciar ese camino de hermanamiento y conocimiento mutuo. El encuentro fue francamente emocionante. El presidente y el secretario de “Hijos de Jaén”, Glicerio Pachamora y Adolfo Suárez, acompañados por Soterio Fernández, Nicanor Alvarado, Fernando García y María Carmen Carriche. También contamos con la presencia del senador por Jaén, Pío Zelaya, y de la Ministra Consejera de la Embajada de Perú, Maria Gabriela Porras, acompañada de Maura Ocaña. Compartimos palabras, experiencias, risas e ilusión. El objetivo primordial será encontrarnos y reconocernos. Saber que existimos hermanados por una ciudad y provincia homónima en dos continentes tan distintos y distantes, además de descubrir que contamos con unos nexos históricos comunes. En la búsqueda de los lazos que nos unen podremos fomentar la fraternidad y los valores humanos entre pueblos que somos muy diferentes pero que, de seguro, tenemos mucho que compartir y mostrar. Tenemos dos universidades de Jaén, devociones religiosas que se sustentan en orígenes legendarios curiosamente similares, dos alcaldes de Jaén o, entre otras cosas, el mejor café del mundo y el mejor aceite de oliva del mundo. Estoy seguro de que encontraremos unanimidad y apoyo para este proyecto.

COMENTARIOS

chevron_left
De Paradores y fantasmas
chevron_right
I Foro por la Cultura de Jaén