Actualizado: 11:39 CET
Domingo, 08/12/2019

Cádiz

Un reclamo para revertir las "micro mociones de censura" en Cádiz

El Consejo Rector de la Fundación de la Mujer no acuerda el cambio en la vicepresidencia pretendido por el equipo de Gobierno

Cargando el reproductor....

Dolidos y defraudados. Así se sentían el alcalde de Cádiz, José María González, y la edil de la Mujer, Ana Camelo, ante el hecho de que “haya división entre las mujeres”. Un hecho que “nunca he querido y que habría que cuestionarse por qué se hace ese flaco favor. Es triste”, afirmaba tajante la edil de la Mujer. Mientras tanto, desde la oposición salían con distintos ánimos: enfado y tristeza desde las filas socialistas, alucinación  desde las populares, y tensión desde Ciudadanos. Así acababa del Consejo Rector de la Fundación de la Mujer, donde el equipo de Gobierno pretendía el cese de María Fernández-Trujillo (Cs) como vicepresidenta de la FMM. Un hecho que impedían los votos de PP, Cs, PSOE y la representante del Consejo de la Mujer.

Mientras el volumen de voces aumentaba en el salón isabelino, en las puertas del Ayuntamiento se encontraba un grupo de personas representantes de los colectivos que habían firmado el manifiesto, que contaba con el aval de las 600 firmas, que pedían el cese de la edil de Ciudadanos y la sustitución por la concejala de la formación morada.

El alcalde manifestó que “se ha vuelto a defraudar a quienes tenemos una perspectiva feminista de la realidad y entendemos que las políticas de igualdad no pueden estar en manos de quienes pactan con partidos de ultraderecha”. González consideraba que era importante “esa última posibilidad al PSOE para que se viniera al bando de quienes defendemos las políticas de igualdad de verdad y no de boquilla”.  Confía en que haya una “reflexión calmada en las filas socialistas porque la pérdida del norte político no tiene precedentes”. Añadió que conoce a socialistas  que “no están de acuerdo con las decisiones del grupo municipal”.

El regidor afirmó que con el PSOE es “francamente difícil establecer cualquier hilo comunicativo”.  Saben que “siempre tienen nuestra puerta abierta y pese a las señales de estos días, ha sido imposible. Se han basado en la defensa de un debate sobre las formas sin entrar en el fondo de la cuestión”.  Se refirió a la FMM y a Onda Cádiz, donde ha habido “micro mociones de censura que se han perpetrado en la ciudad, donde el PSOE tiene la oportunidad de revertir, porque si no, me malicio que tendrá consecuencias desastrosas para los socialistas”. Su posición tras el Consejo, “ha quedado meridianamente clara”.

Llamó al “pueblo de Cádiz a ejercer una responsabilidad activa con el ejercicio de su voto para que no vivamos en los próximos cuatro años la realidad que estamos viviendo”, con el dictado de la oposición o con las micro mociones de censura.

A su juicio, la Fundación de la Mujer nunca ha sido “tan inclusiva y abierta como ahora”.  La inclusión de estos colectivos feministas  debería tenerse en cuenta, y apeló a  “la presión desde fuera, pero con la presencia en las instituciones”. El regidor hizo un llamamiento a que “sigan peleando en la calle pero den un paso al frente en el funcionamiento del Consejo de la Fundación de la Mujer”.


La vicepresidenta

El Consejo Rector para Ciudadanos fue “surrealista, escuchar al alcalde y a Camelo hablar de las políticas que han llevado a cabo... Es como si estuviéramos en dos mundos paralelos”. Así lo resumía María Fernández-Trujillo, quien aseguraba que el Consejo Local de la Mujer, la gerencia de la Fundación, el Plan contra la Violencia de Género o la equiparación salarial de la Fundación es una “labor de la oposición”.

Cree que han hecho política a nivel andaluz, “haciéndole un juego sucio al PSOE, aprovechando el asunto del Gobierno andaluz, pero lo peor es que están enfrentando a las asociaciones de mujeres”.

En el Consejo puede entrar cualquier asociación, y la confrontación se ha generado  “creando un problema sólo por cuota electoral, que es lo que le interesa al alcalde”.

Los populares

“A mí me entra hasta risa con lo que han dicho de que la única que puede ser vicepresidenta es Camelo porque es la más feminista de todas”. Mercedes Colombo, como portavoz del PP, no podía comprender si es que “tienen un metro, un referente y el feminismo y nosotras no hemos hecho nada por las mujeres  porque la feminista más extraordinaria es la señora Camelo”. Se preguntaba que “dónde se mide quién es feminista y quién no, porque se mide con los actos no con el megáfono”. Con ese “argumento de la feminista de pro” defendían su postura, mientras que “la oposición ha hecho más en 15 meses que lo que han hecho ellos en los años anteriores”.

Colombo cuestionaba, de manera irónica, que si antes de que llegara Podemos no se hacía política de mujer, “cuando vienen haciendo lo que se hacía antes, y lo relacionado con el LGTBI, que trajo el PSOE, ahí lo tienen parado y sin presupuesto”.

La pretendida sustituta

Camelo declaró que “no voy a permitir que se nos diga que no se ha trabajado en la Fundación de la Mujer. Ha estado abierta; se ha trabajado en prevención, sensibilización, en formación, en diversidad”. A su juicio, en estos tiempos se ha pretendido “sesgar, y defiendo la sororidad que siempre he defendido”. Aclara que, desde el equipo de Gobierno, van a seguir trabajando por las mujeres, como “hemos venido haciendo en este tiempo”. A su juicio, es “triste” lo que está sucediendo ahora.

Acusan al Gobierno de "mangonear en política de igualdad"

Aunque querían cesar a Ciudadanos de la Vicepresidencia, desde el Gobierno local se centraba el tiro contra el grupo municipal socialista, una situación que ya se vivía en la reunión de hace varias semanas donde se planteaba el cambio en la Fundación.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

En la tarde del miércoles, los  socialistas salían “tristes porque se ha evidenciado un manoseo en la política de igualdad. Le hemos preguntado al alcalde si merecía la pena para sacar un puñado de votos poner una trampa al PSOE”, decía Mara Rodríguez, con la intención de “ponernos entre la espada y la pared”.

El cambio de la Vicepresidencia fue un “gesto para cambiar las riendas en la gestión porque no se estaba haciendo nada”. La tristeza es “la polarización. Se ha dinamitado el movimiento asociativo feminista de la ciudad. Nosotros partimos de la unión y ellos prefieren el divide y vencerás”. No paran de “ponernos trampas”. Ojalá se hubieran hecho los esfuerzos con el pliego de transporte o de limpieza”.  Reclamó que les hubiera gustado “que se hubieran sentado con nosotros”.  

El PSOE va a “hacer lo mejor para las mujeres de Cádiz, como viene demostrando; no vamos a consentir más ataques  ni amenazas ni ponernos por favor político en contra”. Hoy aquí lo que se ha visto es ·que utiliza a las mujeres de Cádiz a cualquier precio. Nos sentimos agredidas y no vamos a tolerar nada más”. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiAndaluc�a Informaci�n
chevron_left
Luz verde al contrato de una subestación de un yacimiento petrolífero
chevron_right
Un millón de euros para mejorar la eficiencia energética en edificios