Publicidad Ai
Publicidad Ai

Andalucía

Un pulgar robótico para ampliar las capacidades humanas

Un nuevo dispositivo desarrollado por investigadores de la Universidad de Cambridge permite aumentar la fuerza y la destreza de la mano humana

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Andaluc�a Informaci�nPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Un pulgar robótico para ampliar las capacidades humanas. -

¿Alguna vez has deseado tener más dedos en las manos? Imaginen poder sostener un martillo con una mano, tocar un piano con la otra y usar el pulgar extra para abrir una lata de cerveza. Bueno, gracias a un equipo de investigadores de la Universidad de Cambridge, esa fantasía podría convertirse pronto en una realidad.

Ya conocíamos proyectos como el del magnate Elon Musk y su Neuralinkun intento más por superar los límites humanos a través de los adelantos tecnológicos y la innovación.

El pulgar robótico, llamado Tercer Pulgar, está diseñado para personas sin discapacidad, lo que lo diferencia de las prótesis tradicionales que se utilizan para reemplazar extremidades perdidas. El dispositivo se acopla a la mano no dominante y se controla mediante sensores de presión ubicados debajo de los dedos gordos de los pies. Cuando el usuario ejerce presión sobre un dedo gordo del pie, el pulgar robótico se mueve en la dirección correspondiente.

El Tercer Pulgar tiene el potencial de ser utilizado en una amplia gama de aplicaciones, desde tareas manuales como soldar o tocar instrumentos musicales hasta procedimientos médicos complejos. También podría ser útil para personas con manos artríticas o con otras afecciones que limitan su destreza.

“Se trata de una tecnología diseñada específicamente para personas sin discapacidad, personas con dos manos y cinco dedos, que les permite hacer más cosas con las manos”, explica Tamar Makin, investigadora de la Universidad de Cambridge y autora del estudio publicado en la revista Science Robotics donde se explica el descubrimiento.

El desarrollo del Tercer Pulgar es un ejemplo de cómo la ingeniería neuronal y la robótica biónica están cambiando nuestra comprensión de las capacidades humanas. A medida que estas tecnologías continúen avanzando, es probable que veamos aún más dispositivos que amplíen nuestras habilidades y nos permitan realizar tareas que antes eran imposibles.

Solo el tiempo dirá cuál será el impacto del Tercer Pulgar en el mundo. Pero una cosa es segura: esta tecnología es un recordatorio de que las posibilidades de lo que podemos lograr con nuestras manos son infinitas.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN