Actualizado: 15:51 CET
Miercoles, 23/10/2019

Arcos

Migres y Endesa instalan en el embalse un nido de águila pescadora

La fundación y la empresa se implican en el programa de reproducción de este ave. El objetivo es el nacimiento de doce pollos

  • La instalación del nido no fue una tarea fácil como demuestra la imagen tomada en el embalse.

Endesa y la Fundación Migres han instalado en la provincia de Cádiz este invierno cuatro nuevos nidos para el águila pescadora, una rapaz que se extinguió en la Península Ibérica a finales del siglo pasado y que, gracias a iniciativas de este tipo, ya cuenta con una población de diez parejas que crece cada año.

El programa de colocación de nidos en Cádiz ha culminado esta semana en el embalse de Bornos, donde se ha instalado el cuarto nido por parte de profesionales y voluntarios de la Fundación Migres, acompañados por personal de Endesa. El nido ha sido montado en tierra, en la orilla del embalse, y posteriormente instalado sobre el agua desde una embarcación.

Anteriormente, Endesa y Migres habían instalado ya otros tres nidos en la zona de las Salinas de Santa María y en la zona de reserva del Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Está previsto además colocar junto a estos nidos  seis posaderos artificiales para estas aves en la provincia Según los estudios realizados por la propia Fundación Migres, los nidos instalados, cuando sean ocupados si hay éxito reproductor, permitirán el nacimiento de unos doce pollos al año. Estos nuevos ejemplares serán anillados, al igual que todos los nacidos en el resto de nidos de la provincia de Cádiz y estudiados gracias a este proyecto.

Al acto asistieron el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta en Cádiz, Daniel Sánchez Román; el director de Relaciones Institucionales de Endesa Andalucía y Extremadura, Rafael Sánchez, y la directora de la Fundación Migres, Lola Cano.

La especie
El águila pescadora (Pandion haliaetus) es una rapaz de mediano tamaño, que se extinguió de la península Ibérica a finales del siglo XX. La última pareja que criaba en la provincia de Cádiz dejó de hacerlo en los años 60.
En 2003 se inició en Andalucía el proyecto de reintroducción de esta especie. Fue desarrollado por la Fundación Migres en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Tras la liberación durante 10 años en Huelva y Cádiz de 193 pollos de águilas pescadoras procedentes de Escocia, Finlandia y Alemania, la población ha ido asentándose en distintos embalses de cuatro provincias andaluzas. Actualmente, la población ya cuenta con 17 parejas reproductoras que han sacado adelante una prole de 24 pollos, lo que constata que el águila pescadora vuelve a criar en la península Ibérica.


Diez de estas parejas reproductoras se encuentran en la provincia de Cádiz, distribuidas entre distintos embalses y la Bahía. Esta expansión, que ha mantenido una progresión creciente, se ve favorecida por ser la Bahía de Cádiz el área de invernada más importante para el águila pescadora en la península Ibérica, lo que implica la presencia de esta especie en el área a lo largo de todo el año.

Una vez reintroducida esta rapaz en Cádiz, los expertos han constatado que los ejemplares que nidifican en la zona siguen encontrando carencias de posaderos adecuados y de plataformas de nidificación, lo que obliga a realizar un seguimiento exhaustivo de los individuos que se encuentran en la Bahía y los embalses de la provincia, así como a realizar actuaciones de gestión tales como instalación de posaderos y plataformas artificiales en lugares adecuados para favorecer la expansión de la población reproductora.

El convenio entre Endesa y Migres da respuesta a esa necesidad. Durante el invierno, se han colocado los nidos y posaderos, una fase que ahora culmina, para que puedan acoger a estas aves durante la época de cría, entre los meses de abril y julio.

A partir de ahí, Migres realizará un estudio sobre el número de pollos nacidos en los nidos, así como de aquellos que han volado, contando con datos recabados sobre el terreno por su personal técnico, y posteriormente, entre los meses de junio y julio, se llevará a cabo un anillamiento y marcaje de todos los pollos nacidos en la provincia, para el control científico de la población.  Gracias al apoyo de Endesa, Migres también realizará durante los próximos meses una charla informativa del proyecto, así como dos cursos formativos para estudiantes y profesionales que deseen aumentar sus conocimientos sobre esta especie y su conservación.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Maíllo sobre Vox: "Son unos jetas, tienen la patria en el bolsillo"
chevron_right
Moreno ve desleal y error las críticas de Vox a Salvamento Marítimo