Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 19/04/2021

Arcos

El buen partido del EDM JurisLeg no fue suficiente

La derrota en casa ante el DKV Jerez (80-84) aleja a los arcenses de la pelea por los playoffs

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El partido fue duro: Jesús López, dolorido, y Sergio Barrera, con una luxación, lo sufrieron en sus carnes.

El EDM Arcos JurisLeg Abogados de baloncesto no pudo conseguir el triunfo ante el DKV Jerez en el encuentro disputado el pasado sábado en el pabellón arcense, cayendo derrotado ante los jerezanos por 80-84, lo que le aleja casi definitivamente de la clasificación para los playoffs al título.

Fue un partido muy competido que no se decidió hasta el último minuto, pero el DKV hizo valer sus rotaciones mejor que los arcenses, que andan cortos de efectivos, llegando al cuarto periodo con algunos jugadores muy cansados -Manu Moreno había jugado los 40 minutos del partido contra el Cárnicas El Alcázar Alcalá la misma mañana-, lo que no impidió que respondiera bastante bien.

El partido se decidió por detalles -algún rebote perdido o las penetraciones a derecha de Beltrán-, pero el trabajo colectivo del equipo fue excelente. Los jerezanos se han reforzado a medida que transcurría el choque, mientras que los arcenses iban perdiendo jugadores, quedándose sin las rotaciones necesarias en momentos culminantes del encuentro. Jesús López llegó exhausto al tramo final, en el que se produjo la escalofriante lesión de Sergio Barrera, que sufrió una luxación de hombro al caer en mala postura en una acción desafortunada provocada por la falta de un rival. Al JurisLeg se le escaparon canastas decisivas que parecían fáciles de convertir en momentos cruciales y que le hubiesen dado la victoria.

El partido fue muy bonito por las dos partes, llegándose a 80 puntos por ambos bandos, y en el que los arcenses hicieron las cosas bastante bien, en especial Santi Gil, pero le fue señalada una técnica del todo innecesaria cuando estaba cuajando un gran partido, así como a otros integrantes de la escuadra local, que alteraron su ritmo de juego en situaciones críticas. Los dos entrenadores forzaron la técnica, equilibrándose la balanza desde los banquillos, pero los jugadores arcenses incurrieron en tres técnicas que estropearon una recta final favorable a los rojillos, que incluso pudieron romper el partido. Roque también estuvo a la altura, metiendo la canasta casi decisiva del partido en un equipo joven y con bajas tan relevantes como la de Agustín, pero los de Juan Luis Esteban responden y cada vez hacen mejor baloncesto, con buenos contraataques y mejores decisiones que deben redundar en una mejoría progresiva.

COMENTARIOS