Actualizado: 11:27 CET
Domingo, 26/05/2019

Málaga

Una policía sanitaria para asesorar a médicos ante las agresiones

La Policía Nacional ha creado la figura del interlocutor policial territorial sanitario, un profesional para poner freno a las agresiones en centros sanitarios

  • Charla.
  • Se pretende garantizar una atención personalizada a los profesionales de la salud que sufran violencia o amenazas

La Policía Nacional ha creado la figura del interlocutor policial territorial sanitario, un profesional para poner freno a las agresiones en centros sanitarios, garantizando una atención personalizada a los profesionales que sufran violencia o amenazas.

Así, con el objetivo principal de reducir los actos delictivos cometidos en centros médicos, el interlocutor mantiene continuas reuniones con el sector sanitario para establecer una comunicación fluida.

Además ofrece asesoramiento a los centros que lo soliciten para prevenir agresiones y formar a los propios sanitarios con medidas de autoprotección, según ha informado la Policía Nacional.

De esta manera, esta pasada semana una treintena de profesionales del ámbito sanitario del Hospital comarcal de la Axarquía, como médicos, enfermeros, celadores y administrativos, conocieron de primera mano las pautas a seguir ante una hipotética agresión física o verbal.

El acto estuvo encabezado por el interlocutor policial territorial sanitario quien ofreció a estos profesionales del área de Urgencias del Hospital comarcal de Vélez-Málaga (Málaga), una charla sobre prevención de agresiones.

Entre las novedades trasladadas es la puesta en marcha de un procedimiento de denuncia in situ, en el propio centro médico, evitando que el profesional de la salud tenga que desplazarse a comisaría para denunciar los hechos. Además de contar con la figura del interlocutor para recibir asesoramiento o charlas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Condenan a una familia por blanquear dinero de la droga en Málaga
chevron_right
Los centros de acogida del IAM se llenan de imágenes de mujeres