Actualizado: 17:48 CET
Sábado, 14/12/2019

Cádiz

Un familiar a bordo de un kayak pone fin a ocho días de tensa búsqueda

El cuerpo sin vida de Luis Díaz, que desapareció hace ocho días en Caños de Meca cuando practicaba submarinismo, es hallado entre alivio y dolor

Cargando el reproductor....

Tras ocho días de intensa búsqueda, “el mar nos ha devuelto a Luis. Descanse en paz”. Así lo confirmaba a primera hora de la mañana de ayer miércoles el alcalde de Vejer, José Ortíz, localidad de donde era natural el submarinista Luis Díaz, de 34 años, que llevaba desaparecido desde que fuese a practicar pesca submarina a pulmón el pasado lunes 9 de septiembre en la zona de Los Caños de Meca. Desde aquel fatídico día, permanecía desplegado un amplio dispositivo de búsqueda por mar, tierra y aire de Salvamento Marítimo, Guardia Civil y Protección Civil, con un refuerzo de voluntarios reclutados por las autoridades locales y la familia en los últimos días, cuyo único objetivo era encontrar a Luis Díaz, casado y padre de una hija de 18 meses.

Luctuosamente, su cuerpo fue hallado sin vida a primera hora de este miércoles. Primero fue el vigilante de uno de los chiringuitos de la zona de Caños quien avistó un “bulto” flotando cerca de la zona donde desapareció, en las Lajas, frente al Restaurante El Pirata. Sobre las ocho de la mañana el concuñado del submarinista desaparecido, Luis Miguel Infante Sánchez, observó desde la orilla el cuerpo y supo “que era él”.

“Tuve la certeza de que era Luis”, explicaba a este medio, “y como vi que pasaba la patrullera de la Guardia Civil comencé a hacerles señales con una linterna, pero pasaron de largo en dirección a Conil”. La embarcación de Salvamento Marítimo seguía su estela. “Entonces pensé en lanzarme a nado, porque no estaba muy lejos de la playa, pero unos vecinos me prestaron un kayak y me eché al mar”.

“A medida que me acercaba al cuerpo ya no tuve dudas, era él, por la forma de flotar y por la vestimenta. Le agarré y me percaté que la patrullera de la Guardia Civil había virado y venía hacía mí”, explicaba su cuñado.

Una vez rescatado el cuerpo sin vida de Luis Díaz, éste fue trasladado hasta el puerto de Barbate donde permaneció hasta el mediodía, cuando se presentó la autoridad judicial y los servicios funerarios. Allí, en el puerto, donde se vivieron momentos dramáticos, sus familiares y amigos permanecieron a su lado en todo momento.

Tal y como explica su cuñado, “es triste, pero es preferible que haya sido así, es duro, pero era importante recuperar su cuerpo”.


De la misma opinión es Carlos Álvarez, tío de Luis Díaz y portavoz de la familia. “Son momentos encontrados. Por un lado, la alegría de acabar con su búsqueda, que estaba haciendo mucha mella en la familia, y por otro, la gran tristeza del fallecimiento de una persona magnífica, joven y con mucho futuro”. Eso sí, a pesar de la dureza del momento, quiso agradecer el esfuerzo “impresionante y el trabajo realizado por todos, desde la Guardia Civil hasta Salvamento Marítimo, sin olvidarme de los voluntarios que han participado en su búsqueda. Y también agradecer la solidaridad de los vecinos tanto de Vejer como de Barbate que se han volcado con nosotros”.

Manuel González, portavoz de OPC de la Guardia Civil, que ha estado presente casi desde el primer día, quiso dar las condolencias a la familia porque “a pesar del esfuerzo realizado y tras ocho días intensos, no hemos podido encontrar con vida a Luis aunque sí hemos recuperado su cuerpo, que es poco consuelo pero era importante para su familia”.

Cabe recordar que el joven, gran conocedor de la zona, se metió a hacer pesca submarina el pasado lunes día 9 y, tras llevar varias horas en el agua, su mujer dio la voz de alarma en la noche del mismo lunes de su desaparición.

A partir de ahí, el dispositivo de búsqueda coordinado por la Guardia Civil no ha parado peinando la zona, incluyendo a buzos voluntarios procedentes de otras localidades de la provincia y de fuera de ellas.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Andaluc�a Informaci�n
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Trabajadores del Servicio de Alumbrado dan las gracias a Martín Vila
chevron_right
No hubo cesión ilegal de trabajadores en Información Turística