Actualizado: 23:26 CET
Lunes, 22/07/2019

Málaga

El turismo idiomático deja casi 18 millones de beneficios en Málaga

La capital malagueña recibió el pasado año 2018 a 19.458 estudiantes de español, lo que supone un aumento del 16,57% respecto al año anterior

  • Estudiantes de español en Málaga.
  • Alrededor del 60% de los estudiantes tienen entre 15 y 24 años y proceden, en su mayoría, de Alemania, Italia y Polonia
  • La duración media de los cursos es de 2,2 semanas y el gasto medio de cada alumno por estancia de 918 euros
  • La opción de alojamiento preferente es con familias

La concejala de Turismo y Promoción de la Ciudad, Rosa Sánchez, acompañada del presidente de la Nueva Asociación de Centros de Español de Málaga (Nacem), Jose María Casero; el director del Centro Internacional de Español de la UMA, Antonio Peláez; y Francisco J. Vallejo, representante de las escuelas no asociadas, han presentado hoy en rueda de prensa, el balance de turismo idiomático de 2018. Según los datos estadísticos proporcionados por los centros de español para extranjeros de la capital, Málaga recibió el pasado año a 19.458 estudiantes de español, lo que supone un aumento del 16,57% (2.766 estudiantes más) respecto al año anterior. Estas cifras ratifican la consolidación de Málaga como uno de los destinos líderes de España en el segmento del turismo idiomático. El 55,7% de los estudiantes optó por venir de forma individual, mientras que el 44,3% restante lo hizo dentro de un grupo.

Los estudiantes de Alemania continúan siendo los más numerosos, con el 20% del total de matriculados. En segundo lugar, se encuentran los procedentes de Italia con el 16%; y en tercer lugar los de Polonia con el 7% del total. Les siguen los estudiantes daneses que representan el 6% y los holandeses, estadounidenses, británicos, austriacos y franceses, con un 5% cada uno de ellos. En comparación con el comportamiento de los principales países de origen en 2017, destaca el incremento de los alumnos polacos (un 35,84% más), daneses (un 30,75% más), alemanes (un 25,24% más) e italianos (un 17,60% más).

Es también remarcable el crecimiento de los estudiantes de todos los países de larga distancia, entre los que se encuentran China –con un aumento del 44,88%–; Corea de Sur (un 30,74% más); Canadá (un 21,49% más); Australia (y Estados Unidos (un 7,61% más).

El grueso de los alumnos se mueve en la franja de 15 a 18 años (37,43%) seguida por los de 19 a 24 años (20,88%). La duración media del curso es de 2,2 semanas. No obstante, la de los estudiantes individuales está muy por encima de este promedio con estancias de 3,12 semanas que duplican ampliamente las 1,35 semanas de los grupos. Por procedencias, son los alumnos de mercados lejanos quienes permanecen por más tiempo en la capital malacitana. Lidera el ranking Corea del Sur con 15,3 semanas de media. Le siguen China, con 11,2; Japón, con 6 semanas; Estados Unidos, con 5; Brasil, con 4,6; y Australia con 4,5.

El promedio de gasto por estancia y alumno fue en 2018 de 917,9 euros que se distribuyeron en el curso, las actividades realizadas durante la estancia y el alojamiento. Estos datos permiten estimar un impacto económico directo de 17.860.498,2 euros, sin contar con el transporte hasta el destino.

En este sentido, vuelve a haber una marcada diferencia en función de la forma de viaje. El estudiante que vino por su cuenta, además de una estancia más prolongada –3,12 semanas de duración del curso respecto al 1,35 de los estudiantes que vinieron en grupo–, gastó de media, un 13,25% más a la semana: 405,07 euros frente a los 357,67 euros de gasto de los individuales.


En lo que se refiere al alojamiento, más de la mitad de los estudiantes (el 51,48%) optaron por alojarse con familias malagueñas con preferencia sobre las residencias y los apartamentos. En el caso de los que viajaron en grupo, fue la elección preferente en casi ocho de cada diez casos.

INCREMENTO DEL 50% EN EL ÚLTIMO LUSTRO

El idiomático es uno de los segmentos estratégicos del turismo en Málaga, puesto que combina el aprendizaje de la lengua del país con los atractivos culturales, el patrimonio sociocultural y el consumo de otros productos complementarios.

Además de contribuir a la desestacionalización de la actividad turística y caracterizarse por mantener una prolongada estancia media, genera una demanda potencial para el futuro porque los estudiantes se convierten en embajadores del destino.

Los datos de 2018 ratifican la consolidación del segmento idiomático en la ciudad desde que en 2015 las cifras comenzaran a arrojar síntomas de recuperación, tras varios años lastradas por la crisis y una competencia cada vez mayor. Este segmento ha tenido un crecimiento del 48,54% en los últimos cinco años, en los que ha pasado de los 13.099 alumnos de 2013 a los actuales 19.458.

La capital malacitana cuenta hoy en día con un total de 17 escuelas privadas y el Centro Internacional de Español de la Universidad de Málaga (CIE).

Hay una voluntad creciente por parte de las escuelas de acreditar la calidad de sus servicios. En la actualidad once de ellas están adscritas al Sistema Integral de Calidad Turística en Destino (SICTED), trece son centros acreditados por el Instituto Cervantes (incluyendo el CIE) y dos cuentan también con la certificación en calidad de formación lingüística de la Asociación Internacional EAQUALS.

Además de haber sido un destino pionero en la enseñanza de español para extranjeros –en el año 1947 se convirtió en la primera ciudad del país en impartir cursos de español para este colectivo– la calidad en la enseñanza, las envidiables condiciones meteorológicas y su oferta cultural, museística y gastronómica complementaria la convierten en un destino preferente.

En los dos últimos años –de la mano de la Nueva Asociación de Escuelas de Español para Extranjeros de Málaga (NACEM) y con la colaboración, entre otros, del Área de Turismo– se ha celebrado en la ciudad el evento Málaga Education Week, una semana en la que la capital malacitana se convierte en el epicentro del turismo idiomático a nivel internacional con este encuentro centrado en la industria del turismo idiomático con Málaga como destino. La segunda edición, que tuvo lugar el pasado enero, contó con jornadas de formación dirigidas a profesores, un congreso de español, viajes de familiarización, y el prestigioso workshop internacional ST Alphe Spain. Esta conferencia internacional destinada a profesionales del sector es uno de los once eventos que la empresa británica StudyTravel Ltd. organiza a nivel mundial. El de Málaga es el único de España y se ha celebrado de forma consecutiva en los últimos cinco años.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
María y Hugo, los nombres más comunes de los bebés malagueños en 2018
chevron_right
La Junta prevé elevar su previsión del 2,1% de crecimiento en 2019