Actualizado: 00:41 CET
Lunes, 09/12/2019

Córdoba

La joven que acusa a 'La Manada' ratifica su denuncia

Ha ratificado la denuncia interpuesta tras conocer el vídeo por la Policía Foral de Navarra

  • Juicio en Pozoblanco.

La joven que denunció a los cuatro miembros del grupo de WhatsApp de 'La Manada' por supuestos abusos sexuales en la localidad cordobesa de Pozoblanco tras conocerse en la feria de Torrecampo, en unos hechos anteriores a los del caso de los Sanfermines de 2016, por los que se encuentran en prisión por una violación grupal a una joven junto a un quinto condenado más, se ha mostrado "clara, concisa y coherente" en su declaración, en la que ha ratificado "lo fundamental" de la denuncia interpuesta tras conocer el vídeo por la Policía Foral de Navarra.

Así lo han confirmado desde la acusación particular, al tiempo que han señalado que la joven ha sido "contundente", aunque ha admitido que en un primer momento no recordó lo ocurrido en el coche, pero posteriormente fue consciente de los hechos, respaldados por la grabación de vídeo.

Según ha expresado su abogado, Blas Arévalo, la joven ha coincidido en la declaración que ha ofrecido desde la Instrucción y "en ciertas preguntas ha dado muestras y síntomas que pueden ser de una persona que ha sufrido este tipo de violencia".

De este modo, ha mantenido que "en ningún momento sabía lo que había ocurrido dentro del coche, ni sabía que la estaban grabando, ni había dado autorización para la grabación, ni permitió, ni consintió el envío de los vídeos a grupos de chat", para que "quede constancia y se pueda acreditar un delito contra la intimidad, a parte de los vídeos que demuestran el delito de abusos sexuales", ha remarcado su letrado.

También, ha comentado que ella no recuerda si pudo ser intoxicada y "no denunció, porque no recordaba, estaba dormida, no sabía concretamente qué había pasado, pero cuando tuvo conciencia sí que denunció".

Preguntado sobre los hechos cuando se quedó sola en el coche con el procesado Alfonso Jesús Cabezuelo, el abogado ha señalado que ella tiene "ciertas lagunas, dentro del estado de inconsciencia", aunque ha recordado cómo la echó del coche con una patada "con ciertos matices", ha precisado.


Por su parte, el abogado de los acusados, Agustín Martínez, ha dicho que "ella no recuerda nada de lo que se produjo dentro del coche y no sabe nada de la difusión del vídeo", tras ello considera que "no hay nada, en el sentido de que poco puede aportar ella en relación con los dos delitos que se denuncian".

Igualmente, el letrado ha agregado que la joven ha tenido "lagunas temporales y parciales de memoria, en las que algunas cosas se acuerda y otras no".

APOYO DE LA PLATAFORMA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Pasadas las 11,00 horas de este martes ha comenzado la declaración de la joven que acusa los abusos sexuales a puerta cerrada, que se ha prolongado una hora, al tiempo que decenas de mujeres, convocadas por la Plataforma Cordobesa contra la Violencia a las Mujeres, se han concentrado en las puertas de la Ciudad de la Justicia en apoyo a la joven.

Al respecto, las mujeres han lanzado distintas soflamas destacando que la víctima "no está sola, aquí está tu manada", a la vez que han subrayado que "no es un caso aislado, que esto se llama patriarcado". De este modo, han condenado "todas las violencias machistas y que nos encontramos con una justicia patriarcal, que no es consciente de que hay muchas formas de intimidación y violencia por el simple hecho de ser mujer".

En relación con esta manifestación, el abogado de los acusados ha expuesto que le gustaría que "todas las personas hubieran podido estar dentro de la sala para ver el juicio, porque así realmente se puede entender cuál es la forma y administración de justicia, no a base de gritos, chillidos y eslóganes que no tienen ningún contenido real en relación con el procedimiento".

TESTIGOS CON "MUCHAS LAGUNAS"

En cuanto a los testigos, el abogado de la acusación ha aseverado que algunos han tenido "muchas lagunas, algunos han reconocido que vieron los vídeos, incluso algunos han reconocido el estado en el que se encontraba ella". Mientras, el abogado de la defensa ha señalado que "la memoria de los testigos es bastante frágil y prácticamente nadie se acordaba de nada".

En concreto, distintos amigos de la víctima han relatado que estuvieron bebiendo alcohol en la feria de Torrecampo, aunque mantenía el habla y el equilibrio. También, han puntualizado que ella decidió irse con los acusados en el coche hasta Pozoblanco, si bien antes de montarse se cayó al suelo, según han mantenido algunos testigos en base a su declaración en Instrucción.

Una de las amigas ha relatado que al día siguiente de los hechos un amigo le comentó que ella lo había llamado para preguntarle si conocía a los jóvenes con los que había estado esa noche, porque le había pasado algo, pero no sabía qué, según su relato.

Al hilo de ello, un varón que trabajaba como fotógrafo en la caseta de la feria de Torrecampo, que conoció el mismo día de los hechos a la joven, ha declarado que a la mañana siguiente, horas después de los hechos, ella lo llamó y lo único que le dijo fue: "Peter, me han violado". Ante ello, él se quedó "parado", porque no eran amigos y le estaba diciendo eso, por lo que ella colgó, excusándose en que se había equivocado en llamarle, según ha dicho.

No obstante, según su testimonio, hablaron después por WathsApp y él lamentó que hubiera pensado que no iba a hablar con ella y le recomendó que denunciara, aunque ha apuntado que le dijo que "no sabía a quién denunciar" y que "le daba mucha vergüenza". Ha apostillado que estaba "muy asustada".

Otro de los amigos de la joven ha ratificado que ella le dijo al día siguiente que "el chaval con el que se fue la había echado a patadas del coche, le había escupido e insultado", a lo que añadido que al ver la foto del moratón que envió ella a un grupo de WhatsApp ha recordado que diría que le había pegado, pero después dijo que podría ser por la caída antes de montarse en el coche.

Por otra parte, un agente de Policía Local de Pozoblanco, con el que contactó la Policía Foral de Navarra para localizar a la joven, a quien él conoce, ha afirmado que le contó que un joven había intentado tener con ella algo que ella no quería, relacionado con "contenido sexual".

Y amigos y conocidos de los procesados han expuesto que ella estaba "normal, bebiendo como todo el mundo", y que decidió irse con ellos en coche hasta Pozoblanco. En este punto, una de las amigas de ellos ha confirmado que presentó a la joven a uno de los procesados, al tiempo que ha dicho que no recuerda que le insistiera a ella sobre si se iba a ir con ellos en el coche, y que tras los hechos le preguntara por qué había denunciado. Según ha aseverado, la joven estaba "ebria".

En cuanto al vídeo, uno de los amigos del grupo de WhatsApp 'Peligro' ha indicado que ella "iba medio dormida", pero no recuerda si alguien la besó y le hizo tocamientos, a lo que ha añadido que hizo un comentario "como broma". Otro de los amigos ha mantenido que vio "cachondeo y risas, nada grave, ni tocamientos", a la vez que considera a sus amistades "personas normales" y ha señalado que era "como una niñería".

NO DECLARAN

Cabe señalar que el juicio continúa este miércoles con declaraciones de agentes de la Policía Foral de Navarra, entre otras. Los cuatro procesados se han acogido este lunes a su derecho a no declarar ante el juez del Juzgado de lo Penal número 1, Luis Javier Santos, tras mantener que son "inocentes".

Mientras tanto, el togado ha acordado demorar hasta la sentencia su decisión sobre la nulidad o no del vídeo que grabaron los cuatro acusados sobre los hechos, ocurridos en la noche del 1 de mayo de 2016 y se hicieron públicos en septiembre de 2016 en la investigación de la causa que se desarrollaba en Pamplona.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
2.000 víctimas violencia atendidas en centros acogida hasta septiembre
chevron_right
El ex consejero Zarrías, condenado a 9 años de inhabilitación