Actualizado: 13:19 CET
Viernes, 20/09/2019

Cádiz

"Un acoso callejero más"

Una joven gaditana presenta denuncia en la Comisaría tras sufrir varios episodios por los que se "siente insegura por la calle"!

Cargando el reproductor....

“No nos sentimos seguras por la calle con los hombres”. Así lo dice una joven gaditana que utilizaba sus redes para denunciar la situación de “acoso” que sufría hace unos días en el Casco Histórico de Cádiz. Es triste que por ser mujer, joven y guapa una tenga que verse con la espada de Damocles sobre el cogote y “diariamente” tenga que hacer frente a distintos tipos de acosos y abusos, que pueden llegar tanto del género femenino como del masculino. Una joven a través de sus redes sociales denunciaba el episodio vivido el pasado miércoles a la altura de la plaza de la Cruz Verde por parte de un sujeto que se encuentra detenido por la Policía Nacional.

Agentes de la Policía Nacional pertenecientes a la unidad de motos, detuvieron el pasado miércoles a un ciudadano italiano de 22 años de edad como presunto autor de un delito de desobediencia y resistencia a agente de la autoridad. El detenido padece  un trastorno de salud mental y ha estado varios días por la ciudad de Cádiz molestando a mujeres tanto del comercio como a viandantes.

Aunque en un primer momento sólo se recibieron llamadas telefónicas advirtiendo de las molestias que estaban sufriendo algunas mujeres, sí que es cierto que a primera hora de la tarde del jueves se presentaba la primera denuncia por parte de una de las jóvenes afectadas.

El detenido tiene antecedentes por un delito de exhibicionismo.

La joven, explicaba a Viva Cádiz, que se ha sentido violentada en la Comisaría al llegar a denunciar porque “el agente, que trabaja en el departamento de investigación sobre familias y mujeres,  estaba como muy susceptible al decir yo que no nos sentimos seguras con los hombres por la calle, a lo que me respondió que ‘no generalizase, que no todos los hombres somos así’”.

Les hicieron un reconocimiento fotográfico del sujeto detenido. “Ya tiene dos delitos de abuso sexual con nuestras denuncias, aunque está previsto que vayan más a denunciar, dice la afectada. La Policía está a la espera de recabar más denuncias y el testimonio de la víctima para “ver si algunas de sus acciones están tipificadas en el Código Penal como abuso sexual”. Recordó que hace una semana se le tiró un tío encima por la Cruz Verde, pero el martes “comenzó a tirarse y a rozar sus genitales contra mi cuerpo. Nadie dijo nada. Me puse muy nerviosa y lo tomé como otro acoso callejero más de los que vivo a diario”. Volvió a encontrárselo y “volvió a intimidarme. Lo grabé y lo subí a las redes ”.  Lo ocurrido demuestra “que ni soy exagerada ni estoy loca. Es un acosador”. A ello añade que “me siento insegura por la calle, sobre todo en verano, hay menos ropa, parece que los hombres se exceden más cuando te ven marcando pezones”.  Ahora mismo se arropa en los colectivos feministas y hay veces que se arrepiente de “haberlo hecho público por el acoso social, incluso de la prensa, que intenta moverse por el morbo”.  A esta joven le han llegado otros testimonios de chicas  que trabajan en algunos comercios y en el Carrefour de la calle Libertad.


 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Concentración en el Palillero

El colectivo ‘Ni una menos’ convocaba una concentración en las plaza del Palillero, donde leía un manifiesto con la voz de Elena Hernández Alemán. En sus palabras ponía de manifiesto que los hechos ocurridos hacen que “nos enfrentemos con rabia e impotencia a la justicia patriarcal que, cada vez, tras retenerlo unas horas, vuelven a dejarlo en libertad”.

Poca gente acudía a la convocatoria a excepción de Laura Jiménez, edil en funciones del Gobierno local, y Lola Casadillas, futura edil, entre otros representantes de Podemos. “La última vez que era detenido, tras dar la voz de alerta, estaba acosando a una menor, y esa misma noche volvía a rondar las calles “con total impunidad”. Denuncian que el mensaje que se traslada es que “pueden intimidarnos todo lo que quieran y acosarnos por las calles con tranquilidad siempre y cuando no haya violencia física”.

El colectivo quiere “gritar bien alto y claro que reclamamos nuestro derecho a existir en los espacios públicos sin miedo a que nos acosen”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Andaluc�a Informaci�n
chevron_left
La denuncia de chiringuitos totalmente desestimada
chevron_right
CSIF denuncia que el servicio de limpieza termina antes que el curso