HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 13:25 CET
Miercoles, 15/08/2018

Arcos

Cuarta derrota seguida de un Arcos que no ve luz

Los intentos por empatar el choque se toparon una y otra vez con un inspirado Iván

  • Prieto envía el balón al fondo de la portería del Cabecense pero el gol sería invalidado por fuera de juego.

Arcos CF             0
CD Cabecense    1

Arcos: Toni, Mariño, Rubén Díaz (Álvaro, 46’), Oca, Joselito, Manzano, Zúñiga (77’), Maqui, Narváez (Antonio Sánchez, 68’), Juan Gómez y Prieto.

Cabecense: Iván Casas, Francis, Javi Salas, Bucarat, Franco, Álvaro, Dani Marín, Lúa (Lolo, 69’), Ismael, Chapi (Enrique, 88’) y Pascual (Schuster, 80’).  

Goles:
0-1    m. 9: Bucarat

Arbitro: Luis Alcoba Montes (Granada). Amonestó a los jugadores Maqui, Narváez y Juan Gómez y al entrenador Mariano Suárez, en el Arcos; y a los visitantes Lúa y Bucarat.

Incidencias: 30ª jornada. Estadio Antonio Barbadillo. Unos 300 espectadores. Se guardó silencio por Catalina Romero Hernández, hermana del auxiliar del Arcos C.F. Juan Antonio Ruiz.

El Arcos continúa inmerso en un negro túnel en el que no termina de ver la luz. Tras las derrotas ante el Gerena, San Fermín y Sanluqueño se esperaba una reacción inmediata para detener la hemorragia de puntos que el equipo de Mariano Suárez está sufriendo en las últimas jornadas, pero el torniquete aplicado para el partido frente al Cabecense no dio resultado. Tampoco sirvió de mucho el dejar en el banquillo al ‘hombre-gol’ del equipo, Antonio Sánchez, por si recobraba su olfato goleador en la suplencia, o el regreso al once titular de Joselito, Maqui o Zúñiga, relegando a Álvaro y Melo a la banqueta de suplentes, víctimas indirectas del naufragio arcense en Sanlúcar.

Todos estos cambios se sumaban a la inagotable lista de variaciones que sigue padeciendo el Arcos jornada tras jornada y que no parece que mejoren el nivel general de un equipo que sigue concediendo ocasiones atrás y perdiendo oportunidades de marcar en la zona de ataque. Los jugadores ponen todo lo que pueden de su parte para romper el gafe y acabar con la racha negativa en la que se encuentran, pero la ansiedad y las prisas no son buenas consejeras para desatascar una situación que roza la pesadilla. No se entiende cómo quedando tanto tiempo para reaccionar tras el gol de Bucarat a los nueve minutos de juego -ante un rival que se limitó a defenderse con orden e intensidad-, el Arcos no consiguiera perforar la meta de un afortunado Iván Casas, que amargó con sus intervenciones  a los desesperados jugadores locales. Los intentos infructuosos de meter balones al interior del área buscando un rematador, un rechace o una segunda jugada, no llegaron a cristalizar a lo largo del encuentro, pese a la voluntad puesta en ello. La ocasión más clara para los locales se produjo en el minuto 65 en un tiro raso de Joselito que se estrelló en el poste izquierdo de la meta de Iván Casas.

El rechace lo agarró Prieto, que disparó de nuevo desviando otra vez el meta rojinegro  y, en tercera instancia, Juan Gómez, recogiendo de tijera el rechace del arquero, volvió a enviar el balón hacia la portería visitante: no sirvió de nada porque allí estaba el omnipresente Iván para amargarle la tarde a los blancos. El único balón que perforó la portería del Cabecense lo alojó en la red Prieto en el minuto 30 del choque, al rematar un despeje en corto de Iván Casas a tiro cruzado de Mariño, pero el juez de línea invalidó el posible empate  al señalar posición ilegal del ceutí, una decisión de lo más discutible porque ni siquiera  los de Las Cabezas protestaron la jugada. Era imposible marcar. Siete minutos antes de esta acción, el infranqueable guardameta sevillano desvió a córner un cabezazo de Rubén Díaz  a saque de falta de Zúñiga. Fue lo más cerca que estuvo el Arcos de marcar. La suerte no acompaña.

“No hemos tenido acierto” (Zona mixta, Mariano Suárez ENTRENADOR DEL ARCOS C.F.)

 “Hemos puesto todo sobre el terreno de juego con ocasiones suficientes para ganar el partido y, en cambio, un equipo sin apenas tirar a puerta en todo el partido te hace un gol en el primer córner que saca. A partir de ahí creo que hemos dado como cuatro palos, balones que se paseaban por delante de la meta y no hemos tenido acierto para hacer un gol. Algunas veces sucede esto, que un equipo se atrinchera en su área perdiendo tiempo desde el minuto uno y el equipo contrario -en este el Arcos- no es capaz de hacer gol por diferentes motivos, escapándosele tres puntos sin habérselo merecido. El Puente Genil hizo más para ganar que hoy el Cabecense. Creo que nos debíamos haber llevado la victoria si hubiésemos tenido más acierto. En otro momento de la temporada, este partido lo habríamos sacado adelante. Ahora, los chavales están un poco bloqueados. Intentamos cosas que no nos salen por diferentes motivos, con jugadas en las que es increíble que el balón no entre en la portería rival. Incluso el gol anulado a Prieto es muy dudoso y todo el mundo, incluídos los jugadores visitantes, dieron el tanto por válido. Ahora tenemos muchos incovenientes y tenemos que seguir trabajando para intentar cambiar la dinámica negativa en la que estamos”.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin