Actualizado: 21:45 CET
Viernes, 06/12/2019

Barbate

El CEIP Juan XXIII celebra con Aqualia una jornada formativa

Los alumnos de 1º, 2º y 3º de Infantil han realizado durante el 2º trimestre una formación sobre el ciclo natural del agua

  • Imagen de la jornada.

Los 75 alumnos del Colegio Público Juan XXIII de Barbate han compartido con Aqualia una jornada educativa que viene a complementar el ciclo formativo que han tenido durante el 2º trimestre sobre el ciclo natural del agua.

Los alumnos de 1º, 2º y 3º de infantil (de 3 a 5 años) han ampliado sus conocimientos sobre esta materia con la visita realizada al colegio por la empresa concesionaria del Servicio Municipal de Aguas de Barbate: han conocido de dónde viene el agua que llega a sus casas, cómo se almacena desde los pozos en los depósitos para su potabilización, cómo recorre 76 km de tuberías de abastecimiento hasta llegar a sus grifos y cómo el agua sucia una vez usada se va por otras tuberías que la llevan a la depuradora para limpiarla antes de devolverla al río y al mar respetando el medio ambiente.

Por otra parte, también se ha visto la importancia que tiene un uso responsable del agua, un recurso natural que es limitado, y se ha enseñado a los pequeños la responsabilidad que tenemos de no arrojar al váter residuos no permitidos, como papeles, envoltorios, o toallitas, porque atascan las tuberías y las depuradoras no están preparadas para tratar este tipo de residuos, que tenemos que depositar en bolsas de basura para procesarlos correctamente.

Los alumnos de este colegio han mostrado el nivel de formación que ya tenían durante esta jornada, como así lo han podido comprobar los responsables de Aqualia, Laura Moreno y Delfin Moreno, que se han llevado una grata sorpresa, fruto del excelente trabajo realizado por los formadores del centro.

La jornada de formación se ha cerrado con experimentos que han permitido demostrar a los niños que las toallitas que en ocasiones arrojamos por el váter no se disuelven, y provocan atascos en las tuberías y averías.

Aqualia ha obsequiado a cada uno de los niños y niñas con una mochila, comics y un muñeco de la mascota Glu-Glú, una pequeña gota de agua que han adoptado como propia.


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Díaz pide al Gobierno andaluz que deje de "llorar y trabaje"
chevron_right
Dos semanas a los grupos para la renovación de la RTVA