Barbate

La propietaria de la vivienda de la Ribera de la Oliva que se va a derribar pide ayuda

La Junta tiene previsto el derribo este martes a las diez de la mañana y su propietaria pide el apoyo de los vecinos de Barbate "para bloquear las entradas"

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Imagen aérea de la Ribera de la Oliva

Este martes, 30 de abril, la Junta de Andalucía efectuará el primero de los cuatro derribos de viviendas ubicadas en la zona de la Ribera de la Oliva de Barbate, consecuencia de una actuación contra las construcciones irregulares llevada a cabo en diciembre de hace dos años, en 2022. En dicha actuación se levantaron expedientes a prácticamente un centenar de edificaciones de la dicha zona.

En este sentido, la propietaria de la vivienda afectada por la orden de derribo que se ejecutaría a partir de las diez de la mañana de este martes, Matilde García, en una comparecencia ante los medios de comunicación frente a su vivienda, ha pedido “ayuda a los vecinos y vecinas de Barbate” para que acudan a esa hora y se bloqueen las entradas a las máquinas que ejecutarían la demolición.

García ha señalado, entre lágrimas, que lleva “cuatro meses acosada con cartas” aunque “lo único que he hecho ha sido construir mi casa” en la que se ha gastado todos sus “ahorros”.

La propietaria lamenta que “primero hice el muro y nadie lo paró, pero esperaron a que me hiciera la casa y cuando vieron que tenía todos mis ahorros gastados empezaron a llegarme las cartas de derribo”.

Por eso, insiste, pide “apoyo” al pueblo de Barbate ya que “se ha peleado con todo el mundo, con jueces de Cádiz y de Sevilla, con la Junta, con los fiscales” que “están empeñados en tirarme la casa”.

“No he cometido un crimen”, señala, “solo me he construido una vivienda porque solo quiero vivir dignamente” y es que según explica “con el dinero que tenía no tenía posibilidades de comprarme una casa en Barbate, tan solo una mierda con precio disparados y a la que habría que hacerle una reforma por una gran cantidad de dinero”.

También asegura que “me he reunido con el alcalde”, Miguel Molina, “pero nos tiene vendido, nos ha tirado a la boca del lobo… este terreno es de Barbate y tendría que haber actuado la Policía Local multándonos”, pero “no lo hicieron”.

Y en diciembre de 2022 “nos vendieron a la Junta… hemos tenido reuniones con él pero lo único que sabe decir son mentiras”, de hecho “llevo tres años intentando empadronarme y nos lo han denegado”, con lo que “no puedo justificar que vivo aquí, que no tengo otra cada y que trabajo temporalmente”, por lo que “cómo justifico que vivo aquí si el alcalde no me deja empadronarme”.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN