Actualizado: 21:10 CET
Viernes, 22/11/2019

Huelva

Paliar la erosión eólica en las dunas, clave para reforestar Doñana

Este lunes 24 de junio se cumple el segundo aniversario de este fuego que obligó al desalojo de miles de personas

  • Reforestación de Doñana.

Actuaciones para paliar la erosión eólica en las dunas, así como tratamientos selvícolas y plantaciones centran, dos años después, los trabajos en la zona afectada por el incendio de Las Peñuelas, en Moguer (Huelva), que arrasó a 8.500 hectáreas, la mayor parte en el parque natural de Doñana.

Este lunes, 24 de junio, se cumple el segundo aniversario de este fuego que obligó al desalojo de miles de personas y que, aunque afortunadamente no dejó daños personales, sí que se cerró con decenas de damnificados que vieron dañadas sus posesiones y pertenencias.

Los trabajos de restauración comenzaron el 11 de noviembre de 2018, al otoño siguiente del incendio, tal y como aconsejaron los técnicos y en base a un plan de restauración que tiene un plazo de ejecución de cinco años.


Hasta la fecha, los trabajos realizados, según han informado a Efe desde la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, se centran en la retirada de madera quemada en zonas excluidas de aprovechamientos mediante tratamientos selvícolas; actuaciones contra la erosión eólica en dunas y restauraciones vegetales.

Se han desarrollado tratamientos selvícolas en 20 hectáreas de la zona Arroyo del Loro, a la que se ha dado prioridad porque se prevé tenga uso público de acceso al litoral -que también se va a restaurar- en cuanto sea posible; en 83 de El Asperillo y en 40 de El Abalario, donde se prepara una repoblación integrada desde el punto de vista paisajístico.

También se han desarrollado tratamiento selvícolas en Lagunas, zonas en las que se ha incluido la corta de pies de pinos verdes con el objeto de poder restaurarlas; esta actuación se ha ejecutado aproximadamente en un 50 %, si bien actualmente no se encuentra en ejecución, como medida de prevención en hábitat de lince ibérico.

Para frenar la erosión eólica en dunas, se han llevado a cabo plantación de especies propias de ambientes dunares -Ammophila areanaria, Armeria pungens, Helichrysum picardii- en unas cinco hectáreas, ya que se trata de una actuación preparatoria del resto de esta misma unidad, que se realizará en el otoño de 2019-2020.

También se ha realizado la restauración vegetal en El Asperillo con la plantación de 600 unidades de enebro marítimo (Juniperus macrocarpa) y el pasado lunes comenzaron las obras de la pasarela de Cuesta Maneli, que permitirá de nuevo el acceso a la playa. 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Seis menores ratifican las acusaciones de abuso contra el entrenador
chevron_right
Andalucía recupera la religión como asignatura en Primaria