Actualizado: 18:43 CET
Miercoles, 29/01/2020

Arde Troya

Arde Troya. De populismos y antipolítica

Hace 4 años, el entonces Secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, escribió en EL PAÍS una tribuna bajo el título 'España en Weimar o Bolivia'

Cargando el reproductor....

Hace 4 años, el entonces Secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, escribió en EL PAÍS una tribuna bajo el título 'España en Weimar o Bolivia'. Pretendía con aquel texto alertar del auge de los que denominaba estrategias subversivas que harían que fuerzas inicialmente minoritarias pudieran desestabilizar un país gracias al populismo y la antipolítica.

Pues bien, la antipolítica ya está aquí; no hace falta que les diga que el populismo también. España es, cada día más, un país donde la emocionalidad generada por una dura crisis y las tripas de argumentos simplistas predominan sobre los razonamientos no simplificables de una sociedad y un sistema cada vez más complejos.

Junto con las ya mencionadas crisis económica y política, estamos asistiendo a una revolución tecnológica silenciosa que está transformando (o arrasando) con lo que habíamos construido en el mundo analógico de nuestros dos últimos siglos y que dieron lugar a la sociedad moderna que hasta ahora conocíamos.

Pero, el desmoronamiento de las estructuras económicas (y laborales), además de las sociales y políticas, nada tienen que ver con esas crisis, sino con el big bang tecnológico que hemos permitido que se produzca sin controles democráticos, sin debates ante la opinión pública o (casi) sin reflexión política alguna.

Sobre estas dos cuestiones versa ‘Ciberleviatán’, un ensayo distópico — que les recomiendo—, en el que el propio Lasalle diagnostica y disecciona el colapso de la democracia bajo la nueva 'dictadura' de los algoritmos, como una nueva forma de totalitarismo tecnocrático. Todavía no hemos llegado a ese punto; pero, si los partidos no populistas insisten en pactar con el populismo y la antipolítica —que es justamente lo que están haciendo— que nadie se sorprenda con las consecuencias que ello conlleve.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
"En Andalucía nos han puteado y nos hemos callado como putas"
chevron_right
La reina Letizia llega a la Alhambra para abrir una exposición