Actualizado: 21:35 CET
Miercoles, 17/07/2019

Andalucía

El desperdicio alimentario aumentó un 8,9%, Andalucía a la cabeza

Los hogares que más alimentos sin cocinar tiran a la basura son hogares familiares de hasta 49 años, con niños menores de 6 años

  • Arrojar basura en la vía pública está sancionado

El desperdicio alimentario aumentó un 8,9 por ciento en España durante el año 2018 con Andalucía a la cabeza, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que señala que los hogares que más alimentos sin cocinar tiran a la basura son hogares familiares de hasta 49 años, con niños menores de 6 años o bien parejas sin hijos.

Según datos del Panel de cuantificación del Ministerio, del total de alimentos desechados, 1.127 millones de kilos eran productos sin usar y 212 millones de kilos de alimentos cocinados.

En total, entre enero y diciembre de 2018 los hogares españoles desperdiciaron 1.339 millones de kilos o ligros, de alimentos o bebidas, un 8,9 por ciento más que en 2017, o lo que es lo mismo 109 millones de kilos o litros más que hace un año.

Estos datos elevan la tasa total de desperdicio de alimentos sobre el total de alimentos comprados hasta el 4,6 por ciento, un 0,3 por ciento más que en 2017.

El Ministerio justifica este repunte del desperdicio alimentario de hogares fundamentalmente por la primavera-verano de 2018, cuando creció un 10,5 por ciento a consecuencia de las altas temperaturas. La parte de recetas, es decir los 212 kilos de alimentos sin cocinar tirados al cubo de la basura representan el 15,8 por ciento del total.

Del total sin utilizar lo que más se desperdicia son frutas, hortalizas y verduras, que supone el 46% del volumen de productos sin utilizar, seguido de los derivados lácteos (13%). Por el contrario, se han registrado disminuciones del desperdicio en el caso del pan (5%) y del pescado (2,3%).


Por otro lado, en lo que respecta a alimentos cocinados, los platos basados en legumbres, sopas, cremas y purés, y los platos con base de carne y con base de arroz son las recetas que más terminan en el cubo de la basura.

Los desperdicios más significativos en este apartado son las lentejas, ensalada verde y tortilla de patata. Asimismo, 8 de cada 10 hogares reconocen tirar alimentos y bebidas a la basura. En este ámbito, el 81,5 por ciento de los hogares tira productos tal y como los compraron, sin haber sufrido ningún tipo de elaboración.

Respecto al perfil del usuario que más alimentos tira a la basura, el Panel del Ministerio destaca principalmente hogares familiares de hasta 49 años, con niños menores de 6 años o parejas sin hijos.

Por zonas geográficas, Andalucía es la región que más volumen de productos sin utilizar desperdicia, seguida del Levante, el área metropolitana de Madrid, noreste peninsular (Cataluña y Aragón), noroeste y centro peninsular, y Barcelona metropolitana.

Andalucía es también la región que más volumen de alimentos elaborados desperdicia, tras la que se sitúa el área metropolitana madrileña, noroeste peninsular, Levante, norte-centro, noreste peninsular y Barcelona metropolitana.

El panel de cuantificación del MAPA proporciona información detallada de las cantidades de alimentos desperdiciados en los hogares españoles. Es un instrumento informativo para concienciar sobre la compra responsable de alimentos y promover un consumo ajustado a las necesidades alimentarias. Reducir el desperdicio alimentario es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Invasión de serpientes en Málaga: capturan tres en solo cinco días
chevron_right
Las obras del metro de Málaga siguen sin fecha de finalización