Actualizado: 14:16 CET
Viernes, 26/04/2019

Sanlúcar

Una madre pide el traslado de centro de su hija por acoso escolar

La menor, de 12 años, estudiaba en el Colegio Nuestra Señora de La Caridad de Sanlúcar, donde habría sido objeto de bullying por parte de sus compañeros

Cargando el reproductor....

La madre de una menor de 12 años de Sanlúcar de Barrameda ha pedido este viernes el cambio de centro escolar de su hija por el presunto acoso que sufre desde hace tiempo por parte de algunos alumnos, motivo por el que lleva dos meses sin asistir a clase.

Así lo ha puesto de manifiesto la madre de la menor, Zoraida, quien ha relatado que a principios de octubre su hija regresó un día del colegio "con los cinco dedos marcados en la cara de una bofetada" que le propinó un compañero del centro, así como con un hematoma en la espalda "de un puñetazo". Ante ello, la menor argumentó que le habían pegado sus compañeros, por lo que la madre solicitó "con carácter urgente" una tutoría con la profesora de la niña.

En este sentido, ha explicado que en dicha tutoría la profesora le comentó que "sólo había sido un día en concreto". No obstante, le aseguró que iba a hablar con los alumnos y para no preocuparla la tranquilizó diciéndole que la iban a ayudar. Sin embargo, en los meses posteriores, concretamente en noviembre y diciembre, la menor volvió a insistir en que estaba "muy triste" y pasándolo "muy mal", tanto que "no quería recordar lo que le estaban haciendo".

"Mi hija llegaba llorando del colegio, y perdió mucho peso y cabello", ha señalado Zoraida, al tiempo que ha reiterado que estaba "muy triste". Además, la menor estaba apuntada a clases de fútbol porque "es su pasión" y debido a los problemas que está teniendo en el colegio se niega a asistir a los entrenamientos.

ANSIEDAD DERIVADA DEL ACOSO

Asimismo, ha comentado que la niña fue insultada a través de un grupo de Whatsapp que mantenía con sus compañeros, hecho que también puso en conocimiento del centro educativo. Al hilo, ha añadido que el colegio le dijo que iba a iniciar un protocolo de actuación por posible acoso escolar para esclarecer lo ocurrido.

Según Zoraida, la menor tuvo que ser atendida en el hospital de Jerez de la Frontera con "dolores muy fuertes de cabeza y pecho" a finales de enero, donde manifestó a los sanitarios que "los compañeros la insultaban y pegaban". "Allí nos dijeron que tenían que abrir un protocolo de acoso escolar y no de actuación, porque su hija sufría ataques de ansiedad", debido a los problemas que estaba teniendo en el centro educativo.

Por todos estos motivos, la madre de esta alumna decidió no llevar a la menor al centro hasta saber con exactitud qué le estaba ocurriendo a su hija, por lo que lleva dos meses sin asistir a clase. Además, ha solicitado un cambio de colegio como también ha pedido su hija para poder seguir cursando sus estudios.

Por último, esta madre se ha preguntado "dónde estaban los profesores cuando su hija se metía en el cuarto de baño a comerse el bocadillo, cuando le pegaban e insultaban sus compañeros si su hija que mide 1,80 centímetros, pesa 71 kilogramos y calza un 43 no se puede esconder". "¿Ningún profesor veía lo que le estaba ocurriendo y han tenido que ser los profesionales médicos los que certifiquen que necesita un cambio de colegio?", se ha cuestionado.

Por su parte, el colegio Nuestra Señora de la Caridad, donde está escolarizada la menor, ha indicado a Europa Press Televisión que desde que los padres pusieron en conocimiento del centro el problema que estaba sufriendo su hija procedieron a activar el protocolo que se sigue en estos casos, que continúa abierto. Además, ha señalado que "hace tiempo" se trasladó el asunto a la Junta de Andalucía, que se ha hecho cargo del caso.

La Junta, de su lado, ha confirmado este extremo y ha indicado que la inspección de Educación ya se ha entrevistado con la familia para estudiar lo ocurrido.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Propietarios de Matalascañas alegan contra la reposición de arena
chevron_right
María del Monte tendrá que pagar a Hacienda una multa de 60.000 euros