El tiempo en: Andalucía
Sábado 28/11/2020

Expositor

Hoy es ayer

El mismo 21 de junio barajaba la España cautelosa, en cuyas filas se alineaban –a metro y medio de prudencial asepsia- buena parte de los sanitarios que...

Publicado: 25/10/2020 ·
21:47
· Actualizado: 25/10/2020 · 21:47
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pedro Sánchez en una reunión con las comunidades autónomas
Autor

Manuel Expósito

Profesional del periodismo desde hace más de 30 años. Director general de Gestión de Medios Jiennenses

Expositor

El blog Expositor se centra en la crónica política de la semana centrada en Jaén y su provincia

VISITAR BLOG

El mismo 21 de junio barajaba la España cautelosa, en cuyas filas se alineaban –a metro y medio de prudencial asepsia- buena parte de los sanitarios que combatieron sin desmayo la primera ola de la pandemia, la posibilidad otoñal cierta de la reanudada emergencia. Vaticinios fundados en la actitud insuficientemente previsora de los gobernantes y mayoritariamente despreocupada de sus gobernados. Una vuelta, maldita sea, a las andadas. Crece, desbocada, la presión asistencial. Y, ciertamente, por mucho que mal disimulen los caracartones del tancredismo oficial, hoy es ayer. Toque de queda, un decir, de 11 la noche a 6 de la mañana, en el marco de un estado de alarma asimétrico –El Gobierno central lo decretaba, ayer, hasta el 9 de mayo, de 15 en 15 días,  para “ofrecer garantías jurídicas uniformes” en toda España-, en pos de una cogobernanza que hará que, visto lo visto, añoremos el mando único. Tres niveles de alerta, definidos por criterios técnicos, parámetros objetivables, y, a partir de ahí, que cada comunidad autónoma module sus propias limitaciones. Confinamiento incluido. Ancha es Castilla. El sábado, el consejero andaluz de la Presidencia, Elías Bendodo, habida cuenta la multiplicación de los contagios y los ingresos hospitalarios, insistía en que “la clave de la lucha contra la pandemia es la anticipación”. Ese sentido de antelación en la toma de decisiones que tanto echamos en falta por estos pagos. El cribado masivo en la ciudad de Jaén, así como la extrapolación del modelo restrictivo de movilidad y aforos aplicado a Granada, llegaron tarde. En Baeza, horas después, en idéntica situación epidemiológica a la capital, se mantuvo durante este pasado fin de semana la celebración de las pruebas de acceso a la nueva promoción de la escala de guardias civiles. A malas horas, mangas verdes. Centenares de aspirantes, portando mascarilla benemérita, circulando en un solo sentido, pegados a la pared. ¿Anticipación, dices?

Rugen tractores. Los verdes tempranos darán paso, principiando noviembre -envero, quien da primero-, a la excelencia de nuestros mejores picuales: La seña de identidad del olivar tradicional jiennense, ese que pega a la gente al territorio y que no se puede transformar, salvo que se arranque, en superintensivo. El principio de acuerdo en Bruselas sobre la PAC 2023-2027, que mantiene –grosso modo- la ficha presupuestaria española y el 60 por ciento de las ayudas directas, no despeja aún los negros nubarrones que presagiaban a la oleicultura de Jaén un recorte en ayudas de 100 millones de euros por temporada. Con la campaña de recolección encima, el propio sector productor avanza en la concreción de un protocolo seguro. Ante la reducción de aforo de los albergues de temporeros, algunos consistorios ni se plantean abrir. Que inventen otros. El Ayuntamiento de Úbeda, así, habilita un espacio nuevo con 80 plazas, el mayor de la provincia.

Turismo. El parque de Cazorla, Segura y Las Villas continúa siendo un hervidero de visitantes. ¿En qué medida afectará el estado de alarma al puente de Todos los Santos? El descenso del agua embalsada en El Tranco obligó a desplazar el embarcadero de su emplazamiento original, junto al restaurante del complejo, imposibilitando la accesibilidad a las personas con movilidad reducida y, por ende, dificultando el equilibrio financiero del concesionario. Tiras y aflojas.

Ayuntamiento de Alcalá La Real. La estratagema, para que el flamante líder local del PSOE, Juan Ángel Pérez, ingrese en la corporación, prosigue. De las tres dimisiones que se produjeron en el grupo –Carlos Hinojosa, Cecilia Alameda y Cristóbal Cano (‘1’, ‘2’ y ‘3’)-, en el pleno de mañana sólo se cubrirá una: Antonio López, nº 17. El resto, convenientemente aleccionado, está presentando escritos de renuncia. El más difícil todavía. Para que alguien que no figuró pueda terminar mandando tienen que darse todavía varios supuestos. Cs tendría que romper el pacto con el PP (PP 9 + Cs 2) y formalizar otro con los socialistas (PSOE 10 + Cs 2). Ángel Montoro, el ‘1’ naranja proviene del PSOE y es amigo de Juan Ángel. Y una objeción legal. El Constitucional anuló en 2013 el nombramiento de un regidor, en Cudillero (Asturias), que no  iba en la candidatura, tras una retahíla similar de deserciones, aclarando que “sólo puede ser alcalde quien obtuvo la legitimación en las urnas por su integración en algunas de las listas electorales concurrentes”. O sea, blanco y en botella. Si hay moción de censura para desbancar al popular Marino Aguilera, antes se dirimiría el bastón de mando entre Montoro y alguno de los supervivientes del grupo que encabezó Hinojosa. Desde la penumbra, como le gusta, bisbisean, maneja los hilos el auténtico factótum del PSOE alcalaíno, Juan de Dios Gálvez, próspero empresario, otrora ‘2’ de Felipe López. Hoy es ayer.

COMENTARIOS