HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 17:00 CET
Viernes, 14/08/2020

Arcos

Puerto Real y Balón de Cádiz pelearán por subir a División de Honor

Los blanquiverdes vencieron en la prórroga al Ubrique U.D. (4-2) y los cadistas al Jerez Industrial (1-0) en las respectivas semifinales

El balón golpea el brazo de Romero a tiro de Paquito en la jugada más polémica del Pto. Real-Ubrique U.D.

1

La lesión de Agu a los 10 minutos fue un revés para el Jerez Industrial.

2

El gran acontecimiento veraniego en el mundo del deporte local, la fase de ascenso al grupo I de la División de Honor del fútbol andaluz, no defraudó a los aficionados al fútbol de la provincia, que pudieron seguir las incidencias de los dos partidos de semifinales en la página web de la Federación Andaluza de Fútbol y en la aplicación gratuita para demás dispositivos digitales en la dos primeras noches futbolísticas oficiales de fútbol aficionado celebradas tras la pandemia en la provincia de Cádiz y, más concretamente, en el soberbio escenario del Antonio Gallardo, que lució más y mejor que nunca con su flamante iluminación para acoger la pelea por una plaza de ascenso a División de Honor.

Tanto en la primera semifinal jugada el sábado como en la del domingo, se pudo contar con la reducida presencia en las gradas del estadio de algunos aficionados de cada equipo, por invitación de la Federación Gaditana, sin que se permitiera la entrada al recinto de grupos radicales pese al amago por parte de algunos de ellos de introducirse en las instalaciones en la noche del sábado.

Las esperanzas de meterse en la final del próximo 18 de julio del representante de la Sierra de Cádiz, el Ubrique U.D. sénior, no pudieron cristalizar pese a su gran actuación ante el máximo favorito para el ascenso, el Puerto Real de Manolo Colón, que aguantó el empuje de los serranos durante más de la mitad de un choque que se fue a los más de 120 minutos de duración. Hasta que les aguantaron las fuerzas de sus jugadores, los de Miguel Domínguez ofrecieron una gran demostración de los méritos acumulados para disputar esta liguilla, con una columna vertebral integrada por el buen guardameta Alberto, la experiencia y saber estar en todo momento de su capitán Carlos Gil, la capacidad de creación de juego de su cerebro Paquito Pérez y la fortaleza y movilidad del arcense Juanjo y de Fran arriba, en un planteamiento táctico perfecto, con la líneas muy juntas y presionando en todas las zonas del terreno de juego, que solo cedió cuando las fuerzas de los rojiazules les abandonaron, algo que solo ocurrió en la segunda parte de la prórroga de un partido abierto y sin un ganador claro, y cuando los problemas físicos de su organizador Paquito y las ausencias de elementos claves habían esquilmado en gran medida las opciones ubriqueñas.

El mérito indudable de los blanquiverdes radicó en saber soportar con paciencia y aplomo la salida en tromba de los de Miguel Domínguez y saber aprovechar el momento para imponer su superioridad cuando ya se había roto el partido. En resumen, una semifinal entretenida y jugada a gran ritmo, en la que se impuso el equipo con más experiencia, mayor peso específico y más profundidad de banquillo, el Puerto Real C.F., pero en la que el Ubrique U.D. tuvo momentos de gran fútbol ofensivo y de notable equilibrio táctico, sorprendiendo agradablemente a sus seguidores, careciendo de la suerte imprescindible en determinadas decisiones arbitrales de un colegiado al que le vino el choque un poco grande, ya que dejó sin señalar en el minuto 19 unas clamorosas manos del defensa Romero dentro del área a tiro de Paquito cuando el Ubrique iba por delante en el marcador (0-1) con el gol de falta directa del propio Paquito.

En la segunda semifinal, el Balón de Cádiz de Juanma Cruz se impuso al Jerez Industrial de Juanjo Durán con un solitario tanto desde los once metros de Migue de Alba a los cinco minutos de iniciarse el encuentro, aprovechando la fulgurante salida de filial amarillo, que gozó en el primer minuto del partido de una enorme ocasión a cargo de Jesús Torres que desvió a córner el defensa industrialista Pulido en el último instante al interponerse en la trayectoria del esférico. El acoso de los balonistas arreció de ahí en adelante, sobre todo a raíz de la temprana lesión de Agu (min. 10), que dejó su puesto al exarcense Kevin (2011-12) para llevar la batuta de su equipo. Fruto de ese acoso amarillo, se produjo otra situación de compromiso para el portal del también exarcense Álex (2015-16), en un disparo de falta de César que el guardameta desvió a córner.

Migue de Alba y Jesús Torres fueron las puntas de lanza del ataque gaditano y este último gozó de una muy buena oportunidad de hacer el segundo de su equipo al rematar de cabeza en el segundo palo un córner balonista en la prolongación de la primera mitad (min. 47).


A la vuelta del descanso, el Jerez Industrial redobló su ímpetu metiendo más aporte ofensivo en las líneas de ataque con la entrada de Nico y Alberto Gil, pero aun dominando territorialmente era incapaz de plantarse con posibilidades reales de marcar ante la meta de Juanma, muy bien protegido por su equipo, que apretaba líneas para no dejar resquicios por los que pudiesen entrar los blanquiazules que, pese a la dificultad de crear ocasiones claras, tuvieron sus bazas en disparos lejanos de volea de Joselito y Nico, que no alcanzaron su objetivo.

El partido se trabó bastante y los amarillos empezaron a temporizar ante la cercanía del final, mientras que los industrialistas se lanzaron a un acoso desesperado hasta que unas posibles manos de Pablo Ramírez no señaladas dejaron en el aire una sombra de duda sobre el justo triunfo cadista, con algunos escarceos de tángana tras el final.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Marín: Ahora podría ser el momento para remodelar el Gobierno andaluz
chevron_right
Casi la mitad de rebrotes en Andalucía se dan en reuniones familiares