El tiempo en: Andalucía
17/01/2021

Matrícula de deshonor

Iluminación navideña

Sin que sirva de precedente, hoy voy con el Ayuntamiento de Huelva, con esa difícil decisión de “iluminar la Navidad”, con todo lo que ello conlleva

Publicado: 30/11/2020 ·
12:51
· Actualizado: 30/11/2020 · 12:51
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Iluminación navideña en Huelva.
Autor

Federico Pérez

Federico Pérez vuelca su vida en luchar contra la drogadicción en la asociación Arrabales, editar libros a través de Pábilo y mil cosas

Matrícula de deshonor

Un cajón de sastre en el que hay cabida para todo, reflexiones sobre la sociedad, sobre los problemas de Huelva, sobre el carnaval...

VISITAR BLOG

Yo soy de aquellos que desean poner luz entre tanta sombra, que piensa que detrás de cada bombilla hay una familia que requiere de inversiones para seguir subsistiendo. Soy de los que siempre buscan la parte más positiva de las cosas, aunque no siempre logre dicho objetivo e incluso, no comparta dichas acciones. Sé por experiencia, que los colores y la luz llaman la atención, que minimizan las penas y diluyen -que no eliminan- la rabia e indignación del día a día, y sobre todo, que incitan a “la vida”, algo que creo necesario en estos tiempos. Está claro que todos aquellos condicionantes que favorezcan la actividad social son instrumentos necesarios para solventar las dificultades que este virus nos está provocando, y poner en valor hábitos que tienen ese efecto, es cuanto menos absurdo e inconsciente. Soy partidario de buscar toda alternativa que favorezca cualquier tipo de interrelación, incluyendo el aspecto comercial, que requiere de una urgencia, que no se resolverá con simples tiritas. 

Sin que sirva de precedente, hoy voy con el Ayuntamiento de Huelva, con esa difícil decisión de “iluminar la Navidad”, con todo lo que ello conlleva. Está claro, que no es papel fino para todos los onubenses, que han saltado a la palestra para ofertar las más duras críticas a través de las redes, y que conste que no les faltan razones, dado que existe esa controversia entre los horarios de cierre, las aglomeraciones, y las ausencias de ayudas de nuestro “efectivo” Gobierno, que no acaban de convencer. Pero es como todo, cualquier decisión que se hubiese tomado, hubiese estado en tela de juicio, y los argumentos para ambas opciones tienen carta blanca y peso suficiente para ser abordado desde cualquier perspectiva.

Hoy hay luz navideña en las calles, y aunque no sea más que una ilusión efímera, es una buena intención que espero sepamos disfrutar.

 

COMENTARIOS