Actualizado: 21:37 CET
Martes, 25/06/2019

Última Columna

Vendiendo derechos laborales o COBRAR POR ASISTIR

Publicado: 10/04/2019 ·
07:45
Actualizado: 10/04/2019 · 07:53

En recientes declaraciones de un representante sindical se afirma que el plus de asistencia supone el pago a la renuncia de derechos laborales

En el campo laboral, en general, pero más aún en el de las administraciones públicas, los sindicatos deben desempeñar un doble trabajo defendiendo y mejorando las condiciones laborales de las personas trabajadoras, de un lado, y, de otro, colaborar a que, una vez aceptadas determinadas condiciones laborales, se cumpla con las obligaciones laborales correspondientes. Se dice, que en las administraciones públicas con “más vera”, porque el dinero de los salarios sale de la bolsa común de toda la ciudadanía. Es el dinero del Pueblo y podría decirse que es “más sagrado” aún. Por ello es más sangrante la estafa pública que privada, aunque las leyes las miran de igual modo.

Cuando determinados sindicatos, y llevan años, en la administración pública,  no son capaces de negociar salarios dignos, condiciones laborales dignas y justas, o pretenden hacer campaña electorales, se buscan la connivencia del gobierno político de turno que, algo de ventaja verá en ello, para sacarse un plus x, por ejemplo el de asistencia.  Y además vienen, desde principios de los años 80 del siglo pasado, justificándolo en el elevado absentismo del personal.

Invocar el absentismo, y encima calificarlo de “Alto”, es confesar que no existe control alguno sobre las causas que lo producen. La gente enferma porque va envejeciendo o porque accidentalmente padece una enfermedad. Estas causas están estudiadas y existen estadísticos para establecer comparaciones. Cuando estos indicadores de nivel de absentismo se disparan es que funcionan otras causas, nada naturales, que promueven la enfermedad de quien trabaja. Algunas de ellas directamente relacionada con la organización del trabajo, y en estos casos quien define esas condiciones laborales actúa a modo de “virus perverso” provocando el absentismo de las gentes trabajadoras afectadas.  La profilaxis pasa por estudiar las causas de tanto absentismo y mejorar la organización del trabajo y el control del mismo, para que quienes trabajan lo hagan en condiciones óptimas que les animen a seguir trabajando. Evidentemente no dando “paguitas” para incentivar ir a trabajar.

Grave e indignante sería conocer que quienes han promovido la existencia de este plus, piensen que los que enferman lo hacen por capricho. Y si ese fuera el caso, la pregunta es ¿Por qué no se controla a quienes se piensa que defraudan? En fin, también en esto, como en las campañas de vacunación, hay mucho de campañas electorales que, por cierto, se avecinan tanto en lo político como en lo sindical. 

Pero hay más, en recientes declaraciones de un representante sindical se afirma que el plus de asistencia supone el pago a la renuncia de derechos laborales. Una especie de venta de derechos. Esto deja la puerta abierta a que, por ejemplo, se paguen vacaciones y no se disfruten, haciendo en este caso horas extras al margen de la ley, más allá de las jornadas laborales establecidas legalmente. Una ilegalidad manifiesta que además de reducir el empleo en el Ayuntamiento, sitúa a las personas trabajadoras en un escenario donde la negociación colectiva sólo sirve para auto-explotarse más aún.  

Rafael Fenoy Rico


COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Rafael Fenoy

Rafael Fenoy se define entrado en años, aunque, a pesar de ello, no deja de estar sorprendido cada día

Última Columna

En este blog se pretende compartir análisis, reflexión y algo de conocimiento contigo persona lectora

VISITAR BLOG
Publicado: 10/04/2019 ·
07:45
Actualizado: 10/04/2019 · 07:53
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
La hermana de Tundidor agradece el trabajo de búsqueda del cuerpo
chevron_right
Moreno estudiará ampliar la eliminación del impuesto de Sucesiones