HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 11:42 CET
Lunes, 09/12/2019

Arcos

La Caridad se hace ¿mercado navideño?

Artesanos Reunidos montó una novedosa feria para crear ambiente en el Barrio Bajo y ofrecer un aliciente a vecinos y comercios tiempo

El delegado del barrio en el espectáculo de cetrería.

1

El alcalde durante la inauguración del mercado.

2

Puesto de castañas.

3

Los juegos infantiles.

4

El ambiente en La Caridad.

5

El ambiente en La Caridad.

6

Casi se podría decir que las fiestas navideñas han comenzado ya en el Barrio Bajo de Arcos. El novedoso mercado abierto al público el pasado fin de semana así lo puso de relieve gracias al buen ambiente que acaparó durante su apertura al público. Motivos navideños, y no tan explícitamente navideños, fueron los principales reclamos de la feria montada por la asociación Artesanos Reunidos, que ya acumula una importante experiencia en la ciudad porque viene instalando durante los últimos años el mercado medieval. Pero este año la cita tenía un carácter bien distinto, pues se trataba de ofrecer un aliciente a la población en los prolegómenos de las fiestas navideñas.

La plaza de La Caridad ofreció en sus mejores momentos espectáculos de fuego y cetrería, así como más de una docena de puestos de venta directa de artesanía y productos gastronómicos, entre ellos las ricas castañas tan propias de esta época.

El mercado fue inaugurado por el equipo de Gobierno con su alcalde al frente. Isidoro Gambín esperaba que la población se acercara durante todo el fin de semana a la plaza de La Caridad, aunque en ocasiones la lluvia deslució un poco la convocatoria. El delegado de Barrio Bajo, Jesús Rojas, tuvo ocasión de participar en el espectáculo de cetrería.

Uno de los objetivos de este mercado, con independencia de ofrecer un atractivo y un motivo a los vecinos para salir a la calle, era también que el público llenara los comercios del Barrio Bajo, los bares y restaurantes principalmente. El ambiente familiar, con los niños como protagonistas de excepción de la oferta, ofreció otra perspectiva social de la plaza de La Caridad, con juegos divertidos para los más pequeños de la casa -columpios y marquetería- y con personajes vestidos de otra época imprimiendo carácter costumbrista a la estampa.  

El único lugar negro del mercado fue el tiempo meteorológico que no acompañó en todo momento, caso de la tarde del domingo donde la lluvia hizo acto de presencia, aunque el sábado anterior fue un magnífico día para disfrutar del ambiente navideño en La Caridad.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
‘No me dejes atrás, también podemos caminar juntos’
chevron_right
Un espectáculo para los sentidos