Actualizado: 20:07 CET
Lunes, 09/12/2019

Barbate

En busca del San Telmo en la Antártida

Jesús Sotomayor y Juan Manuel Roa forman parte de la expedición que tratará de demostrar que los españoles fueron los primeros en llegar a la Antártida

  • Roa y Sotomayor en Japón

¿Y si los españoles hubieran sido los primeros en llegar a la Antártida? Ese es el misterio que tratará de averiguar el zahareño Jesús Sotomayor, miembro de la expedición que zarpará a comienzos de año para tratar de encontrar los restos del San Telmo, un navío español que desapareció sin dejar rastro hace 200 años al sur del Cabo de Hornos.

Sotomayor es socio de Juan Manuel Roa en el equipo de su productora Trafalgar Cinema. Ambos tienen un acuerdo con la Fundación Polar Española para la elaboración de varios documentales sobre el Ártico y la Antártida para su divulgación, siendo uno de ellos sobre la búsqueda del San Telmo.

Hace 200 años

Este navío de 74 cañones salía del puerto de Cádiz el 11 de mayo de 1819 con 644 hombres a bordo, acompañado de la fragata Prueba y el mercante Primorosa Mariana, además de otro navío que regresó a puerto después. Su destino era Perú, donde debían sofocar la insurrección de los pueblos nativos contra el dominio español. Estábamos en el inicio del periodo de independencia de las colonias.

Sin embargo, el estado de los barcos (y de la  Armada española en general en la época) era lamentable. Concretamente, el San Telmo contaba ya con 30 años cuando fue enviado a Perú, había sobrevivido a la batalla de Trafalgar y era poco más que un cascarón semipodrido. Tan agorera era la situación, que su capitán, Rosendo Porlier, se despedía de un amigo diciéndole “adiós, Francisquito, probablemente hasta la eternidad”.

Y aquello resultó un desastre. Tras un viaje accidentado y con tormentas, el San Telmo se encuentra pasando el Cabo de Hornos con problemas en el timón y la verga mayor, haciéndolo ingobernable. Fue visto por última vez a la deriva el 2 de septiembre de 1819 en dirección la Antártida, cerca de la Isla de Livingstone.


Un mes después, el 16 de octubre, llega a esta misma isla el británico William Smith, quien ha quedado para la historia como su descubridor. Pero lo cierto es que en sus documentos, Smith ya habla de los restos de un posible navío español, de descripción muy similar a la del San Telmo, y de indicios de supervivencia. Esto coincide con otras crónicas y con testimonios de foqueros que transitaban la zona.

“Si conseguimos encontrarlo, cambiaríamos la historia”, señala Jesús Sotomayor. No han sido los primeros. Ha habido varias expediciones infructuosas, destacando la realizada en los años 90 el profesor Manuel Martín Bueno, de la Universidad de Zaragoza. Sin embargo, “esta expedición dejó más incógnitas de las que existían”, asegura Sotomayor.

Por ello, un equipo de una docena de personas viajará a la zona a bordo del Nómada, un velero de 18 metros de eslora que estará en la Antártida entre 40 y 60 días, coincidiendo con el verano austral, en los primeros meses del año.

Sotomayor sabe que “es muy complicado”, pero van dotados de equipos especiales de batimetría, con los que “esperamos encontrar restos de anclas y cañones al menos”.

Oro Rojo

Por otro lado, Sotomayor y Roa se encuentran inmersos en la producción del documental ‘Oro Rojo’, que les ha llevado a pasar 19 días en Japón. Este reportaje forma parte de una trilogía iniciada con ‘El sentimiento de los Vientos’ y nos descubrirá qué ocurre cuando los atunes rojos de la almadraba llegan al país nipón.

Para ello, los creadores han contado con la colaboración del almadrabero Rafael Márquez, quien hace el papel de hilo conductor entre una levantá en Barbate y una subasta de atunes en Japón. El rodaje se ha desarrollado a lo largo de 19 días en el mes de septiembre, que ha llevado a Sotomayor y a Roa a recorrer, entre otros lugares, Tokyo, Osaka y el Monte Fuji. “Hemos conocido Japón en todas sus facetas, porque nos ha pillado hasta un huracán de fuerza 5”, bromea Sotomayor.

¿Pero conocen Barbate en país del Sol Naciente? El productor de Oro Rojo afirma que sí han encontrado a mucha gente que sabe donde está el pequeño pueblo español del que sale su oro rojo. “Estuvimos con Andrés Iniesta, que conocía Barbate, y con el embajador de España en Japón, que había estado en una levantá de la almadraba”, cuenta.

‘Oro Rojo’ se encuentra ahora mismo en la sala de montaje pero Jesús Sotomayor adelanta que “se estrenará en junio en Japón y nuestra intención es hacer un preestreno en Barbate coincidiendo con la Semana Gastronómica del Atún a primeros de mayo”. Antes de eso, ‘Oro Rojo’ pasará por el Festival de Cine de Málaga. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Cultura deja en manos de los técnicos la decisión sobre Queipo
chevron_right
Teresa Rodríguez: Los presupuestos de la Junta "huelen a franquismo"