Actualizado: 19:18 CET
Jueves, 05/12/2019
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Cádiz

Una madre tiene que ir al centro a cambiar a su hija por falta de PTIS

La Junta de Personal Docente no Universitario de Cádiz lamenta que, a pesar de la ampliación de horas para los PTIS, aún faltan por cubrir 2.332 horas semanales

  • Aula.

Más de 77 millones respecto a 2018 en la partida destinada a Educación Especial según la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, superando los 400 millones, de los que 6.331 irán destinados a Cádiz. Al menos así lo afirmaba hace unas semanas el consejero de esta materia, Javier Imbroda. Aunque lo cierto es que los números no casan con la realidad. Así lo han expresado desde la Junta de Personal Docente no Universitario de Cádiz, indicando su indignación ante la falta de monitores de Necesidades Educativas Especiales (llamados PTIS) en la provincia.

Entendemos que con un presupuesto de 6.331 millones de euros, la Consejería puede gastar el millón y medio de euros que sería suficiente para contratar a este personal”

Según los cálculos facilitados desde la Delegación Territorial de Educación de Cádiz hacía falta cubrir para este curso en nuestra provincia un total de 2.649 horas más semanales de este personal. Dado que desde que empezó el curso se ha ampliado la contratación 317 horas más, aún faltan por cubrir 2.332 horas semanales. Esto se corresponde a 93 PTIS trabajando las 25 horas semanales.

En la capital gaditana ha sido muy sonado, gracias a las redes sociales y su repercusión en los medios, el caso de Álex, el pequeño de tres años del CEIP Celestino Mutis que precisa de uno de estos monitores. Aunque a este se suman otros muchos casos en la provincia. Es el ejemplo de un centro de Sanlúcar de Barrameda donde, según la la Junta de Personal Docente, hay cuatro niños que necesitan la asistencia de un PTIS y “este es contratado sólo tres horas cada día”. O el de un colegio rural del término municipal de Conil, en el que una niña de Educación Infantil que padece Síndrome de Patau (grave afección congénita que produce problemas físicos y cognitivos) no tiene asistencia alguna de ningún PTIS a pesar de su inestabilidad motórica y problemas de visión. Es su propia madre quien tiene que acudir al centro a cambiarla cada vez que la pequeña no es capaz de retener esfínteres.

Los problemas de discriminación para este tipo de alumno van más allá. La falta de personal especial para estos pequeños también afecta cuando llega una excursión escolar, según cuentan desde los sindicatos. “La mayor parte de las veces, no pueden ser disfrutadas por este alumnado con Necesidades Educativas Especiales que necesita la ayuda de PTIS puesto que los PTIS tienen otros alumnos/as en el centro a los que atender o la excursión sobrepasa su horario laboral”. “No es este un tema menor cuando hablamos de niños y niñas de corta edad que ven una excursión como un motivo de ilusión y cuando llega el día tienen que quedarse en casa porque no se les atiende como se debe y como merecen”, señalan.

“Como docentes, queremos ocuparnos de todos y cada uno de nuestros alumnos y alumnas de la mejor manera posible. Queremos ofrecer toda la atención necesaria y no es posible hacerlo cuando la administración no cumple su obligación de dar a cada alumno o alumna según su necesidad”. Es por ello por lo que exigen a la Consejería de Educación que cubra las 2.332 horas semanales de PTIS en la provincia. “Entendemos que con un presupuesto de 6.331 millones de euros, la Consejería puede gastar el millón y medio de euros que sería suficiente para contratar a este personal”, concluyen. 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiAndaluc�a Informaci�n
Publicidad Ai
chevron_left
Cádiz celebrará del 18 al 23 de noviembre la Semana Ecofeminista
chevron_right
Fiscales y forenses en la lucha contra la violencia de género