Actualizado: 20:28 CET
Sábado, 19/09/2020

Arcos

“Hemos comprobado la capacidad de regeneración de la naturaleza”

Entrevista con el presidente de AMA Natura, Ángel Roldán

  • Ángel Roldán Durán.

La calidad del aire urbano ha mejorado gracias a la reducción en un 61 por ciento de las emisiones del tráfico de vehículos en Andalucía y en un 58 en el resto del territorio nacional. La histórica disminución de la polución es una de las escasas noticias positivas que está dejando la crisis del coronavirus. No obstante, esta situación podría revertir con la relajación de las medidas en torno a la lucha contra el Covid-19. Además, el medio ambiente sufre aparente retroceso con la derogación de leyes de protección desde la Junta de Andalucía; noticia que, con gran amargura, recibe la asociación AMA Natura-Ecologistas en Acción de Arcos. Su presidente, Ángel Roldán, se refiere a éstas y otras cuestiones que necesitan atención en la defensa del medio ambiente.   

La crisis del coronavirus, como casi todo, ha puesto límites y condicionado la acción ecologista. ¿Cómo sobrevive una asociación como la que preside, cuando visitar el campo, el entorno natural y urbano ha sido un sueño durante dos meses?  
–La crisis actual del coronavirus está sirviendo más bien para reivindicar la necesidad de la existencia del movimiento ecologista, pues tal y como se viene comprobando, movimientos como el nuestro llevan advirtiendo de la situación del planeta desde hace decenios. La mala relación de gestión y convivencia de la sociedad con el medio físico que la soporta acarrea problemas de esta índole; y esta crisis pandémica probablemente no sea más que el comienzo de una serie de episodios de desastres naturales que pueden concluir con la extinción del homo sapiens, que no de la naturaleza.

La asociación no ha dejado de comunicarse interna y externamente con los medios telemáticos. ¿Cuáles han sido sus principales inquietudes durante el tiempo de confinamiento?  
–Nuestras inquietudes son las mismas que anteriormente, pues no por causa de la pandemia que vivimos ha  cambiado nuestra relación agresiva normalmente con el entorno que nos soporta. Al igual que el resto de la sociedad, sí hemos podido comprobar y percibir directamente la capacidad de recuperación y regeneración de la naturaleza en cuanto se la da una oportunidad para ello. Esto no es más que otra prueba de la torpeza de la especie humana en su modo de relación con el resto de la biosfera de la que formamos parte.

La Junta de Andalucía, en plena crisis, ha derogado normas y leyes que, según los grupos ecologistas, suponen un retroceso en las políticas de preservación del medio. ¿Hasta qué punto, después de su análisis, se producirá esa marcha atrás?  
–La Junta de Andalucía pretende con la aprobación irregular de este decreto legalizar lo que ya se viene haciendo desde hace muchísimos años en Andalucía; es decir, carta blanca para hacer, construir, derruir lo que se le apetezca al sistema económico vigente sin importarle las causas y daños al medio. Esto no es más que una retrógrada y redundante apuesta por la destrucción del hábitat, comportándonos como si nosotros -la especie humana- no formáramos parte de ella. Desde AMA Natura-Ecologistas en Acción formamos parte de un gran grupo de trabajo para que tamaño despropósito que atenta contra cualquier posibilidad de futuro óptimo no se pueda llevar acabo. AMA Natura  ha hecho llegar a los grupos políticos de Arcos una pregunta sobre su posición con el decreto andaluz: Andalucía por Sí, VOX, Ai-Pro, Partido Popular y Partido Socialista no se han dignado a responder a esta pregunta básica, lo cual, a nuestro entender, demuestra la importancia que le dan estas formaciones a las cuestiones medioambientales y, con ello, al futuro de las próximas generaciones. Están más bien al acecho de las posibles comisiones y a llevarse bien con el mundo de la especulación, del hormigón y el ladrillazo.

En reiteradas ocasiones han mostrado su preocupación por la calidad del medio en Arcos, por asuntos como la ocupación de espacios de dominio público, actuaciones urbanísticas al margen de la legalidad, la situación de las infraestructuras hidráulicas, los equipamientos públicos y la afectación de determinadas industrias sobre el término municipal... ¿Se ha avanzado de algún modo?
–Desgraciadamente, en Arcos no hay un verdadero interés en que las actividades de la índole que sean estén regladas y reguladas en aras del bien común, sino del interés de la persona o personas que tienen que gestionar y tramitar estas cuestiones, que parecen trabajar más por sacar tajada, independientemente de que estos individuos sean trabajadores municipales o cargos electos. Es la realidad que nadie se atreve a mencionar y a la que los colectivos de defensa medioambiental nos tenemos que enfrentar diariamente.

En ocasiones, da la impresión de que la relación del movimiento ecologista con las administraciones públicas es un problema eterno. ¿Consideran que está mejorando la comunicación, teniendo en cuenta la importancia de las políticas medioambientales en una sociedad que se precie?  
–Es una contradicción en sí misma por no reflejar la realidad que impera. La relación de las organizaciones de defensa medioambiental con las administraciones públicas no es ni debe ser un problema, es la inacción de las administraciones públicas y el constante incumplimiento de sus compromisos con la mejora del entorno en el que vivimos. Sus palabras huecas para mejorar el medio ambiente es el pan nuestro de cada día. Aprovecho para volver a pedir que se nos conteste a nuestras peticiones de información que de manera reglada hemos hecho en innumerables ocasiones, aprovechando también la ocasión para decir que tanto la delegada de Trasparencia como el alcalde mienten continuamente sobre la misma. Al equipo de Gobierno actual, al igual que a los anteriores, no le importa nada la protección medioambiental, solo las próximas elecciones municipales con sus consecuentes emolumentos económicos.

En qué proyectos e iniciativas se centrará AMA Natura a partir de ahora con la apertura de las nuevas fases de la desescalada? ¿Cómo volverá a esa ‘nueva normalidad’?
–AMA Natura seguirá centrada en las mismas inquietudes por las cuales se creó, dado que poco se ha resuelto. ¿Proyectos en los que centrarse? Son tantos los frentes que abordar que difícilmente se podrían enumerar. El mayor problema medioambiental es la actitud humana sobre ello, tristemente capitaneada por nuestros regidores electos. Trabajar la concienciación es fundamental. Aprovecho para reiterarme en pedir a nuestro Ayuntamiento que conteste a nuestras peticiones de información conforme marcan las leyes establecidas. También reivindicamos la constitución del consejo local del Medio Ambiente.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Junta y Ayuntamiento de Arcos difieren sobre los datos de Covid-19
chevron_right
25 años viviendo el taxi