Actualizado: 21:14 CET
Martes, 22/10/2019

Cádiz

"Hasta Paco Alba criticaba la falta de aparcamiento"

El alcalde, José María González, recuerda la copla de 'El Brujo' en un artículo publicado en sus en redes sociales

  • José María González, Kichi

El alcalde, José María González, recuerda en un artículo publicado en sus en redes sociales que hasta Paco Alba cantaba a la falta de aparcamientos, haciendo referencia a la copla de ‘Los hombres del mar’ . “La copla es de 1965... Ya ha llovido desde entonces. Por cierto, en aquella época ni yo era alcalde, ni había carril bici”. “Recuerdo las noches y los mediodías en los que mi padre llegaba de trabajar con una queja nada más entrar por la puerta: ‘No hay forma de aparcar, me he llevado una hora buscando dónde dejar el coche’. Me acuerdo de la queja como algo cotidiano y como una herencia que luego me tocó soportar tanto a mí como a todos los vecinos y vecinas que vivimos en Cádiz”, reza el texto. A continuación puede leerse al completo:

Me acuerdo de la queja como algo cotidiano y como una herencia que luego me tocó soportar tanto a mí como a todos los vecinos y vecinas que vivimos en Cádiz. Crecimos con el incordio al que cuesta mucho acostumbrarse. Ha sido así siempre, por mucho que quieran distorsionar la realidad y, por consiguiente, el pasado.

Miren ustedes, la falta de aparcamiento no es por culpa del carril bici, ni por culpa de este alcalde, ni por este Ayuntamiento. La falta de aparcamiento es principalmente por dos motivos: La primera, la morfología de Cádiz. La propia forma de esta ciudad -muy limitada en el espacio- desemboca en la ausencia de estacionamientos. La segunda, la evolución de una sociedad de consumo donde cada vez se han adquiridos más coches. Donde las familias se han acostumbrado a tener hasta dos o tres vehículos, donde el coche pasó de ser un artículo de lujo a uno de masas.

Nos podrán acusar de muchas cosas. Pero no nos pueden acusar de generar una situación que se remonta en el tiempo. Ni tampoco podrán acusarnos de habernos puesto de perfil en la búsqueda de una solución. De ahí nace el carril bici y la convicción de que no existe mejor método de desplazamiento en la ciudad que sustituir, en la medida de lo posible, la bicicleta en detrimento del coche y los vehículos de motor.

Y apostamos por la bicicleta por tres razones: Primero por sostenibilidad. Sostenibilidad económica y sostenibilidad ambiental. La bicicleta es apta para todos los bolsillos y casi todas las personas. Además no contamina. Segunda, para combatir el sedentarismo. La bicicleta es sana. Y tercero, porque no sólo nos importa lo inmediato, sino también el futuro, el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos e hijas y ese mundo -esa herencia- pasa por luchar contra el cambio climático desde todas las esferas y desde todos los ámbitos.

Evidentemente, somos consciente de que mucha gente, muchos currantes especialmente, sí necesitan el vehículo para ir a trabajar y supone una pesadilla añadir al tiempo laboral encontrar un sitio. De ahí que hayamos hecho un plan que contemplan hasta 4.000 aparcamientos con la construcción de bolsas de estacionamientos como la que abrimos en la carretera de Astilleros. Nos duele la boca de pedir al resto de administraciones que cedan los solares que tienen vacío, que esta ciudad no puede permitirse espacios muertos como el de subdelegación o el del nuevo hospital que nunca llega.


Pero tampoco es lógico, como leí de un miembro de un partido de la oposición, detractor del carril bici por cierto, coger el coche para trasladarse del Ayuntamiento a La Caleta. Y encima quejarse porque tardó más de 15 minutos en aparcar. Eso no es sostenible, ni tiene razón alguna más allá del ataque vacío y sin contenido.

Quien quiera seguir criticando y acusándonos de un problema que se remonta en el tiempo, podrá hacerlo. Y argumentará las cifras trucadas, estranguladas y falsas que ha sacado -sin ningún rigor (ni rubor)- el PP. Pero por suerte, nuestra historia está escrita en las letras de Carnaval y no hay mejor fuente que el cante del pueblo para desmontar los embustes.

Aquí tienen esta del maestro Paco Alba, de la agrupación ´Los Hombres del Mar', en la que critica la falta de aparcamiento y la necesidad de coger una bici para ahorrarse tiempo, atascos y encima fomentar una vida saludable. La copla es de 1965... Ya ha llovido desde entonces. Por cierto, en aquella época ni yo era alcalde, ni había carril bici 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Andaluc�a Informaci�nPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
El alcalde acude mañana a declarar “con total naturalidad”
chevron_right
Dura dosis de realidad