Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/09/2021

Cádiz

Desarticulado en Cádiz un clan que abastecía de hachís a puntos de menudeo

El trasiego de traficantes en los domicilios vigilados, que eran supermercados de droga, en el barrio de Puntales por la UDYCO desde meses atrás era constante

Andaluc�a Informaci�n Publicidad AiPublicidad Ai

Imagen de la droga incautada.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Cádiz a cuatro mujeres y tres hombres como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. Los detenidos son los miembros de un clan cuyo cabecilla estaba afincado en el barrio de Puntales y con una estructura perfectamente jerarquizada se dedicaban a la venta y distribución de hachís a un gran número de vendedores de esta sustancia, la mayoría asentados en la capital.

La investigación se inició hace  varios meses tras detectar  un trasiego continuado de vendedores al por menor de hachís que se desplazaban hasta el barrio de Puntales para adquirir lotes de hachís por kilos o cantidades menores, con diferentes géneros y calidades. Fruto de las vigilancias y gestiones realizadas se descubrió la identidad de los presuntos implicados, los cuales resultaron ser miembros de un clan familiar que actuaba bajo una estructura jerarquizada y perfectamente definida, donde cada uno de los integrantes desarrollaba el papel asignado por el cabecilla, un hombre de 35 años de edad, afincado en el barrio de Puntales.

Los investigadores descubrieron que las entregas de droga se efectuaban en el domicilio del principal investigado, que responde al alias de “Tuly” y en otro domicilio de sus familiares. En estas casas solo guardaban el hachís que iban a vender cada día, nunca cantidades muy grandes y que permanecían en estas viviendas escasas horas o en ocasiones  minutos.

Una de las investigadas era la encargada de hacer de “correo”, su labor era sacar los pedidos de hachís de la guardería y llevarlos  hasta los domicilios de entrega, siempre guardando la mayor discreción, tratando de pasar inadvertida, llevando la mercancía en mochilas o bolsos. La persona que guardaba la droga era otra de las mujeres investigada, lo hacía en su propio domicilio, en un arcón sellado con  varios candados.

Así pues, tras las vigilancias realizadas se  determinó el momento idóneo para lanzar la Operación Parrilla el pasado 10 de junio tras obtener sendos mandamientos de entrada y registros otorgados esa misma tarde por el Juzgado de Instrucción número 2 de Cádiz. En total se realizaron cuatro registros de los cuales dos de los domicilios ubicados en la  calle Alcalde Blázquez y otros dos en la barriada de Puntales, concretamente en las calles Carraca y  Eloisa Malcampo Ofarrell.

Además de proceder a la detención de los siete investigados como presuntos autores de tráfico de drogas,  en los registro practicados se han  incautado  56 kilos de hachís, 10.300 euros en efectivo, dos  turismos empleados por la organización y diversos objetos de valor.

Localizada y neutralizada una  “guardería” de este grupo delictivo

La investigación realizada ha permitido descubrir además de las zonas de ventas, la guardería de este grupo  donde almacenaban  más de 50 kilos de hachís. Estas zonas de guardería es uno de los principales objetivos de los grupos que investigan el tráfico de drogas ya que son muy difíciles de detectar no solo para evadir la acción policial ,sino también para evitar el robo por parte de otras organizaciones criminales. 

Estas  guarderías rara vez se encuentran en barrios pequeños como el de Puntales,  donde todos los vecinos se conocen y donde es difícil ocultar este tipo de movimientos de personas y mercancías, propios de una organización como la desmantelada. La  guardería se encontraba en un domicilio de la calle Carraca, en una finca grande, con multitud de vecinos cuyas casas dan a un patio interior que hay que atravesar para acceder a las viviendas.

Una vez finalizado el atestado policial, los detenidos fueron puestos a disposición judicial, decretándose ingreso en prisión para tres de los detenidos y libertad con cargos para el resto de los encartados.

COMENTARIOS