HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 01:09 CET
Miercoles, 30/09/2020

Andalucía

El 60% de los m2 construidos de Andalucía es de uso residencial

257 millones de m2 construidos de viviendas colectivas y 281 millones de m2 de viviendas unifamiliares

  • Hipoteca.

El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) ha abordado con la información contenida en el Catastro Inmobiliario las tipologías constructivas en suelo de naturaleza urbana. Dentro del territorio ocupado por el suelo de naturaleza urbana, en Andalucía hay algo más de 900 millones de m2 construidos, de los cuales alrededor del 60% corresponde a construcciones de carácter residencial, 257 millones de m2 construidos de viviendas colectivas y 281 millones de m2 de viviendas unifamiliares.

Destacan también los 87 millones de m2 construidos de tipología industrial, casi un 10% del total, y los 36,5 de m2 de construcciones de tipología comercial, según ha informado el IECA a través de una nota.

De las 1.416.093 celdas que cubren los más de 87.000 km2 del territorio andaluz, 46.046 cuentan con algún elemento construido en suelo de naturaleza urbana, lo que representa el 3,25% del total de celdas.

El IECA ha querido hacer uso de la información contenida en el Catastro Inmobiliario para aportar información relacionada con los edificios y otro tipo de construcciones existentes en Andalucía distribuidos territorialmente en una cuadrícula o malla estadística de celdas de 250 m x 250 m, dando lugar a la publicación de la Distribución Espacial de las Tipologías Constructivas Catastrales en Andalucía, ha explicado en una nota.

La publicación del Instituto de Estadística de Andalucía relaciona, a través de la georreferenciación de la información, el territorio y las características del espacio construido, bajo y sobre rasante, acumulando la superficie de todas las plantas construidas, lo que permite analizar la distribución del espacio construido en relación con variables que caracterizan a estos elementos.

Se clasifican los elementos construidos según su uso residencial y se pueden distinguir viviendas colectivas de las unifamiliares y de las viviendas rurales, garajes en viviendas y otro tipo de garajes.


También se pueden observar las tipologías constructivas de carácter industrial, de oficinas, comercial, deportivos, espectáculos, ocio y hostelería, sanitarios, culturales, religiosos o campos de golf.

El espacio construido y su huella en el territorio es el resultado de la evolución de la actividad humana en el tiempo. El efecto en el paisaje y en la relación que las personas tienen con el territorio varía, entre otras cosas, en función de las características constructivas que existen en el territorio. Estudiar este fenómeno permite conocer de una forma muy precisa cómo es su organización.

La ocupación de las celdas presenta un alto rango de variación, registrándose un número de alrededor de 7.000 celdas con menos de 1.000 m2 construidos, en zonas dispersas, con la presencia habitualmente con viviendas unifamiliares, aunque también de alguna instalación industrial o edificio singular frente a 987 celdas densamente ocupadas con valores superiores a los 100.000 m2 construidos en zonas urbanas densas con fuerte presencia de edificios en altura, habitualmente con tipología residencial colectiva junto con oficinas, comercio y aparcamientos.

En algunos casos los valores superan los 250.000 m2, destacando, entre otras, y como caso ilustrativo la zona de Camino de Ronda en Granada con varias celdas en esta situación con presencia de un número importante de metros cuadrados de viviendas colectivas, junto con oficinas y zonas comerciales.

La distribución del espacio residencial tiene una presencia más acusada de las viviendas colectivas dentro de los cascos urbanos de las ciudades más pobladas, frente a las viviendas unifamiliares presentes en las zonas periféricas de las áreas metropolitanas y en el resto de las zonas urbanas, tanto en núcleos de poblamiento concentrado como disperso.

ÁREA METROPOLITANA DE SEVILLA

El área metropolitana de Sevilla es un caso representativo de sectorización del espacio residencial. Destaca una fuerte concentración de viviendas colectivas dentro de casi la totalidad de la ciudad central con pocos espacios, con alta presencia de viviendas unifamiliares, que sí parecen más presentes en los núcleos urbanos principales de la corona metropolitana, así como en las zonas dispersas de construcción reciente dentro del área metropolitana.

En el primer caso se pueden encontrar celdas con más de 100.000 m2 construidos de suelo con tipología residencial plurifamiliar en las zonas de Los Remedios, Centro, Macarena Norte y Rochelambert.

Las viviendas unifamiliares se encuentran en algunas zonas de la ciudad central, con celdas por encima de los 10.000 m2 en el Centro, Nervión, Ciudad Jardín, Cerro del Águila, Sevilla Este y Santa Clara, así como en zonas amplias de la totalidad de los municipios del Aljarafe, Montequinto y Dos Hermanas.

MÁLAGA Y LA TIPOLOCÍA INDUSTRIAL

Las construcciones de tipología industrial poseen una fuerte sectorización dentro del territorio, que deriva de las propias características de la actividad para las que se destinan. Un caso representativo se puede observar en la ciudad de Málaga, con cierta presencia de celdas con construcciones de tipología industrial, pero donde destaca de una forma muy clara la presencia de construcciones con esta tipología en la zona suroccidental de la ciudad en los polígonos industriales Guadalhorce, Villarosa, San Luis y El Viso.

El espacio ocupado por oficinas, aunque supone solo el 1,4% del total de superficie construida, es también muy significativo, porque puede estar presente en zonas compartidas por espacio de otras características, como puede ser el industrial o el residencial, pero por la propia dinámica que se desarrolla en estos espacios, existe una tendencia, fundamentalmente en ciudades grandes, a tener una presencia mucho más acusada en algunas zonas, fundamentalmente en los centros históricos y otros espacios con fuerte actividad productiva.

Se encuentra a veces en espacios exclusivos de oficinas o bien combinando con otros sectores de producción. En Jerez destaca, por ejemplo, en la zona centro: las calles Larga y Porvera, la plaza del Mamelón y la Alameda Cristina.

Las zonas comerciales presentan también unos patrones de organización espacial de cierta concentración en zonas generalmente localizadas en los centros de las ciudades y en áreas comerciales en las zonas urbanas periféricas en desarrollos urbanos más recientes.

El Catastro Inmobiliario, registro administrativo gestionado por el Ministerio de Hacienda en el que se describen los bienes inmuebles de naturaleza rústica como urbana, es una fuente de información muy completa y útil, que aporta datos muy detallados y precisos para estudiar la distribución espacial de las distintas tipologías constructivas y su presencia en el territorio.

La inscripción en el mismo es obligatoria y gratuita y la descripción catastral de los bienes inmuebles incluye sus características físicas, jurídicas y económicas, entre las que se encuentran su localización, referencia catastral, superficie, uso, cultivo y otros datos. La información catastral, independientemente de su finalidad fiscal, es una fuente de información muy rica y consistente, así en las dos últimas décadas se ha producido una evolución en la que el Catastro Inmobiliario se ha convertido en una gran infraestructura de información territorial disponible para todas las administraciones públicas, fedatarios, empresas y ciudadanos en general.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El Virgen del Rocío, mejor hospital andaluz por quinto año
chevron_right
El PSOE-A critica "el plan" de la Junta para apoyar la sanidad privada